Murmullos del Honky Tonk: Sinatra Jr. y las rubias pegajosas


Jordi Soler nos habla de rubias pegajosas, políticos zalameros, mafiosos desviviéndose para que Sinatra Jr. les dedicara una canción


POR Staff Rolling Stone México  



Jordi Soler nos habla de rubias pegajosas, políticos zalameros, mafiosos desviviéndose para que Sinatra Jr. les dedicara una canción

Rubias pegajosas, políticos zalameros, mafiosos desviviéndose para que les dedicara una canción, una vida, en suma, de tormento, delicia y dispersión.

Por @Jordi Soler

Franklin Wayne es hijo de Frank Sinatra y hermano de Christina y de Nancy, aquella exitosa cantante de un hit que interpretaba con su papá, “Something Stupid” (1967), y de otro en solitario, “These Boots are Made for Walking” (1966).

Más o menos en la misma estela, buscando un dúo con su famoso padre, Franklin Wayne se lanzó a cantar y, según dicen, no lo hacía mal, pero a su padre, que era el cantante del siglo, no le hizo ninguna gracia la inquietud de su hijo. Incluso, trató de desalentarlo, de hacerle ver los peligros que acechaban a un cantante de su estatura, a saber: Rubias pegajosas, políticos zalameros, mafiosos desviviéndose para que les dedicara una canción, una vida, en suma, de tormento, delicia y dispersión.

Pero a Franklin Wayne no le asustaban los mafiosos y más bien se pirraba por las rubias pegajosas, así que a los 19 años se embarcó en una gira modesta, sin esconder su apellido que no era nada modesto, con una banda, de cierta reputación, que no le iba mal a su reputación desierta, de nombre Dorsey Orchestra.



comments powered by Disqus