Música imparable


Warren Haynes formó Gov’t Mule como un proyecto alterno a The Allman Brothers Band. Dos mil conciertos después, ha creado su propio culto.


POR David Fricke  



Gov’t mule se encuentra a la mitad de un concierto en Central Park en Nueva York, a punto de tocar la canción que le da nombre a su nuevo material de estudio, Revolution Come… Revolution Go. Pero antes que nada, Warren Haynes, el cantante-guitarrista-compositor de la banda advierte que tiene “increíbles noticias” por contar. “Hoy es el show número dos mil de Gov’t Mule”, anuncia mientras Matt Abts le pega a la batería. “Lo sé”, grita Haynes mientras el público aplaude con emoción. “Tampoco puedo creerlo”.

Antes del concierto, Haynes insistió que no tenía idea de que habían tocado tantas veces hasta que un amigo archivista le mandó los números por correo. Esa cuenta no incluye los que Haynes ofreció durante 25 años con The Allman Brothers Band. Fundó Gov’t Mule en 1994 con Abts y el bajista Allen Woody como un proyecto alterno a The Allmans. “Queríamos probar ese concepto”, dice Haynes al respecto, “el explorar la dinámica heavy blues de Cream y Free. Jamás pensamos en hacer un segundo disco”.


Haynes, de 57 años, reconoce las muertes que ha visto a través del camino, desde Woody en el 2000, hasta su técnico de toda la vida, Brian Farmer en 2014. Dos semanas después de la presentación en Central Park, Haynes perdió a otro excompañero de banda, Gregg Allman. “Es algo que se magnifica con nuestro estilo de vida, pero no ha sido un puente que yo haya tenido que cruzar aún. En mi mundo las cosas están mejor que nunca”.



comments powered by Disqus