Más vale ahorrar


Momentos tensos que unen a Ridley Scott con Mark Wahlberg, Michelle Williams y la sustitución de Kevin Spacey en ‘Todo el dinero del mundo’.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Rogelio A. Guaz

Durante los años setenta, en las afueras de Roma, el piso superior de una fábrica de automóviles se ha convertido en las o cinas del periódico italiano Il Messaggero. Grandes y viejas máquinas de escribir cubren los escritorios, mientras que las paredes están adornadas con portadas enmarcadas de ediciones pasadas. La descripción de este meticuloso diseño es para Todo el dinero del mundo, la nueva película del aclamado director Ridley Scott.

Escrita por David Scarpa e inspirada en acontecimientos históricos, la cinta narra el impactante secuestro de John Paul Getty III, nieto del magnate del petróleo J. Paul Getty.

Paul secuestrado a sus 16 años, el hecho se convirtió en noticia mundial ya que los secuestradores exigían 17 millones de dólares por regresar a Paul, rescate que el multimillonario Getty se negó a pagar.

Aunque Ridley Scott, desde un principio había querido a Spacey en el papel del multimillonario John Paul Getty, semanas antes de su estreno, el estudio responsable de esta producción y el mismo director, decidieron sustituir las escenas donde aparecía Spacey por todos los escándalos mediáticos en los que se vio involucrado. “Es crucial para asegurar que las desafortunadas acusaciones contra un actor de reparto no socaven una película sobre la que otros 800 actores, escritores, artistas y equipo trabajaron incansable y éticamente durante muchos años”, se mencionó en un comunicado oficial de la distribuidora. El actor, quien ahora dará vida al magnate es Christopher Plummer. El rodaje tuvo lugar en Inglaterra y Jordania, donde se reunieron el director, los productores y a algunos de los actores como Mark Wahlberg (Fletcher Chase) y Michelle Williams (Gail Harris).

¿Qué les intrigó sobre la historia de Todo el dinero del mundo?
David Scarpa: Estaba buscando una historia sobre el dinero y el poder que tiene sobre nosotros. Yo ya sabía un poco sobre el secuestro de Getty, pero cuando me enteré de que J. Paul Getty se había negado a pagar el rescate de su nieto, me di cuenta que era un retrato que invierte todas las convenciones del género de secuestro. Esta es una historia en la que la crisis es aparentemente fácil de resolver, en donde una la familia tiene todo el dinero que necesitan para rescatar a su hijo, pero el problema no es resolver un crimen, sino un defecto digno de Shakespeare en el personaje de Getty, quien es incapaz de despojarse del dinero, aunque sea para salvar a su nieto. Esa es la verdadera trama de película.



comments powered by Disqus