Una carta de amor a la humanidad


Father John Misty revela los misterios detrás de su álbum —casi una comedia musical— ‘Pure Comedy’.


POR Michelle Angell  



Foto: Guy Lowndes

En una época en donde las llamadas a larga distancia no deben fallar, desgraciadamente lo hacen. Así comenzó la tarde que hablé con Joshua Tillman, mejor conocido por su nombre artístico, Father John Misty. “Si quieres saber en qué condiciones está mi estado de ánimo o lo que pienso en cierta época de mi vida, simplemente tienes que escuchar lo que dice mi música”, mencionó el intérprete poco antes de perder la comunicación por segunda vez consecutiva. Y es que sus álbumes anteriores a Pure Comedy, constituyen un profundo y crudo vistazo al amor y sus diligencias, sin embargo, en este LP el estadounidense no se abstiene de burlarse de la situación política de la humanidad, de su país, de las religiones.

“¿Por qué me cuelgas? Acabo de darte la mejor respuesta del mundo y no había nadie para escucharla”, bromeó Tillman, recurriendo a su particular humor hasta en los momentos más incómodos. “¿Si alguien pudiera vivir en tu mente, mudarse a tu cabeza, qué encontraría?, le pregunto. “Todo el disco es sobre la Humanidad, así con mayúscula. No puedes intentar crear eso sin un ser humano al centro, con sus miedos, su neurosis, sus inseguridades. La canción ‘Leaving LA’ es un viaje por mi cerebro. Si la analizas cuenta cómo tomé mi automóvil y manejé de mi casa en Los Ángeles a Nueva Orleans, pero dentro de esto me sincero sobre lo que creo, lo que anhelo, quién fui y quién soy”.

Recorrimos otro camino en nuestras mentes, Joshua escogió un escenario en el que toma el auto y maneja hacia la tienda para comprar cigarros. Imaginamos el soundtrack que sonaba alrededor y con admirable confianza se tomó un momento para decir: “Espera. Estoy mintiendo. En realidad creo que no se escucharía ninguna canción. ¿Sabes que me encanta de salir de gira? Existen unas noches especiales, en donde no puedes dormir y manejas hacia ningún lugar cuando el sol está a punto de salir. Descubres a un hombre que maneja un camión, fumando un cigarro por la ventana en silencio total. De pronto se escucha algo muy extraño, está escuchando algo como Toby Keith. Por alguna razón ese es el sonido más mágico en el que puedo pensar. No tienes idea de dónde estás, lejos de casa, te sientes completamente solo, pero al mismo tiempo en armonía con el mundo. El soundtrack ideal para esos momentos es ese, incluso una canción perfecta lo arruinaría. Me gusta aceptar esos momentos en los que haces la curaduría de tu vida y la aceptas como venga”.

Además de ser un músico profesional, Tillman es un fanático de la literatura. Creció en un hogar sumamente religioso. Las frases del cielo y el infierno lo atormentaron por años, hasta que la realidad lo despertó de golpe y lo hizo el hombre profundo y sarcástico que es hoy. “He usado mis experiencias para escribir muchos libros a la mitad, nunca uno completo. En este momento tengo casi 50 mil palabras de uno, pero creo que sería demasiado difícil convertirme en autor, por eso escribo música. Este álbum es una carta de amor a la humanidad. Todo lo malo que tenemos y nos hace quienes somos. Los humanos somos las únicas criaturas que no estamos en la cadena alimenticia, los únicos que dependemos completamente de alguien más nuestros primeros años de vida. Sólo tenemos el don del tiempo, infinidad de minutos para esperar, lo que nos hace heroicos y miserables al mismo tiempo. Esta cultura nos obliga a pensar que si eres exitoso, serás feliz. Pero créeme, es mucho más fácil ser exitoso que feliz. Ser feliz es un trabajo inmenso y fallamos todo el tiempo”.

Joshua Tillman es un conjunto de reacciones en cadena; su pasado, su presente y lo que sueña para su futuro. En una época como ésta, es difícil encontrar un ser humano detrás de la fama y los reflectores, un poco de honestidad en sus melodías. Al hablar con Father John Misty es inevitable cuestionarse cómo su destino lo llevó hasta este lugar, un mundo que a veces se antoja superficial y que no combina con lo que es él. “¿Qué odio de ser músico? Dios, es todo un reto, a veces es demasiado. Al estar frente a tantas personas constantemente piensas que te examinan, incluso imaginas una cantidad irrisoria de personas juzgándote y no es real. Te sientes grande y no en un buen sentido. Yo lucho con esto todos los días, por ejemplo hoy siento que todo el mundo me odia. Podría buscarme en Google y leer que todo el mundo está hablando de la mierda que soy. Y esa no es la realidad, no es posible vivir así, mataría tu alma, creo que es parte de este negocio, pero es lo que más detesto y lucho contra ello todos los días para poder expresar lo que soy y la música que hay dentro de mí”. Father John Misty visitará nuestro país el 7 de junio (Teatro Metropólitan) para presentarte lo que le quiere decir al mundo, lo que busca que escuches y nunca olvides. Con su guitarra, su suntuosa barba y sus atentados contra lo que está mal con la humanidad, te seducirá con las palabras que guían nuestro camino hacia la eternidad.

BANNER APP 168



comments powered by Disqus