La reinvención radical de U2 en vivo


La banda ha descartado sus más grandes éxitos a favor de canciones menos conocidas. Detrás de un espectáculo en estadio para fans incondicionales.


POR Andy Greene  



Foto: cortesía de U2star.com

Antes de empezar los ensayos para su gira de 2018, Experience + Innocence, U2 tomó una audaz decisión: su nuevo show no podía incluir ni una sola canción de The Joshua Tree, el clásico de 1987 que ha sido la columna vertebral de sus conciertos por tres décadas. La banda se había pasado tocando el álbum durante 2017 –el cual incluye “Where the Streets Have No Name” y “I Still Haven’t Found What I’m Looking For”– sin parar en estadios. “Hasta aquí hemos llegado”, dice el bajista Adam Clayton. “Si realmente querían esas canciones, lo hicimos. Se acabó. Ya lo superamos”.

El reinicio ha ayudado a U2 a lanzar una de las giras más radicales de todos los tiempos –especializada en tecnología y que recorre las esquinas desconocidas de su catálogo, junto con la mayor parte de Songs of Experience del año pasado. “Esta gira es para fans de nuestro más reciente trabajo”, dice el guitarrista The Edge, “los fans más comprometidos que realmente escuchan todo y se dirigen hacia los nuevos álbumes –y eso está bien”.

El show es una secuela de su gira Innocence + Experience de 2015, utilizando la misma pared masiva de video que divide una arena a la mitad. Pero mientras el tema de la gira estaba centrado en los primeros días de la banda en Dublín a mediados de los años setenta, el nuevo espectáculo es una travesía más oscura a través de la segunda mitad de la vida de Bono. Eso está claro en la primera canción “Love Is All We Have Left”. Bono canta solo la nueva canción, caminando por una pantalla mientras una voz incorpórea emite órdenes como “inhala” y “exhala” –instrucciones dadas a los pacientes ingresando a una máquina de tomografía por resonancia magnética.

Es aparentemente una alusión al misterioso encuentro con la muerte que le inspiró algunas letras en el nuevo álbum. Es un comienzo diferente al de la gira de 2015, donde la banda tocaba un mini set de sus primeras canciones en el escenario principal. “La última vez salimos como una banda de punk y tocamos 25 minutos de rock & roll”, dice The Edge. “Esto es lo opuesto a eso. Es un inicio muy tranquilo y meditativo”.



comments powered by Disqus