La princesa está en las estrellas


Carrie Fisher luchó contra las drogas, fama y ansiedad. Estuvo casada con Paul Simon y falleció el pasado 27 de diciembre. Aquí una de sus últimas entrevistas.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Andy Greene

Carrie Fisher fue la princesa de todos. Leia luchó para encontrar a su hijo y soportar muchas pérdidas cercanas en la saga cinematográfica de Star Wars. Aventuras en el espacio con las que Fisher conoció las dos caras del éxito. “La mejor parte del éxito es el dinero, los viajes y las personas que conoces. Eso es algo que diría la escritora Dorothy Parker. Pero seré directa: La peor parte es ser criticado. Las cosas las toman fuera de contexto. Ahora, con el internet, eres tu peor enemigo. No soy alguien que sólo puedes mirar”.

Tienes suerte de que ser famosa antes de Twitter y TMZ.
Estoy muy feliz. Aunque nunca fui una persona privada, siempre he controlado lo que hay allá afuera. En comparación con ahora, tenía muchos más secretos.

Eres de Beverly Hills. ¿Cuál es la cosa más Beverly Hills de ti?
Manejo un Tesla. Hago mucho shopping. Me gusta verme como una coleccionista de cosas, pero es más compulsivo que eso. Así que es el shopping. Y el colágeno.

¿Cuál era tu libro favorito cuando eras niña, y qué dice sobre ti?
Era una chica extraña. Me gustaba Truman Capote y estaba obsesionada con Dorothy Parker. Quería ser como ella. Estaba enamorada de las palabras y me salvaron de muchas cosas. Los libros fueron mi primera droga. Me llevaron lejos de todo.

BANNER CONTINÚA LEYENDO 165



comments powered by Disqus