Miguel, el maduro; Bosé, el creativo


Confiesa que cada vez es más tolerante y condescendiente. Hace tiempo que renunció a su propósito de intentar cambiar a alguien; ahora prefiere asumirse. Le llama madurez.


POR Natalia Cano  



El español afirma que esa sensatez no sólo le ha ayudado en su vida como Bosé –como le gusta autodenominarse para referirse a su faceta como astro musical y diferenciarse de Miguel, la persona–, también fue el motor que lo impulsó para traspasar el sonido del pop electrónico y new wave que ha caracterizado a su música desde hace cuatro décadas a una versión acústica para el famoso programa MTV Unplugged. “Cuando te asumes te da una risa, porque te ves y piensas: ‘¡No es posible, soy un desastre! ¡Soy una calamidad!’. Soy una especie de catarsis de sinceridad, de franqueza y entonces nada es tan terrible”, dice el cantante entre risas. “Muchos me preguntaban que cuándo haría un MTV Unplugged, y pensaba que las cosas debían estar maduras para que sucedieran. También porque ya estoy viejo”, agrega el cantautor de 60 años.

Bosé se muestra relajado. Su día comenzó a primera hora de la mañana con una multitudinaria rueda de prensa en un lujoso hotel de la Ciudad de México, y posteriormente una ajetreada agenda de entrevistas. Al caer la tarde, la garganta del cantante muestra los estragos de la intensa jornada, pero a diferencia de otras ocasiones, esta vez su buen humor no desaparece. “Llega un momento en el que las cosas a lo mejor tienen el valor que debieron tener siempre, pero que antes no las sentías ni las concebías así”, explica.

BANNER CONTINUA LEYENDO 164



comments powered by Disqus