Murmullos del Honky Tonk: Entre la ficción y el biopic


El siempre original Nick Cave se ha dejado seducir para ser el personaje de una película


POR Staff Rolling Stone México  



El siempre original Nick Cave se ha dejado seducir para ser el personaje de una película

El siempre original Nick Cave se ha dejado seducir para ser el personaje de una película, mientras que el siempre polémico Michel Houellebecq, para salir en una película, se ha inventado un personaje

Por @Jordi Soler

La del músico australiano se llama 20,000 Days on Earth (20,000 días en la Tierra) y la del escritor francés, L’Enlèvement de Michel Houellebecq (El secuestro de Michel Houellebecq). Las dos, curiosamente, fueron estrenadas en 2014, y pertenecen a un género que va a caballo entre la ficción y el biopic, un género híbrido que, al final de la película, deja al espectador con la sensación de que así, y no si la película hubiera sido un biopic de verdad, has conocido, más y mejor, a Cave y a Houellebecq.

De Nick Cave no hace falta decir nada, cualquier lector de Rolling Stone debe conocer las hazañas musicales del maestro. Del escritor diremos que es autor de novelas estupendas como Las partículas elementales, Plataforma o El mapa y el territorio, y la película que protagoniza es la de su supuesto secuestro, que llevan a cabo unos inverosímiles maleantes. Durante el tiempo que dura su secuestro, Houellebecq habla de sus libros y de su proceso de escritura, y aprovecha para hablar de sus filias y sus fobias literarias, o de su muy particular visión de Occidente y, sobre todo, aprovecha su encierro para leer y beber. En cierto momento de la película, convence a sus secuestradores de que le alquilen una prostituta.

La película, dirigida por Guillaume Nicloux, es en realidad una muestra de la cotidianidad de este escritor que ha dedicado los últimos años a escribir novelas estupendas, llenas de elogios al hard sex y de insultos al mundo islámico, y también a su famosa dipsomanía que lo hace verse, a los cincuenta y tantos, como un viejo de 80.





comments powered by Disqus