The Black Keys


The Black Keys pelean como hermanos, se van de fiesta con The Wu-Tan-Clan y han creado una pieza maestra de ruido y ‘Heartbreak’…


POR Staff Rolling Stone México  



The Black Keys pelean como hermanos, se van de fiesta con The Wu-Tan-Clan y han creado una pieza maestra de ruido y 'Heartbreak'...

The Black Keys pelean como hermanos, se van de fiesta con The Wu-Tan-Clan y han creado una pieza maestra de ruido y ‘Heartbreak’

Por: Josh Eells

l_480d0118627b061909fe33df032b34f4No puedo creer que ‘jism’ cuente”. El autobús de gira de The Black Keys recorre la Interestatal 10, en algún lugar entre la cloaca de Florida norte-centro. El baterista Patrick Carney, de 1.93 mts. y larguirucho como un espanta-pájaros, ajusta sus gruesos y negros lentes y juega Scrabble online en su teléfono móvil. “Hey Dan”, dice. “Acabo de jugarle ‘jism’ a tu hermano”. A su lado el desayuno: una cajetilla de Camel azules, ocho Red Bulls sin azúcar y una lata de 700 mililitros de una bebida energética llamada Dragon Joose. Son las 11:00 hrs.

El cantante-guitarrista Dan Auerbach gruñe su aprobación. Está tratando de descansar. Los Keys, un dúo punketo y bluesero de Akron, Ohio van en camino hacia un festival llamado Wanee.
“No he jugado contigo hace mucho tiempo Dan”, dice Carney, abriendo un Red Bull. “¿Qué es lo que pasa?”.
“Me aburro de ganar”, dice Auerbach.
“Me ganaste una vez. Yo, dos veces”.
“Así es como tú lo recuerdas”.
Siempre son así: en el viaje de una hora del aeropuerto al lugar del concierto, se pelearán por todo, desde si la sal es un polvo o un cristal, hasta si el sabor de la Coca-Cola de dieta se parece al Mountain Drew o cuán famosa es Oprah en África. Auerbach, de 31 años, es rápido con los comentarios sarcásticos; Carney, 11 meses más joven, es el rey de las “quemadas” en el patio de la escuela.

dan_auerbach-i_want_some_moreLos Keys crecieron a la vuelta de la esquina el uno del otro, en Akron. Pero aparte de la pelea ocasional o el intercambio de estampas de beisbol, no se juntaban mucho. Auerbach era un futbolista; Carney era un tipo ñoño y “superindie”. “Si no hubiera sido por la música”, dice Carney, “probablemente no seríamos amigos”. Empezaron a tocar en la preparatoria, más bien por conveniencia –Carney tenía un juego de batería, Auerbach una guitarra– y cimentaron su vínculo a través de años de gira en la minivan de Carney, en la que se tomaban turnos para manejar mientras el otro dormía.

Imagen 6El dúo le hace un tributo a su complicada relación con el título de su sexto álbum, Brothers. “Pat y yo hemos pasado más tiempo juntos que con cualquiera de nuestras familias”, explica Auerbach. “Nos entendemos mejor que con cualquier otra persona en la tierra. Nos queremos, nos desesperamos, nos hacemos enojar. Pero como hermanos, sabemos que todo está bien”.

BlackKeys500El autobús llega a la locación del festival. Visto desde la ventana, la vibra es vagamente post-apocalíptica –como un campo de refugiados para sobrevivientes de la guerra de playeras teñidas a mano–. Hay hippies jóvenes y viejos, chicas de fraternidad descalzas, pachecos y rednecks. Un letrero pintado a mano anuncia el cartel: Widespread Panic, Dumpstaphunk de Ivan Neville, y encabeza The Allman Brothers Band. Mientras una guitarra improvisada flota en el aire desde la valla, Carney entra en escena: “Esta es la realización de mi peor pesadilla”.

The-Black-KeysLa música de los Keys es cruda y minimalista, inclinados hacia bruscas mezclas y primeras tomas. “Entre más trabajamos en algo, se vuelve menos bueno”, dice Auerbach. Su primer álbum en el 2002, The Big Come Up, fue realizado en una grabadora de cuatro tracks, en el sótano, lleno de ratas, de Carney, y usaron micrófonos de $18 dólares que compraron en Radio Shack. Para su tercer álbum se fueron a una vieja fábrica de llantas, en donde el calor de una operación para derretir acero en la planta baja los mantuvo calientes. Siempre eran los dos –sin bajista, sin productor–. “Hemos tratado de tocar con otras personas”, dice Auerbach, “pero nunca fue tan fácil como tocar juntos”.

theblackkeys.com

CONTENIDO-2



comments powered by Disqus