Nueva oleada de deportaciones


La sensación de inseguridad para los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos va en aumento. En la “Era Trump” muchos mexicanos estarán de regreso en su país.


POR Jovel Álvarez  



Foto: Lorie Shaull

Quedaban en el tintero ocho millones de indocumentados más –entre ellos 750 mil dreamers–, cuyo futuro se pintaba con tonos de total incertidumbre. No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla, y fue así que amaneció el día en que el mundo vio a Donald J. Trump asumir la presidencia. Poco después fueron anunciados los recortes a las llamadas “ciudades santuario”, en las que la policía no lleva un control del estado de los inmigrantes, por lo que no comparten información con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos [ICE, por sus siglas en inglés] sobre la ubicación de las personas indocumentadas. Al mismo tiempo, nacía la mayor tensión diplomática entre México y Estados Unidos desde que el presidente Lázaro Cárdenas decretó la expropiación petrolera el 18 de marzo de 1938.

Del dicho al hecho
Bastarían un par de semanas para que trascendieran las noticias de inmigrantes hispanos siendo arrestados en sus casas o lugares de trabajo para ser finalmente deportados. Mientras el pánico inunda las comunidades latinas a lo largo de la unión americana, el gobierno mexicano ha con rmado que sus consulados están recibiendo tres veces más llamadas de ciudadanos mexicanos con la esperanza de recibir algún tipo de apoyo.

BANNER LEYENDO 166 165



comments powered by Disqus