Un regreso estelar


En ‘Concrete and Gold’, el nuevo disco de Foo Fighters, participa el productor de Adele y muchos invitados sorpresa.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Kory Grow

Después de un periodo de ausencia a finales de 2015, Dave Grohl no tenía idea de qué hacer. “Estuve cocinando por meses”, asegura. “Hacía ocho parrilladas a la semana. Mi vida se oscureció un poco”. Grohl necesitaba tiempo para recuperarse de una caída que sufrió
en un escenario de Suecia el verano anterior, misma que terminó siendo más seria de lo que pensó al inicio. Se rompió el peroné, desgarrando varios ligamentos y necesitó cirugía.

“Aún tengo piezas dentro, hice fisioterapia por dos o tres horas diarias durante casi un año”, con esa. Grohl terminó el resto del tour, Sonic Highways, sentado en un “trono” gigante, pero después de la última fecha, le dijo a su banda que no quería ver un instrumento por lo menos en un año. “Cuando terminamos la gira pensé: ‘La vida es mucho más que un show de rock’. En 2033 quiero ser capaz de correr a abrirle la puerta al tipo que trae la pizza”.

Grohl logró mantenerse fuera del trabajo por seis meses, después escribió “Run”, un himno enérgico sobre necesitar compañía durante los tiempos de desastre. El líder de Foo Fighters se pregunta si el coro –en el que canta: “Wake up, run for your life with me”– tuvo algo que ver con el hecho de estar completamente inmóvil. “Soñaba que estaba corriendo por campos y jardines y despertaba con la pierna partida”.



comments powered by Disqus