Una celebración de sonidos


En la tierra de los ayuujk o mixes, al noroeste del estado de Oaxaca, la música es la eterna compañera de sus habitantes.


POR Staff Rolling Stone México  



En la tierra de los ayuujk o mixes, al noroeste del estado de Oaxaca, la música es la eterna compañera de sus habitantes.

En la tierra de los ayuujk o mixes, al noroeste del estado de Oaxaca, la música es la eterna compañera de sus habitantes

Por Natalia Cano

Foto: Cortesía CECAM

La música está en la vida y en la muerte, en las calles, en los cementerios, en las verbenas, en las alegrías y en las tristezas. Este pueblo, asentado sobre una región montañosa que pareciera alcanzar las nubes, lleva el ritmo en las venas; basta echarle un oído a las más de 20 agrupaciones musicales que existen en Santa María Tlahuitoltepec, donde el arte ha podido cambiar la vida de mucha gente.

Allá, donde la música se mezcla con el canto de los pájaros, el soplar del viento y las risas de los niños, se encuentra ubicado el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM), que desde hace 35 años ha trabajado en crear y difundir no sólo la cultura de esa región, sino un amplio espectro de música tradicional de Oaxaca donde se unen diversas cosmovisiones.

En el CECAM se crea música nueva, pero también se trabaja para fortalecer la educación y los valores indígenas de las generaciones de egresados, muchos de los cuales dejaron sus hogares, o caminan varios kilómetros todos los días para aprender el arte sonoro y prepararse para enseñarlo a las generaciones más jóvenes a fin de mantener vivas sus raíces.



comments powered by Disqus