La segunda oportunidad de Faith No More


El épico regreso de Faith No More, los rockeros más innovadores de los años noventa.


POR Staff Rolling Stone México  



Faith no more

El épico regreso de Faith No More, los rockeros más innovadores de los años noventa.

Por Christopher R. Weingarten

“¡Hola, Cleveland!”, grita el líder de Faith No More, Mike Patton, dirigiéndose a nadie en particular durante su presentación en el PNE Forum de Vancouver. Recientemente, los cinco miembros de Faith No More –todos ellos vestidos de blanco– emprendieron su primer tour norteamericano en 17 años. La preparación para este show se ha extendido hasta el último minuto: Los integrantes aún se encontraban afinando detalles vocales durante el soundcheck. Además, no estaban seguros de cómo tocarían la parte de los teclados en la nueva canción,
“For the Dead”, ya que el track también requería que el tecladista Roddy Bottum rasgara una guitarra acústica. Propusieron una solución: Que uno de los técnicos tocara enfundado en un disfraz de mono.

El hecho de que Faith No More esté aquí es un tanto sorprendente. La banda de San Francisco implotó en 1998 después de enfrentarse a problemas con la disquera, pleitos internos y los retos que implica ser uno de los grupos más idiosincráticamente artísticos que llegaron a la fama durante el climax del rock alternativo. Antes de que Nirvana y Pearl Jam estallaran, Faith No More tuvo un hit del Top 10 con “Epic”, una ambiciosa fusión de metal, funk y hip hop que sugería que en el rock sucedía algo más grande que el hair metal. El bajista de Nirvana, Krist
Novoselic
, diría más tarde que Faith No More “abrió el camino” para el éxito de su banda.

Pero después de que The Real Thing, de 1989, y que incluía “Epic”, obtuvo el platino, parecieron hacer todo lo posible para asegurarse de que eso no volviera ocurrir. Su próximo disco, el manifiesto avant metal Angel Dust, era una pieza enigmática abundante de sampleos que un reseñista describió como “probablemente el seguimiento menos comercial de un disco exitoso”. A eso siguió un cover a la balada de pop suave “Easy” de The Commodores, una movida divertidamente contraria a la angustia característica del grunge. Los intereses corporativos de Faith No More murieron rápidamente.

BANNER CONT 1145


 



comments powered by Disqus