P&R: Brandon Flowers


El líder de The Killers relata porqué está harto de mentirle a la audiencia y cómo la gente no entiende su religión.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Andy Green

Han pasado 13 años desde que The Killers explotó con su sencillo debut, “Mr. Brightside” y hoy, permanece como uno de los actos de rock más grandes hasta la fecha. La banda originaria de Las Vegas, acaba de encabezar el festival Lollapalooza y en enero comenzará su gira de estadios (estará el 5 de abril en el Foro Sol). “Aún hay personas que buscan lo que ofrecemos”, dice Brandon Flowers, líder de la banda. “Nuestros shows siguen creciendo y las giras cada vez son más divertidas”. Ve su más reciente disco, Wonderful Wonderful (supervisado por Jacknife Lee, productor veterano de U2 y R.E.M.) como una mejora desde Battle Born de 2012. “En aquel disco trabajamos con productores diferentes. Hay canciones que no me entusiasman tanto”, confiesa Flowers. Wonderful Wonderful es más movido, bailable, con temas sobre todo lo que puedas imaginar, desde la histórica pérdida de Mike Tyson contra Buster Douglas en el ring en 1990 (“Tyson vs. Douglas”); haciendo mención, por supuesto, de lo que sucede en la vida de Flowers, actualmente siendo padre de tres, lo cual no ha intervenido en su creatividad: “Aún tengo el fuego dentro de mí”.

En el sencillo “The Man” cantas: “I got a household name… Don’t try to teach me, got nothing to learn”. ¿Hablas sobre ti mismo, cuando se separaron y eras joven y engreído?
Sí (risas). Me sentía especial, invencible, todo eso. Ya no me siento así, por lo que fue algo que exploré en esta producción. Sé lo que es pararte en un escenario y mentirle a la gente. Prefiero las canciones en las que estoy diciendo la verdad, esas son las que resonarán mucho más.

¿Qué piensan tus hijos sobre The Killers?
Son conscientes de lo que hago. Siempre he procurado inducirlos a la música. Cuando los llevo a la escuela pongo la estación de rock clásico. A mi hijo de en medio, Gunnar, le encanta Journey. Al mayor, Ammon, le gusta “Life on Mars?”. Disfrutan hacer preguntas sobre aquellas bandas y cuántos de los integrantes permanecen con vida. Lo más loco es que seguido les contesto: “El vocalista está muerto. Murió por abusar de las drogas”.



comments powered by Disqus