Punk que construye familias


Cómo el dúo canadiense, Japandroids, sobrevivió a una ruptura y proclamó su lugar como una de las bandas jóvenes más apasionantes.


POR David Fricke  



El guitarrista – cantante, Brian King y el baterista, David Prowse, integrantes del poderoso dúo canadiense, Japandroids, buscan la mirada del otro para evidenciar que están confundidos. No saben qué responder a la simple pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que pelearon? (Se conocieron en la universidad y formaron una banda hace más de una década, además de haber estrenado recientemente su tercer y mejor álbum hasta el momento, Near to the Wild Heart of Life). “No recientemente”, confiesa King después de una gran pausa, parado en un bar de Greenwich Village en Nueva York. Prowse añade: “La parte más importante de conocernos tan bien, es que sabemos perfecto cuándo y qué apretar para sacar de sus casillas al otro”. “Pero también sabemos cuándo no hacerlo”, complementa King. “Esto sólo funciona si nos llevamos bien”, insiste. “No nos gustaría que eso pudiera interponerse entre nosotros y hay demasiado que perder”.

Near to the Wild Heart of Life –el material que le dio seguimiento a Celebration Rock, mismo que se colocó en el Top 40 de Billboard de 2012, es el ejemplo más contundente de su colección. “North East South West” es un galope al estilo rock clásico con vocales glam, y “Arc of Bar” –la canción más larga de la banda– recuerda a un Bob Dylan de mitad de los años sesenta con New Order. King asegura que cuando escribió la letra, la primera vez las cantó al tono de “It’s Alright, Ma (I’m Only Bleeding)” de Dylan. “Muchas bandas establecen sus límites, pero ellos son sumamente cercanos”, comenta el productor Peter Katis, quien produjo el álbum más reciente del grupo. El disco es “bastante austero”, describe Katis. King tocó una sola guitarra en la mayoría de los temas. “La clave fue empujarlos hacia delante, hacia un lugar en donde no estuvieran cómodos”. King y Prowse, ambos de 34, están llenos de contrastes, ambos se pasean por Exhibitionism la exposición itinerante de The Rolling Stones que contiene memorabilia, recuerdos y piezas inéditas. King camina con ímpetu, tomando fotos por todas partes que le recuerdan a su niñez en Nanaimo, una pequeña ciudad en Canadá. “Estábamos algo aislados, antes del internet”, asevera. “Me encantaban las bandas gigantes como The Stones y Guns N’ Roses”.

BANNER LEYENDO 167



comments powered by Disqus