Mientras el mundo arde…


Cómo las grandes compañías de petróleo y carbón montaron una de las campañas de presión más agresivas en la historia para bloquear cualquier avance en el calentamiento global…


POR Staff Rolling Stone México  



Cómo las grandes compañías de petróleo y carbón montaron una de las campañas de presión más agresivas en la historia para bloquear cualquier avance en el calentamiento global...

Cómo las grandes compañías de petróleo y carbón montaron una de las campañas de presión más agresivas en la historia para bloquear cualquier avance en el calentamiento global
Por Jeff Goodel

a4d5d9a9a23b994a3738b54aa3f01f33Este suponía ser el momento de transformación en el tema del calentamiento global, la punta de lanza para que EE UU le probara al mundo que el capitalismo tiene conciencia, que se toma en serio el destino del planeta. De acuerdo al guión, el Congreso norteamericano aprobaría una ley comprometiendo a EE UU a hacer grandes cortes en las emisiones de carbono. El presidente Obama llegaría a Copenhague, a la reunión del cambio climático, armado con la moral y el capital político que necesitaba para retar al resto del mundo a hacer lo mismo. Después de todo, ¿no era este el tipo de movimientos atrevidos lo que los noruegos anticipaban luego de otorgarle el Premio Nóbel de la Paz

dealComo sabemos, no fue así. Obama llegó a Copenhague sin legislación alguna que comprometiera a EE UU a reducir la contaminación de carbono. En vez de llegar a un acuerdo, la reunión recayó en una discusión acerca de quién carga la culpa por aumentar la temperatura. Una vez más, el mundo perdió la oportunidad de evitar el desastre y es posible que la tardanza tenga consecuencias mortales. Nuestra respuesta colectiva a la catástrofe emergente raya en el suicidio.

chimeneas_fabricasLos líderes mundiales han hablado de abordar el tema del cambio climático por cerca de 20 años, sin embargo, las emisiones de carbono siguen subiendo. “Estamos en una carrera contra el tiempo”, dice el diputado demócrata norteamericano Jay Inslee, quien ha peleado por fuertes reducciones en la contaminación del planeta. “La madre naturaleza no espera a que logremos ponernos de acuerdo”. De hecho, nuestra falla en confrontar el calentamiento global es más que simple incompetencia política.

petroleo2A lo largo del año pasado, las corporaciones e intereses especiales responsables del cambio climático, libraron una guerra para evitar que el Congreso estadounidense liberara el tema de la contaminación de carbono a tiempo para Copenhague. Las industrias petroleras y de carbón desplegaron un ejército de expertos en cabildeo, gastaron millones en estudios engañosos y se metieron en una decepción al instante para descarrilar la legislación climática. “Fue la más agresiva y corrupta campaña de presión que he visto”, dice Paul Bengala, un veterano consultor demócrata.

CONTENIDO completo



comments powered by Disqus