La sangre llama


‘Forsaken’ reúne a Kiefer y Donald Sutherland en un provocador western.


POR Valeria Villegas  



Hace mucho que Kiefer Sutherland dejó de leer las reseñas de las cintas que protagoniza. “Realmente no suelo leer reseñas con frecuencia. Creo que aprendí muy pronto en mi carrera que si te crees las que son muy buenas también tienes que creerte las muy malas, así que me alejé de ellas. Pero ciertamente, hemos llevado este filme a una serie de festivales, he tenido la oportunidad de platicar con varias personas después de las proyecciones y su respuesta ha sido extraordinaria”, afirma con su característica y determinante voz. Sutherland se refiere a Forsaken, cinta en la que explora sus posibilidades histriónicas para el western y será lanzada en blu-ray y DVD durante este mes. En ella, el actor que se adueñó de nuestra atención y nos hizo pasar horas frente al televisor con su interpretación de Jack Bauer en la cardiaca 24 cambia las amenazas terroristas por una historia de redención.

Para Forsaken, película ambientada en la segunda mitad del siglo XIX, Kiefer Sutherland encarna a John Henry Clayton, un desencantado pistolero que se ve obligado a volver al lugar que una vez dejó no sólo para auxiliar a su comunidad -que se ve amenazada por un grupo de avariciosos sujetos que buscan adueñarse de las tierras a como dé lugar-, sino también para confrontar su pasado y reparar la tensa relación con su padre, el Reverendo William Clayton, interpretado por nada más y nada menos que Donald Sutherland.

BANNER 1 SEPT




comments powered by Disqus