Un mercenario al límite


Benicio del Toro protagoniza la secuela de ‘Sicario’, un relato humanista envuelto en una violenta guerra fronteriza.


POR Óscar Uriel  



Foto: Cortesía de Sony Pictures.

Cuando Benicio del Toro terminó de rodar Sicario en el 2014 [y se estrenó al año siguiente], jamás imaginó que participaría en la secuela. La película de Denis Villeneuve pareciera que era un título que se contaba en una sola entrega; sin embargo, el guion de la segunda parte, autoría de Taylor Sheridan [también escritor de la original], era tan sugestivo como para dejarlo pasar. “Las expectativas y los riesgos son altos en esta segunda película y es que el dilema moral al que se enfrenta mi personaje [Alejandro] es por demás atractivo, puesto que él mismo ha formado parte de la guerra contra el narcotráfico. Sin embargo, ha decidido proteger a una jovencita que se encuentra en medio del conflicto. Esta situación muestra un lado distinto del personaje, por lo menos para mí lo fue”, nos cuenta Benicio del Toro en una entrevista exclusiva.

A pesar de que el español no es el primer idioma del actor [nació el 19 de febrero de 1967 en Puerto Rico en una familia donde el anglosajón predominaba], Benicio es un actor pausado y agudo al hablar. Da la impresión que se toma el tiempo necesario para meditar cada una de sus palabras. “Conocí y entendí el personaje de Alejandro en la primera película de Sicario pero en esta segunda parte descubrí sus capas de humanidad, las cuales no había distinguido en la cinta previa. Fue algo muy emocionante”, agrega el actor.

Esta es una de las tantas desigualdades que el espectador encontrará en la continuación. Mientras que Villeneuve es un director más atraído por crear atmósferas, el italiano Stefano Sollima [responsable del serial televisivo Gomorra] se carga más a la violencia explícita mostrando el lado crudo y feroz que se vive a diario en la frontera entre México y Estados Unidos.

“El personaje que interpreta Josh Brolin [Matt Graver] me contrata para realizar otra misión secreta. Básicamente la situación se sale de control y los planes se ven alterados en gran manera. Matt le solicita a Alejandro hacer algo en particular pero a este no le parece que es la salida correcta. Es aquí donde vienen las diferencias y un distanciamiento entre ellos dos. Esto me dio una gran oportunidad para trabajar con mi querido amigo Josh Brolin con quien creo, tengo una química particular en el cine”, agrega el intérprete quien también esclarece que lo que acontece en esta película es puramente ficción, la cual nace a partir de las noticias cotidianas.



comments powered by Disqus