Una celebración a la cultura pop


Para Steven Spielberg, la vida diaria juega un rol preponderante a la hora de la creación artística, incluso si se trata de la más excéntrica ficción como lo es ‘Ready Player One. Comienza el juego’.


POR Óscar Uriel  



Foto: Cortesía de Warner Bros. Pictures

En una distopía más cercana de lo que creemos, la humanidad puede entrar a un mundo virtual llamado Oasis en el cual prácticamente puedes convertirte en todo lo que deseas y protagonizar las más extravagantes aventuras. Todo esto contrastando con la sombría realidad que padece la sociedad. Cuando el creador de Oasis fallece, decide convocar a sus seguidores a un último desafío difícil de rehuir, el cual tiene como recompensa obtener un tesoro escondido. En términos generales, este es el argumento de Ready Player One. Comienza el juego, la popular novela de Ernest Cline que ahora Steven Spielberg convierte en uno de los títulos cinematográficos más esperados de la temporada.

Como en muchas de las aventuras dirigidas por el realizador, el protagonista es un cándido joven quien decidido a salir del infortunio en el que vive con su tía, resuelve aceptar el gran reto que propone el creador de Oasis, una odisea armada con acertijos y enigmas que tienen que ver con la cultura popular de los años ochenta. Precisamente durante ese periodo, Spielberg dirigió sendos clásicos de la cinematografía contemporánea como lo son E.T., el extraterrestre, Cazadores del arca perdida, El color púrpura y El imperio del sol, entre otros. No sabemos con certeza si esa etapa ha sido la más prolífica en la carrera del director pero definitivamente sí una década de auge y prosperidad.

Foto: Cortesía de Warner Bros. Pictures.

Nos trasladamos a la ciudad de Los Ángeles, California para platicar largo y tendido con Steven Spielberg. Para ser más precisos, fueron los estudios de Warner Brothers el lugar estipulado para celebrar la entrevista. Cordial y directo, como es su costumbre, Spielberg contestó cada uno de nuestros cuestionamientos.



comments powered by Disqus