Una derrota llena de victoria


Kenneth Branagh, Tom Glynn-Carney, Cillian Murphy y Harry Styles, entre otros, nos hablan sobre ‘Dunkerque’ cinta de Christopher Nolan en la que abandona sus ilusorios y ficticios universos para recrear, de forma escrupulosa, un apasionante episodio de la Segunda Guerra Mundial.


POR Óscar Uriel  



Una playa puede guardar muchos secretos. La de Dunkerque es el prototipo. El 25 de mayo de 1940 inició la Operación Dinamo, acción que consistía en evacuar a las fuerzas aliadas de las costas de Francia que se veían rodeadas por el poder militar alemán. El suceso llegó a conocerse posteriormente como El milagro de Dunkerque puesto que se logró evacuar a 338,872 combatientes.

“A Christopher Nolan y a mí siempre nos había parecido una historia interesante. Recuerdo que hace años realizamos un viaje en barco con algunos amigos y ahí surgieron varias interrogantes cuando tratamos de reconstruir el hecho histórico. Pero fue hace tres años, cuando estaba leyendo un libro al respecto que le recordé a Chris sobre el asunto y justo en ese momento no teníamos un proyecto en preparación, por lo que empezamos a meditarlo y considerarlo como posible material para nuestra siguiente película”, comenta la productora Emma Thomas durante una visita realizada a esa ciudad del norte de Francia.

Rolling Stone México se trasladó hasta la locación con la oportunidad de vivir una experiencia en la ventosa playa, teniendo como justificación Dunkerque, la más reciente cinta dirigida por el aclamado realizador y la cual pretende construir con exactitud lo sucedido en ese lugar hace 77 años.

“Hay dos cosas que nos entusiasman al respecto. Primero, que no se trata de una batalla en específico a pesar de ser considerada un punto importante en la historia. Va sobre una retirada, y en el retroceso ultimadamente emerge una victoria, es una derrota que se transformó en triunfo. Es fascinante. Tiene que ver con la verdad subjetiva. Nada es blanco y negro en la vida, mucho menos en la historia. Y el otro asunto que nos apasiona de este capítulo, es el hecho de que la milicia fue socorrida e incluso defendida por un grupo de civiles, ciudadanos comunes y corrientes, lo que habla de la esencia del espíritu humano”, añade Thomas, quien ha fungido como productora de todas las cintas de Nolan desde 1997. Christopher Nolan y Emma Thomas también conforman una pareja sentimental. Tienen cuatro hijos y actualmente radican en Los Ángeles, California constituyendo uno de los dúos creativos más solicitados de la industria. Nolan es el visionario y Emma se encarga de transformar las ideas en realidad.

“Definitivamente creo que entre más veraz sea la puesta en escena, el espectador podrá tener una experiencia de inmersión más visceral en ella. El ojo humano es un ente misterioso difícil de engañar. Esto hace que todo se convierta en un evento mucho más auténtico y sincero. Por supuesto que teníamos la posibilidad de sustituir aviones y barcos con esquemas digitales, pero jamás se podría haber logrado un ambiente tan verídico y efectivo como el que logró Christopher en el rodaje de la cinta”, expresa la productora respecto al desafío de tener todos los elementos históricos en escena para evitar los efectos digitales.

Durante nuestro viaje de investigación a Londres, tuvimos la oportunidad de acceder a locaciones reales, reconocer barcos que datan la época, para finalmente viajar en helicóptero desde Londres hasta la playa de Dunkerque, con el objetivo de acercarnos de manera etérea a ese complejo hecho histórico que ahora retrata Nolan en su película. Uno de los desafíos más grande de esta experiencia tuvo que ver con la versatilidad en la manera que se cuenta la historia. “Fue como hacer tres películas. Visitaste el barco Moonstone y nuestro coordinador marítimo Neil (Andrea) te contó lo difícil que fue localizar cada uno de ellos, ahora imagínate lo mismo pero con los aviones. Luego está el asunto de rodar en tierra donde tienes que emplear cientos de extras, sin duda una labor complicada”, dice la productora.

Dunkerque podría parecer una extraña decisión creativa para este dúo de cineastas después de regalarnos la trilogía de El Caballero de la noche, El Origen o Interestelar, sin embargo hay una pieza en común entre estas historias y la de Dunkerque: la esencia humana de poder salir adelante frente a las tribulaciones, por más complicadas que éstas parezcan, ese carácter y valor que nos diferencia del resto de los animales.

La guerra puede sacar lo mejor y peor de una persona
Un día después de nuestra visita a la costas de Dunkerque, Francia, nos trasladamos a un hotel en el centro de Londres para platicar con parte del elenco de la película. En primera instancia, conversamos con el grupo de actores jóvenes que interpretan al equipo de soldados que se encuentran en tierra durante la retirada: Harry Syles, Fionn Whitehead, Jack Lowden y Tom Glynn-Carney. “En las escuelas de Gran Bretaña pueden darte nociones bastante superficiales con respecto a lo que sucedió en Dunkerque. Te enseñan sobre lo que pasó hacia el desenlace y las consecuencias del hecho histórico, más no profundizan en lo que realmente aconteció esos días. Fue un verdadero privilegio poder hacer esta cinta con la intención de mostrarle al público la emoción y complejidad de lo que realmente se vivió en ese lugar”, relata Glynn-Carney sobre las referencias que tienen las nuevas generaciones de ese acontecimiento en particular. “Es un relato sobre subsistir frente a la adversidad. Hay algunas personas que considerarán este proyecto como una película de guerra, pero yo la veo más como un thriller, una historia de suspenso, aunque gran parte de la audiencia conoce perfectamente el desenlace de la misma”, agrega Fionn Whitehead quien interpreta a Tommy en el relato.

De acuerdo a los noveles intérpretes, Nolan les requirió entrenarse y comportarse como si fuesen un pelotón a punto de ir a batalla. Los actores coinciden que se trató de un rodaje nada común, ya que la atmósfera de intensidad permeaba todos los días que duró la producción.

Dentro del joven ensamble actoral sobresale la presencia del cantante Harry Styles quien al igual que sus compañeros, tuvo que resistir un duro proceso de casting. Todo parece indicar que Nolan se tomó el tiempo necesario para escoger a cada uno de los integrantes de su reparto, periodo que padecieron los contendientes.

“Esta historia es sobre el pánico que sientes en una circunstancia de estas características. Estos jóvenes soldados no estaban preparados para vivir tal experiencia. Fue un momento en el que los aliados tuvieron que comportarse con humildad y buscar la manera de retirarse a través de ese canal para regresar a casa”, irrumpe Styles en la charla al describir su emoción de formar parte de la más reciente película de Nolan, un verdadero privilegio para el famoso intérprete tratándose de su debut en la pantalla grande [sin contar su participación en el documental de One Direction, This is Us].

Es evidente que la atención mediática de la película se centrará en la figura de Styles, sin embargo, los realizadores aseguran que nunca se pensó en contratar los servicios del intérprete con la intención de publicitar la cinta. De acuerdo a reportes, Styles insistió en conseguir una cita para la audición una vez que se enteró del proyecto de Nolan. Al igual que sus compañeros, Harry tuvo que sobrellevar un complicado proceso de elección hasta finalmente quedar en reparto.

Chris cuenta la misma historia desde tres puntos de vista: aire, mar y tierra. Esto provoca que la estructura narrativa de la cinta sea más interesante, pero lo que realmente rescato en este renglón, es que el director expone lo sucedido a través de las relaciones entre los personajes. Como todas las cintas de Nolan, estamos hablando de una producción de grandes dimensiones pero es con los pequeños detalles y los actos sutiles que se cuenta esta anécdota”, agrega Styles quien también reconoce el un placer de trabajar con un equipo de personas tan talentosas como Kenneth Branagh.

Y es que el cantante fácilmente pudo haber incursionado en el cine a través de una comedia romántica o una película de suspenso mucho más ligera; sin embargo, el reto de participar en una producción histórica de estas características lo llevó a actuar en Dunkerque. “Algo que sucedió en esa playa resulta en una historia conmovedora. Son un grupo de jóvenes prácticamente inocentes quienes quedan desprovistos de todo, casi desnudos, expuestos. En una situación así reaccionas de dos maneras, o sacas lo mejor de ti o lo peor. Creo que Dunkerque no es una película de guerra, sino una cinta muy personal para Chris que se acerca más a la pérdida de la candidez en extremas circunstancias”, manifiesta el cantante y ahora, actor.

Chris Nolan fue un gran cómplice. Es un director que sabe perfectamente lo que quiere. Es alguien que se fija mucho en los detalles. Es muy fácil trabajar con él porque es una persona muy receptiva a lo que tengas que ofrecer. Tenía algo de temor de sentirme intimidado por él pero fue todo lo contrario. Es alguien quien se toma el tiempo para repetir la secuencia si no está contento con el resultado. De repente lo veía y me preguntaba: ‘¿Cómo una persona tiene tanto en su cabeza?’, y es que en ocasiones no teníamos idea de lo que estaba haciendo, ni nosotros ni el equipo técnico”, de esa forma Styles describe al director de cuya filmografía destaca El Caballero de la noche como una de sus cintas favoritas. Si Harry Styles se transforma en un actor a seguir está por verse, lo que es indudable es que el cantante eligió un proyecto respaldado por las mejores credenciales dentro del quehacer cinematográfico.

Por otro lado, para Jack Lowden este proyecto representa un acto de fraternidad. De acuerdo a Lowden, Nolan se encargó de formar una gran familia, no sólo entre el reparto sino también con el equipo técnico y de producción. “No hay muchos episodios que puedas comparar con lo que sucedió en Dunkerque. Los jóvenes soldados estaban siendo evacuados tras la orden de una retirada pero no tenían claro que estaba sucediendo realmente. Había desorden, caos y complejidad. Lo único que tenían era el uno al otro. Creo que de eso va la cinta”, dice categórico Lowden.

Las arenas de la playa de Dunkerque
Dunkerque es y será siempre un lugar recordado por un evento que no debe celebrarse. Aunque se reconoce el rescate de miles de vidas, lo que aconteció ahí fue un acto horrífico. Hay una sensación difícil de describir en el aire cuando se está ahí, se percibe una extraña calma a pesar del constante viento y de que la oscilación de la arena imposibilita ver con claridad.

“Tendemos a olvidarnos de lo jóvenes quienes estuvieron involucrados en la batalla. Por lo general vemos documentales o leemos libros e imaginamos adultos implicados en este terrible suceso, pero se trataba de prácticamente niños”, dice Kenneth Branagh durante una reunión pactada posterior a nuestra visita a Dunkerque. El renombrado intérprete y director, caracteriza al Comandante Bolton, militar que se encuentra en tierra durante el desalojo del lugar. Esta intervención es algo particular para Branagh, ya que últimamente ha dedicado su carrera al renglón de la dirección escénica.

“Creo que se trata de una posición excepcional. Hoy en la mañana estaba hablando con Danny Boyle y me decía que envidiaba de alguna manera mi situación de poder laborar con otros realizadores siendo yo también un director. Chris vino a Londres y vio un trabajo teatral, The Winter’s Tale en donde participaba. Al día siguiente nos reunimos en un hotel y conversamos durante horas sobre Dunkerque y lo que representaba ese hecho para la historia. Me llamó la atención que quería centrar su interés en la pérdida de la inocencia de un grupo de jóvenes a través de la guerra. Chris es padre de cuatro niños por lo que es más que consciente de la fragilidad de la vida. Me apasionó ver a alguien tan vehemente ante un asunto histórico”.

De acuerdo a Branagh, cada uno de los personajes de esta cinta son protagonistas de su propia película, desde los capitanes al mando, pasando por pilotos. En el aire hasta llegar a los soldados en tierra, en sus respectivas circunstancias cada uno de ellos son héroes de su propio entorno, tienen que enfrentar al miedo y desconcierto.

“Es un guion que te deja sin aliento pero que al final se convierte en algo sobrecogedor. Nolan nos entregó un libreto visceral. He visto muy poco de la película, pero me tocó apreciar unas secuencias en donde Tom Hardy está en la cabina de mando de un avión, me pregunto: ‘¿De cuántas maneras distintas puedes rodar una secuencias en un espacio tan reducido?’ Nolan lo ha averiguado. Es un virtuoso detrás de la cámara”, manifiesta Branagh.

Cillian Murphy vuelve a trabajar con Nolan en Dunkerque. El personaje que interpreta el irlandés se ha mantenido como un misterio más de la producción. Sin embargo, adivinamos que se trata de una pieza significativa en el acertijo que representa la historia. “No sé como explicar este vínculo. Si no volviera a hacer una película con Christopher Nolan de cualquier manera seguiría siendo uno de mis mejores amigos y uno de mis directores consentidos. Fui fan de Memento y de Insonmio y para mi suerte es alguien a quien le place volver a trabajar con gente con quien laboró en el pasado.

Hay una confianza especial entre él y yo”, expone el actor tratando de dilucidar en el porqué de su constante relación laboral con el realizador. Ésta representa la quinta colaboración con Nolan, misma que nació cuando Murphy realizó un casting para el protagónico de Batman inicia. El intérprete no ganó el rol estelar, pero sí la confianza del director.

“Creo que Dunkerque es una continuación lógica en la carrera de Nolan. Mis directores favoritos por lo general se trasladan por distintos géneros, desde ciencia ficción hasta noir o melodramas. Con esta película, Chris manifiesta su curiosidad por contar todo tipo de historias. No he visto la cinta pero te aseguro que será una aproximación Nolanesca del asunto”, asegura el actor, quien ahora se considera un intérprete con la suficiente paciencia como para esperar el proyecto adecuado, algo que antes no hacía. Ahora, Murphy simplemente espera conseguir papeles en películas que a él le interese ver en la pantalla grande. Tal es el caso de Dunkerque.

“Creo que como actor tienes el deber de estar informado del contexto social y político en el que se desenvuelve el personaje. Mi investigación acerca del rol depende totalmente de la película en cuestión, aunque te digo que no soy de los actores que construyen el pasado de sus personajes. El guion es el mapa en tu interpretación. Con Chris no hay mucho lugar para la improvisación porque sus libretos son muy precisos”, finaliza el actor.

Rolling Stone y Warner Bros. Pictures México prepararon kits especiales que incluyen una mochila, una playera, un reloj, una agenda y un llavero. Para ganar, lo único que tienes que hacer es contestar correctamente las siguientes preguntas:

1. ¿Qué actor interpreta al comandante Bolton en Dunkerque?
2. Menciona las otras dos películas en las que Tom Hardy y Christopher Nolan han trabajado juntos.
3. ¿Quién es el compositor de la banda sonora de Dunkerque?

Manda tus respuestas al correo [email protected].

LOS PRIMEROS EN CONTESTAR SERÁN LOS GANADORES DE UNO DE LOS KITS Y SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.



comments powered by Disqus