La rapsodia trágica de Queen


Dramático, brillante y excesivo. Jamás ha existido otra banda como Queen, ni otro intérprete como Freddie Mercury


POR Staff Rolling Stone México  



Dramático, brillante y excesivo. Jamás ha existido otra banda como Queen, ni otro intérprete como Freddie Mercury

Por Mikal Gilmore

Fue un renacimiento totalmente inesperado. desde el momento en que Freddie Mercury y los otros miembros de Queen –el guitarrista Brian May, el baterista Roger Taylor y el bajista John Deacon– tomaron el escenario en el Wembley Stadium de Londres el 13 de julio de 1985 durante el histórico concierto Live Aid, el grupo se impuso. Mercury comenzó por sentarse al piano, tocando la extraña y hermosa “Bohemian Rhapsody”, con un público de 72 mil cantando las letras como si hubieran esperado todo el día por ese momento. Las cosas aumentaron en proporción desde ahí. Mercury tomó el micrófono mientras la banda daba paso a “Radio Ga Ga”, y la multitud respondió aplaudiendo y levantando los puños, al tiempo que el cantante los guiaba con su magnífico rugir. Algunas personas encontraron la oleada de gente un tanto aterradora: Tanto poder azuzado por una sola banda y una sola voz.

Que Queen se convirtiese en algo tan grande resultó una sorpresa para casi todos. Parecían haber hecho de todo. Tras su épico álbum de 1975, A Night at the Opera, habían acumulado hit tras hit en un rango estilístico por demás amplio: Desde el pop barroco hasta el hard rock, disco, rockabilly y funk. Para mediados de los años ochenta, su destino cambió, en parte porque muchos fans tenían problemas aceptando la presunta homosexualidad de Mercury. Pero la aparición en Live Aid evidenció todo lo extraordinario de Queen, su virtuosismo, su dominio del escenario… y dejó al público queriendo más. Años después, diría May: “Todo se lo debíamos a Freddie. El resto de nosotros tocábamos bien, pero Freddie lo llevó a otro nivel”.

Hoy, a casi 23 años de la muerte de Freddie Mercury a causa de bronconeumonía (consecuencia del SIDA), el legado de Queen como una de las más grandes y controversiales bandas de rock todavía es inseparable de su figura. Queen comienza y termina con Freddie Mercury. Él encarnaba la identidad de la banda, sus triunfos y fracasos. Pero en un inicio, Freddie Mercury no existía.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus