Sonidos nómadas y mentes coloridas


Britt Daniel de Spoon desmenuza el espectro detrás de ‘Hot Thoughts’, su más reciente producción discográfica.


POR Michelle Angell  



Foto: Kris Krug
Foto: Kris Krug

Britt Daniel escogió la Ciudad de México para vacacionar. El encuentro tuvo lugar en la colonia Roma. Vestido de negro de pies a cabeza, con el cabello rubio, casi pelirrojo sobresaliendo entre la decoración, me recibió con una sonrisa. “Espero que tengas buenas preguntas”, bromeó expectante. Estábamos sentados en una habitación con un toque clásico, un piano, cerrado, nos acompañaba después de haber escuchado el más reciente álbum de Spoon, Hot Thoughts en un estudio aledaño.

Es un disco especial, cercano incluso; Britt hablaba orgulloso del camino que acababa de recorrer al lado del LP. “Escribir canciones siempre es difícil. Hay días en los que todo fluye y te sientes en la cima del mundo, hay otros que todo se vuelve lento, especialmente al inicio. El solo hecho de empezar es difícil. Hot Thoughts fue grabado en el estudio de Dave Fridmann, en Casadega, Nueva York. El lugar está en la mitad del bosque y estuvimos dos semanas encerrados, a veces sentía que me volvía loco”, aseveró el músico. En esos días, la banda tenía demasiado trabajo, Britt relató que salir a correr despejaba su mente, con la voz de Prince resonando en sus audífonos. “Soy una especie de nómada, todos los músicos lo somos.

Realmente te acostumbras a la vida de giras y de pronto quedarte en un mismo sitio por mucho tiempo puede ser letal”. Pero el cantante no era el único integrante de la banda que sentía que estaba a punto de perder la cordura, Alex empezó y terminó el videojuego Doom en un mismo día, pese al aburrimiento. “Llegó a tal punto que un día Jim me pidió que le pusiera un extinguidor en los pantalones, para ver qué sucedía. No digas que te dije, o tal vez sí, de todos modos no creo que entienda español”, mencionó entre risas.

BANNER LEYENDO 166 165



comments powered by Disqus