La cruzada de Leo


Una plática exclusiva con Leonardo DiCaprio.


POR Staff Rolling Stone México  



Leonardo DiCaprio está en el momento más emocionante de su vida… pero lo que él quiere es salvar el planeta.

Por Stephen Rodrick.

Los padres de Leonardo Wilhelm DiCaprio colgaron una pintura sobre su cuna, durante los años setenta, en el barrio al este de Hollywood donde vivían. La pintura no mostraba a Pedro Conejo o a Jorge el Curioso. No, era una reproducción de “El jardín de las delicias”, pintura de tres paneles del artista holandés Hieronymus Bosch (el Bosco), que retrata una descripción distópica del Edén, el cual es perdido y posteriormente encontrado.

Es uno de los recuerdos más tempranos de DiCaprio. “Literalmente ves cuando a Adán y Eva les es concedido el paraíso”, dice DiCaprio, sus ojos azules se asoman tras las gafas oscuras en un restaurante de Miami Beach. Acaba de ser entrevistado sobre una película que está haciendo sobre el cambio climático. (Are We Fucked?). Ya ha estado en India y Antártica, y ahora mismo no está lejos del lugar donde, se dice, una vez se retiró de un club nocturno acompañado de todas las chicas que estaban en la sección VIP. Todo eso, de acuerdo con DiCaprio, podía inundarse y desaparecer.

BANNER CONT 153




comments powered by Disqus