Televisión:‘Friday Night Lights’


La serie demuestra que las mejores historias sobre deportes se enfocan no precisamente en los éxitos, sino en los fracasos…


POR Staff Rolling Stone México  



La serie demuestra que las mejores historias sobre deportes se enfocan no precisamente en los éxitos, sino en los fracasos...

La serie ‘Friday Night Lights’ demuestra que las mejores historias sobre deportes se enfocan no precisamente en los éxitos, sino en los fracasos dentro y fuera de la cancha…

Por Rob Sheffield

fridaynightlightsAl igual que un equipo de esos tan malos que, aunque tenaces, siempre esperas que pierdan, Friday Night Lights persiste, aún en pie de lucha, tras sufrir una derrota histórica. A pesar de sus bajos índices de audiencia, sigue aguantando sin salir del aire gracias al apoyo incondicional de un grupo devoto de seguidores que la han convertido en serie de culto.

11_fridaynightlights_lglEsta suerte de telenovela sobre el equipo de futbol americano de una preparatoria en Texas se salvó, al menos temporalmente, de ser retirada sin pena ni gloria gracias a un extraño convenio con la empresa de cable DirecTV: la cuarta temporada se estrenó en DirecTV el otoño pasado, y apenas está comenzando a aparecer en la cadena NBC. Una vez que estos episodios hayan salido al aire, se iniciará la transmisión de una quinta y última temporada. Y qué mejor manera de dar carpetazo final a este programa, dado que la gente que lo sigue ya está bien acostumbrada a semejante ciclo de humillación y de redención. ¿En dónde más puedes observar con tal detalle cómo son aplastadas las esperanzas de un pequeño pueblo?

friday-night-lights-20070607010719660Esta temporada de Friday Night Lights se asemeja mucho a una fusión entre las series The Wire y Breaking Away con la salvedad de que, aquí, nadie sale del todo bien librado. Apenas comienza el año escolar en Dillon, Texas, y el entrenador Taylor (Kyle Chandler) ya se ve como un hombre abatido y exhausto. Lo corren de su trabajo como entrenador en Dillon High y posteriormente es contratado para cubrir el mismo cargo en East Dillon High. Intenta formar un nuevo equipo en esta escuela, a la que asisten chicos mayoritariamente de raza negra, pero de inmediato hace corto circuito con sus muchachos, a tal punto que la mayoría de los jugadores renuncia sin siquiera haber jugado el primer partido.

friday-night-lights-1Siempre apesta ser el entrenador Taylor, ya que su cotidianeidad en el pequeño pueblo está pletórica de avergonzantes fracasos, tanto presentes como pasados, que no dejan de perturbarlo. No puede siquiera detenerse a cargar gasolina, sin que el tipo en el auto de al lado lo reconozca y comience a darle un sermón totalmente desquiciado. En casa, Tami (Connie Britton), su mujer, tiene sus propias broncas. La acaban de ascender, muy por encima de sus capacidades, a directora de la preparatoria Dillon. Ella intenta desesperadamente aprender a funcionar como lo haría una burócrata adulta, y de verdad que pone su mejor empeño, pero sencillamente es incapaz de hacerlo. Y para colmo, claro, está casada con un entrenador de futbol americano, lo que significa que cada vez le cuesta más trabajo a la pareja comunicarse sin que se estén gritando órdenes de ida y vuelta.

El fracaso es un gran tema que se aborda con poca fre cuencia: resulta impactante ver a toda esta gente que simplemente no sabe hacer bien su trabajo…

CONTENIDO-2



comments powered by Disqus