Los secretos de Paris Jackson


En su primera entrevista a profundidad, la hija de Michael discute el dolor de su padre y el haber encontrado paz después de corazones rotos y adicciones.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Instagram Paris Jackson
Foto: Instagram Paris Jackson

Por Brian Hiatt

Paris-Michael Katherine Jackson está admirando un cadáver famoso. “Esa es Marilyn Monroe”, susurra. Está de frente a una pared cubierta con explícitas fotos de autopsias. “Y ese es John F. Kennedy. No creo que puedas encontrar esto en internet”. Una tarde de jueves, Paris se encontraba recorriendo los pasillos del Museo de la Muerte, un laberinto localizado en el Hollywood Boulevard. No es poco común que los visitantes sientan que van a desmayarse después de admirar las fotografías de decapitados o memorabilia que solía pertenecerle a asesinos seriales. Pero aún conserva indicios de las facetas góticas que la acompañaron durante su adolescencia, por lo que la situación no parece inquietarle demasiado.

Paris Jackson cumplió 18 años en abril. El convivir con ella devela rasgos de una persona mucho mayor en ocasiones, otras tantas de alguien mucho más joven, habiendo vivido una vida en la que se contraponía o un escondite absoluto, o una exposición agonizante.

Es una chica del siglo XXI en toda la extensión de la palabra, su sentido de la moda en el que se mezclan el punk y lo hippie, se acompaña de gustos musicales que no conocen limitaciones (sus tenis han sido decorados con letras de Mötley Crüe y de Arctic Monkeys, además está obsesionada con Alice Cooper y Butch Walker, pero también disfruta desde escuchar Nirvana hasta Justin Bieber). Es, además de todo, la hija de su padre. “Básicamente, como persona, es exactamente lo que mi padre era”, asegura su hermano mayor, Prince Michael Jackson. “Lo único que es diferente es su género y su edad. Paris es similar a él en todas sus fortalezas, así como en casi todas sus debilidades. Es pasional y muchas veces la emoción oscurece su juicio”.

BANNER LEYENDO 166 165



comments powered by Disqus