Insatisfecho, sin reglas y con gran inspiración


Slash lleva al límite a su más reciente álbum, ‘World on Fire’.


POR Staff Rolling Stone México  



Slash lleva al límite a su más reciente álbum, ‘World on Fire’.

Slash lleva al límite a su más reciente álbum, ‘World on Fire’

Por Miguel H. Zetter

Foto: Travis Shinn

Sereno por fuera pero con gran emoción interna, el icónico y multigalardonado guitarrista que habla de su más reciente producción discográfica: World on Fire y todo lo que gira en torno a la asociación con Myles Kennedy & The Conspirators. Después de tener dos recorridos en busca de su propia identidad musical durante su carrera como solista (Slash, 2010 y Apocalyptic Love, 2012), el nacido en Londres, Inglaterra, ha encontrado la fórmula para transmitir la esencia de las ideas que lo han mantenido en el rock por poco más de un cuarto de siglo, y hoy se siente más libre que nunca.

Tener un grupo de amigos que pasaron a ser sus músicos ha reforzado la manera de vivir la música: Sin que se trate de una “familia”, como muchos grupos dicen ser, Slash junto a Myles Kennedy & The Conspirators entienden que trabajar es convivir y convivir es respetarse; mientras esos elementos se combinen, la generación de ideas avanzará por el mismo camino. Toda creación pasa por un proceso formado por momentos que marcan el rumbo de la idea, pero cuando el entorno fluye de manera natural, la satisfacción por intentarlo es mayor. “Estar en un ambiente en donde lo único que tienes que hacer es tocar sin formalismos hace mucho más fácil la integración de diferentes pensamientos. Para mí, el divertirse sin patrones, sin reglas y seguir haciendo lo que me gusta, es suficiente para tocar, rockear y pasarla bien; es por ello que cada día que pasa amo más lo que hago, y para este álbum, la clave fue hacerlo todo casual, sin compromisos ni presiones”, comenta el guitarrista en entrevista.

Por extraño que se lea, World on Fire es una compilación de temas nuevos que fueron saliendo de diferentes reuniones entre Slash y Myles Kennedy & The Conspirators en el estudio. La dupla Slash/Kennedy cada vez se entiende e integra más al crear historias que convierten en canciones a partir de pláticas informales, como cuando dos amigos se confían pasajes del pasado con logros presentes y planes futuros. Es un trabajo que podría parecer un poco exagerado y largo por las 17 canciones que tiene; sin embargo, el dinamismo de los temas y los 80 minutos de tiempo total de duración encajan perfectamente en lo que sería el estándar de un disco. Al ser cuestionado sobre esto último, con una tremenda seguridad (probablemente fue la respuesta más segura y rápida que dio), Slash dijo: “Así tenía que ser porque así quisimos que fuera”.





comments powered by Disqus