OMD: el secreto de la resistencia


Paul Humphreys, sobre la importancia de su banda a través de los años y su validez en el panorama musical.


POR Óscar Uriel  



Foto: Cortesía Cortesía Euritmia Live/Noiselab

Hay quienes simplemente los consideran los padres de la electrónica. Lo que es innegable es que OMD es el precursor del sonido de actualidad que mezcla la tecnología con la música. Parece increíble que la banda aún vigente se inició a finales de los años setenta como grupo que abría las presentaciones de Joy Division.

“Aún amamos tocar en vivo. Somos un grupo que nace a partir de actos en vivo. Creo que la dinámica interactiva que surge entre el público y nosotros es muy importante, es la única manera de conocer lo que está escuchando la audiencia ahora. Para mí el actuar en vivo es una especie de droga, es un estado mental. Es una hora y 45 minutos que significan un reto, simplemente amo estar en el escenario, tocar con Andy. Debo de confesar que las cosas cambian un poco con el paso del tiempo, ya no es tan fácil viajar constantemente, se requiere de una energía muy particular y pues ya no somos esos jóvenes de los años ochenta”, cuenta Paul Humphreys.

A pesar de la devota legión de seguidores en nuestro país, el 2 de este mes será la segunda ocasión en la que OMD nos visita. La primera fue en un festival musical en el 2011, aparición que Humphreys evoca gratamente. “Recuerdo perfectamente la presentación en México en el 2011. Fue nuestro primer encuentro con el público mexicano por lo que no sabíamos qué esperar. Quedamos realmente sorprendidos por la respuesta de la audiencia, se sabían nuestras canciones y coreaban con nosotros. Recuerdo que estábamos en escena y nos sentíamos como niños”, agrega el músico con más de 40 años de carrera, periodo en el cual han inspirado a distintos grupos como Depeche Mode, Underworld y Nine Inch Nails quienes abiertamente han reconocido el peso de OMD en su respectiva música.



comments powered by Disqus