México es rock progresivo


King Crimson presenta su Radical Action Tour en la Ciudad de México. Tony Levin nos contagia su emoción.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Jorge R. Soto

Tony Levin, músico de enorme talento y versatilidad, ha tocado en 500 álbumes de artistas de épocas y géneros diversos. Actualmente participa en la gira Radical Action Tour de King Crimson, que ofrecerá cinco conciertos en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México [14, 15, 16, 18 y 19 de este mes].

Esta vez, King Crimson incluye ocho integrantes, entre ellos tres bateristas. Sobre la experiencia de tocar el bajo en esta agrupación, Levin menciona que “es muy complicado. Típico de King Crimson, en donde no hacemos las cosas de forma fácil. Los tres bateristas no tocan la misma parte, se han coordinado de forma elaborada. Es fascinante verlos. Por ello los colocamos al frente en el escenario. Es difícil describir cómo en una sola pieza se reparten las partes de la batería. Hace unos años, cuando surgió la idea, yo estaba muy preocupado porque pensé que no habría espacio para tocar el bajo, pero decidí intentarlo. Ahora toco un poco más, pero he tenido que hacer algunos ajustes. Son cosas que aprendes conforme más las ejecutas”.

Tony Levin utiliza el Chapman Stick en los conciertos de King Crimson. “Es un instrumento muy interesante. Tiene seis cuerdas de guitarra y seis de bajo, con una salida en estéreo. Puedes hacerlo sonar tocándolo o pegándole, puedes ejecutar la parte de la guitarra o la del bajo. Empecé con él en el álbum Discipline (1981), también en uno de Tom Waits. Con King Crimson toco el bajo porque hay muy buenos guitarristas. Sin embargo, en mi banda Stick Men, desempeño ambos roles. En los conciertos del Metropólitan tocaré algunas piezas con este instrumento, también con el bajo eléctrico y el electric upright bass que tiene un sonido más acústico”.



comments powered by Disqus