La voz solitaria


Stevie Nicks habla sobre cumplir 70 años, qué aprendió mientras luchaba contra el Klonopin y cuándo volverá con Fleetwood Mac.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Facebook Stevie Nicks

Por Andy Greene

Stevie Nicks siempre ha estado rodeada de éxito, ha trabajado duro a lo largo de los años, pero siempre hay imprevistos que la hacen reflexionar. “Tengo una frase que dice: ‘sigue y no pares’. Asisto a mi clase de vocalización. Tengo muchos amigos de la prepa o de la universidad que quieren verme cuando ofrezco algún show en su ciudad, pero necesito descansar para los conciertos. Me rompe el corazón pero, ¿qué viene primero? Jamás pondría en riesgo lo que hago. Ese ha sido mi mantra toda la vida: No pongas en peligro mi show”.

¿Quién es tu héroe?
Michelle Obama. Emana un pronóstico optimista, favorable. Pudo mudarse a la Casa Blanca con hijos y aún así hacer un gran trabajo, seguramente fue difícil. Después de pasar dos semanas con mi familia de vacaciones, tiempo que fue largo y emocionalmente retador, estoy segura que fue caótico para ella. Es la personificación de sabiduría.

¿Qué consejo le darías a tu yo del pasado?
¿Qué te parece a mi yo de 40 años?. En aquel entonces acababa de salir de la clínica Betty Ford después de vencer a la cocaína. Todos mis encargados de negocios me trataban de convencer en ir con quien supuestamente era “el encantador entre los psiquiatras”. Ese hombre fue quien me recetó Klonopin [medicamento comúnmente usado para tratar el insomnio]. Aquel fue el hombre que me hizo subir más de 20 kilos. Se robó ocho años de mi vida. Tal vez me hubiera casado o hubiera tenido un hijo. Quizás hubiera grabado tres o cuatro buenos discos con Fleetwood Mac. Era el punto álgido de mi vida y me lo robó, ¿y sabes por qué? Me dejé llevar por lo que los demás pensaban. Así que le diría a mi yo de 40 años: “No escuches a nadie más, tú misma sabes qué es lo mejor para ti”.

BANNER LEYENDO 167



comments powered by Disqus