Los secretos de The War on Drugs


El nuevo álbum de The War on Drugs, ‘A Deeper Understanding’, está siendo aclamado como uno de los mejores discos de rock del año. Es un éxito sorpresivo para la banda, quienes pasaron mucho tiempo en la escena independiente. Adam Granduciel, líder del grupo, comparte los sonidos que hay detrás de su psych rock.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Kory Grow

Warren Zevon
A final de 2015, Granduciel se mudó de Filadel a a Los Ángeles, en donde redescubrió a la leyenda musical Warren Zevon. Durante sus largos viajes al estudio, Granduciel constantemente escuchaba “Accidentally Like a Martyr” de 1978, un diario sobre la soledad que viene después de una relación. Cita las líneas simples pero profundas de Zevon como: “The hurt gets worse and the heart gets harder” y “something that I’ll try to achieve forever”. Granduciel tenía esa canción en la mente cuando escribió “You Don’t Have to Go”, que también habla sobre corazones rotos. “Sólo tuve que cantar y no preocuparme por revelar demasiado. Se sintió al desnudo”.

Bruce Springsteen
Granduciel habla sobre Springsteen como una gran influencia, desde sus letras hasta su ética en el trabajo. El año pasado, Granduciel tuvo una pequeña obsesión con Ghost of Tom Joad y se enamoró de narrativas como “Highway 29”, que habla de un amorío que se torna violento. “Parece que se tardó toda una vida en cada canción”, asegura. “Trabaja para construir historias. Eso me hizo seguir insistiendo”.

Talk Talk
Antes de llegar al estudio, Granduciel leía Are We Still Rolling? de Phill Brown, en el que describe las cansadas sesiones en el estudio de Talk Talk mientras grababan los clásicos de la banda de new wave británico, Spirit of Eden (1998) y Laughing Stock (1991). El método prueba y error de dicha agrupación animó a Granduciel a enfrentar riesgos, como tocar la armónica a través de una bocina Leslie. “Estábamos siguiendo el espíritu de una banda como esa, la que se hizo de un nombre por obsesionarse con ese tipo de perfección”.



comments powered by Disqus