La furia de Tom Morello continúa


Tom Morello, guitarrista de Rage Against the Machine, habla acerca de su proyecto solista The Nightwatchman, entre otras cosas más


POR Staff Rolling Stone México  



Tom Morello, guitarrista de Rage Against the Machine, habla acerca de su proyecto solista The Nightwatchman, entre otras cosas más

¿Quién es The Nightwatchman? ¿Un cantante de protesta? ¿Un Dios de la guitarra del rock alternativo? ¿Un ‘geek’ de Harvard? ¿Un héroe de la clase media? ¿Todas las anteriores?

Por Josh Eells

x_zach_de_la_rocha_tom_morelloCon Rage, Tom Morello estableció un patrón para el hard rock en las últimas dos décadas, pero en la actualidad, se le ha conocido más por su activismo; por su organización en pro de la justicia que ha reunido a muchos músicos de alto renombre para unirse a la batalla en contra del racismo y pobreza y su alter-ego acústico, The Nightwatchman, cuyo cuarto álbum, World Wide Rebel Songs, ya está a la venta y por sus apariciones en protestas y rallies para apoyar a la Unión desde Wisconsin hasta Hamburgo.

Su pensamiento político se encuentra entre Nader y Trotsky. Le sorprende que no hayan “disturbios  en las calles” y dijo que “es una locura que la gente en este país (EE.UU.) se moleste cuando los oprimidos recurran a la violencia para alcanzar su libertad”. Las letras incendiarias de Rage, los shows demagógicos y el apoyo a causas controversiales como al condenado asesino de policías Leonard Peltier y los rebeldes del Sendero Luminoso de Perú, fueron motivos para que los censurara SNL y fueran boicoteados por la Orden Fraternal Policiaca. Pero comiendo sushi en el sillón de su casa, ve 30 Rock, lee los libros de Malcom Gladwell, y ayuda al intelecto de sus hijos tocando un poco de Bach y Mozart.

En 1987, mucho antes que su hijo tocara en Rage, fundó una organización llamada Padres a Favor del Rock y Rap, para oponerse la cruzada procensura de Tipper Gore, Tom creció leyendo a Huey Newton y Mother Jones, y una de las primeras canciones que escribió se tituló “Salvador Death Squad Blues” y recuerda su exitoso ensayo para aplicar a HarvardAnarchist Manifesto”.

Al mismo tiempo, Morello era un nerd, leía comics, veía Star Trek, jugaba Dungeons & imgTomMorello2Dragons, también estaba en el club de teatro y hasta estuvo en la puesta escénica de Sueño de una noche de verano, en donde usó mallas y encarnó a Oberon, rey de las hadas. “Mi pasaporte geek necesita más páginas”, bromea.

En Harvard, Morello logró su causa apartheid. Escribió su tesis sobre los movimientos estudiantiles en Sudáfrica, después de descubrir que la universidad tenía muchas inversiones ahí, ayudó a construir albergues temporales en las instalaciones de Harvard para abogar por la desinversión. Trató de unirse al Congreso Africano Nacional (partido político de Nelson Mandela), pero no pudo descubrir cómo obtener la membresía.

Morello empezó a tocar la guitarra cuando tenía 17 años, pero no fue hasta la universidad que lo tomó en serio; muy en serio. “Tocaba hasta las cuatro o cinco de la mañana, todas las noches”, dice, “era como tener el trastorno obsesivo-compulsivo. No descansaba, practicaba los 365 días del año, sin importar que estuviera enfermo o tuviera examen en la mañana, tenía que practicar mis cuatro o seis horas”.

Solía ser un anarquista, “pero ahora he cambiado de dirección”. Ahora es un progresista radical, “que apoya a los trabajadores, que apoya los derechos humanos, los derechos de los inmigrantes, los derechos ambientales y de los animales. Si existe la estrella guía del Norte, sería como ‘Siempre ponte del lado de los pobres y oprimidos, en una manera intransigente como sea posible’”.

BANNER CONTENIDO 2 NOV



comments powered by Disqus