Un hombre paciente


Jay Kay, de Jamiroquai, lanzó ‘Automaton’ y está listo para seguir bailando.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Facebook Jamiroquai

Es un soleado día de primavera en una tranquila esquina de la pradera inglesa. El agua cae gentilmente por un río, los pájaros cantan en los árboles. Una escena idílica; el tremendamente británico, amante del funk y el líder de Jamiroquai, Jay Kay, se encuentra descendiendo de un helicóptero justo en el medio de todo.

Conocido por ser un entusiasta de las estas, famoso por sus sombreros y lujosos automóviles, el músico por fin llega a la mansión de más de 300 años que posee en Buckinghamshire, lugar que ha llamado su hogar por los últimos 18 años de sus 47. Está siendo fotografiado mientras emerge vestido en un traje color camello, que lo hace parecer un James Bond de los años setenta. Antes, un fotógrafo lo hizo posar en uno de sus Ferraris y más casual en su estudio de grabación, donde se han grabado los últimos cinco álbumes de Jamiroquai. De joven su reputación era de una persona “volátil y de fuerte temperamento”, hoy su paciencia no tiene límites. Se lanzó Automaton, el disco número ocho de Jamiroquai y la banda se ha concentrado en ensayar para sus shows de estadio. Por ahora se acerca y se disculpa por llegar tarde.

Han pasado siete años desde que el mundo escuchó algo nuevo de Jamiroquai. Para Kay su ausencia no ha hecho mejor la espera, sino que ha creado un apetito entre una nueva generación que se ha educado en el electro dance de la mano de Daft Punk colaborando con The Weeknd o Pharell Williams, lo que ha puesto al género de nuevo en las listas de popularidad.

Cuando el video de “Automaton” hizo su debut en redes, el internet se tornó en un frenesí. Blogs de estilo vanguardista y sitios de música comenzaron a compartir el clip. Cuando llegó el video de “Cloud 9”, todos parecían estar de acuerdo en algo: por fin estaban de vuelta.



comments powered by Disqus