Separar a los hombres de los niños


De su crecimiento musical y sus emotivas composiciones, DLD nos comparte un instante de su historia, mientras cambian de piel y dejan de ser una banda más en ‘Futura’.


POR Staff Rolling Stone México  



De su crecimiento musical y sus emotivas composiciones, DLD nos comparte un instante de su historia, mientras cambian de piel y dejan de ser una banda más en ‘Futura’.

Por David Avitia Trigo

Foto: Salvador Bonilla

Con tequilas en mano, instrumentos bien afinados y la playa del Caribe de fondo, la charla fluía y la llegada de Futura parecía aún lejana. “Cada pensamiento es un decreto y si ese pensamiento envuelve cosas positivas, el futuro será venidero”. Hace poco menos de un año, esas palabras salían de Pijey, bajista de DLD, quien junto con Paco, Neville, Keno y Sergio, grabaron en Cancún su sexto disco de estudio. Regresaron a la Ciudad de México, donde el ganador de Premios Grammy y productor, Armando Ávila, dirigió y realizó la postproducción de Futura.

La alguna vez pequeña banda salida de Satélite en el Estado de México, ahora se posiciona como un importante expositor del rock de nuestro país. Sus andanzas por
los foros del rock mexicano los fueron curtiendo en el difícil camino de la música. Y no sólo eso, sino otros proyectos en los que trabajaban en paralelo a Dildo, hoy DLD. Paco relata: “Pijey y yo nos aventamos dos temporadas de una serie para niños llamada Títeres en la cocina y El viaje de Waldo, que pasaban
por Edusat. Teníamos que pensar como niños y escribir rolas. Y acabamos haciendo unas rolas bien chingonas, pero pa’ chavitos. ‘Si le podíamos dar el mensaje a un niño’, ‘ya chingamos’, decíamos. Es un ejercicio muy interesante y todo eso suma”.

Su proceso para componer letras y melodías ha madurado notablemente. Neville cuenta la conexión que existe entre ellos: “No es fácil, lo digo por Paco, que es un gran letrista. Esa conexión es colectiva, siempre queremos contar la misma historia y hay una telepatía entre nosotros, por la cual, cuando alguien tiene una idea los demás saben hacia dónde va y sientes que la idea se te hubiera ocurrido a ti. Eso es bien bonito. Es inexplicable y por eso estamos aquí. No hay una forma científica para lograrlo. Aunque se escuche como cliché, es algo que sale del corazón”.

BANNER CONT 1 144




comments powered by Disqus