La vida de ensueño de Rivers Cuomo, líder de Weezer


Cómo la paternidad, la terapia Freudiana y Tinder le devolvieron la onda.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Erik Hedegaard

Rivers Cuomo se pasea por muelle de Santa Mónica con las manos en los bolsillos de sus jeans negros entallados, una sudadera oscura, delgado, un tanto bajito y, a menos de que seas fan de hueso colorado de Weezer, imposible de reconocer como el frontman de los gigantes noventeros del rock nerd, leyendas emo y responsables de ingeniosos temas como “Undone – The Sweater Song”, “Buddy Holly” y “The Good Life” en los primeros dos discos del grupo, The Blue Album y Pinkerton, un disco más confesional lanzado en 1996.

Posteriormente, y durante las últimas dos décadas, la banda osciló entre la negativa ante la añoranza por la magia de sus inicios y una actitud de no importarles un pepino, dependiendo de las veleidades del hombre a cargo.

Ahora, con 45 años, está casado y tiene dos hijos –una hija de nueve años y un hijo de tres.

BANNER CONT 157




comments powered by Disqus