U2 y la reinvención de ‘The Joshua Tree’


El nuevo show en vivo de la banda combina temas clásicos con novedades tecnológicas. Pero no esperes que Bono hable de Trump.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: u2.com

Por Andy Greene

Había demasiados pensamientos revoloteando la mente de Bono antes de que U2 comenzara el tour de The Joshua Tree este 2017. Cientos de cuestiones logísticas sobre la mesa, se preguntaban si era una buena idea gastar los primeros 25 minutos en un escenario alterno sin pantallas, o si las canciones eran demasiado oscuras. Sin embargo, su preocupación más grande radicaba en el tour mismo: “Celebrar nuestra fiesta de cumpleaños no es algo común para nosotros”, asegura. “No sabíamos si podíamos lograr una gira que le hiciera honor a The Joshua Tree sin que fuera demasiado nostálgica –es una contradicción”.

Poco tiempo después, en la noche que inauguró la gira el 12 de mayo en Vancouver, Bono dejó de preocuparse. El grupo lideró la presentación del clásico de 1987 –que los consolidó como una de las bandas más grandes de todos los tiempos– con una innovadora producción que le habla a los políticos de hoy, pasando por la crisis de refugiados hasta los problemas actuales de las mujeres. “La gente no estaba sacando su celular, lo que fue realmente increíble”, dice Bono. “Me sentí completamente liberado cuando me bajé del escenario y todos dijeron: ‘¡Fue asombroso!’”.

El espectáculo comienza con el baterista, Larry Mullen Jr., caminando por el estrecho escenario alterno que tiene forma de árbol, para tocar los estruendosos ritmos de “Sunday Bloody Sunday” antes de que sus demás compañeros se le unan en el escenario. Es el principio de un mini set de canciones que fueron lanzadas antes de The Joshua Tree, tocadas en orden, de la misma manera en la que fueron estrenadas. El minimalismo hace que lo que viene después sea aún más impactante: en el escenario principal, la banda inicia con “Where the Streets Have No Name” debajo de una enorme pantalla con resolución 8k que muestra las imágenes de más alta definición que jamás hayan sido proyectadas en un concierto. U2 se reunió con el fotógrafo / cineasta Anton Corbijn y le pidió regresar al desierto en California donde tomó la portada original del álbum. Durante esta visita grabó 11 cortos nuevos que le dan vida a lo que plantea el disco. “Casi puedes sentir que el árbol original te toca”.



comments powered by Disqus