Murmullos del Honky Tonk: Días de coñac y cocaína


Llega al español la biografía de Pete Townshend, de The Who.


POR Staff Rolling Stone México  



Llega al español la biografía de Pete Townshend, de The Who.

Por @Jordi Soler
Ilustración: Jesús Sánchez.

El legendario Pete Townshend acaba de publicar, en español, su tumultuosa biografía (Who I Am, Malpaso, 2014). En sus páginas vemos la escandalosa metamorfosis de un adolescente tímido, inseguro y taimado que se reconvierte, gracias a la alquimia de The Who, en el príncipe del exceso y de la relación sentimental compulsiva. Digo que es el príncipe porque el rey, como estaremos todos de acuerdo, era Keith Moon, el baterista del mismo grupo que, en una de sus cúspides festivas, metió su automóvil a la alberca del hotel Holiday Inn. Digo que es el príncipe porque sigue vivo y sobrio, mientras que el rey murió ahogado en su propio vómito

De todo lo que nos cuenta voy a rescatar un episodio durante la gira de 1979, cuando el manager de The Who, temiendo que la banda volara en pedazos, le quita a Townshend su arsenal de cocaína y su caja de coñac Rémy Martin, que era su bebida predilecta. Esto sucedió en Berna y Pete, desasosegado, se echó a caminar por las calles de la ciudad, y después por los bosques de Suiza.

Cuando regresó al hotel, la banda ya se había ido a la siguiente ciudad, y un tal Wiggy lo esperaba en el vestíbulo con una botella de coñac, un frasco de cocaína y una sonrisa victoriosa. A partir de ese momento, el príncipe entra en una espiral drogota que durará varios años y dejará la productiva estela de dos álbumes, la consolidación de su carrera solista, un montón de amoríos tormentosos, varios momentos miserables con su mujer y con sus hijos y una borrachera freudiana con su madre.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus