Las desventuras de un pelotón olvidado


‘Corazones de hierro’ representa la más reciente aventura íntima de Brad Pitt.


POR Staff Rolling Stone México  



‘Corazones de hierro’ representa la más reciente aventura íntima de Brad Pitt.

Por Óscar Uriel

Brad Pitt tiene una actitud un tanto sosegada, esto a pesar de que hace escasos dos días había contraído nupcias con su pareja, Angelina Jolie, en uno de los actos más encubiertos para reporteros de tabloides. A pesar de esto, existe un aire de quietud en el ambiente, probablemente porque el elenco y director de Corazones de hierro continúan manteniendo ese rigor y disciplina que se requieren al rodar una complicada cinta bélica.

Llamar una “película de guerra” a Corazones de hierro probablemente resulte un imperdonable atropello, pues la cinta dirigida por David Ayer (responsable de la estupenda Último turno) va más allá de la típica cinta bélica. Se trata de un coming of age ubicado en el alba de la Segunda Guerra Mundial, en donde Don Collier (Brad Pitt), sargento del ejército de los Aliados, recluta un último afiliado a su pelotón, un jovencito novato de nombre Norman Ellison (Logan Lerman) quien hasta ese momento se había desarrollado más como mecanógrafo que como soldado.

“Definitivamente con esta película hubo un progreso en mi carrera como productor. Aprendí mucho en esta experiencia. En verdad, así fue. Lo mejor que le puede suceder a un actor es descubrir algo totalmente nuevo. Lo que gana un artista es ese aprendizaje de sí mismo y del mundo; esta experiencia fue una de esas. Creo que puedo hablar en nombre de todos los que trabajamos en Corazones de hierro.

“Al final terminé reconociendo que soy un mejor padre de familia gracias a esta película”, confiesa Brad Pitt en una entrevista exclusiva concedida en el Museo del Tanque, situado a las afueras de Londres. Pitt parece estar más que complacido con el resultado de Corazones
de hierro
; de hecho, nos da la impresión que se trata de uno de esos proyectos personales en los que los involucrados participan más por
ideología y principios que por mero asunto laboral. Paradójicamente, este trabajo coincidió con el rodaje de otra cinta con temática similar,
la cual es dirigida por su esposa, Angelina Jolie, titulada Unbroken. Este incidente resultó algo excepcional tomando en cuenta que cada uno agenda sus compromisos con el objetivo de que el otro pueda cuidar de su extensa familia.

“De hecho fue una experiencia agradable. Por lo general no trabajamos de forma simultánea, de esa manera hemos armado nuestros respectivos calendarios de trabajo. Sin embargo, por una situación circunstancial, terminamos rodando casi al mismo tiempo. Mientras estudiaba el panorama europeo, ella se veía inmersa en el del Pacífico. Investigaba acerca de tanques mientras que ella averiguaba sobre barcos bombarderos, fue divertido para los dos. Pero en el terreno de las consecuencias de guerra en los soldados, la cinta de Angie es por demás inspiradora, es una historia de triunfo del espíritu”, añade Pitt.





comments powered by Disqus