Una platica casual con Questlove


El baterista de The Roots habla acerca de las lecciones de su padre y de su libro.


POR Jason Newman  



Facebook: Questlove

Todos tenemos héroes pero para Ahmir Khalib Thompson, alias Questlove, es su padre, Lee Andrews, cantante de doo wop. “Me enseñó todo lo que sé sobre el negocio de la música. Pero si estás hablando sobre a quién admiro y venero en mi vida diaria, el Padre es Don Cornelius, el Hijo es Prince y el Espíritu Santo es Michael Jackson. Lo primero que hago cada mañana es ver un episodio de Soul Train. ¿Por qué? No sé. Porque puedo. Siempre hay alguna sorpresa de Prince por venir. Y las últimas tres entrevistas en mi podcast están muy relacionadas con Jackson”.

¿Cuál es el mejor consejo que has recibido?
[El baterista] Bernard Purdie estaba haciendo un sesión para mi padre en 1975. Papá le dijo: “Bernard, cuéntale a mi hijo cómo pones comida en la mesa”, y él respondió: “El dos y el cuatro”. Mi papá siempre fue un riguroso y disciplinado líder de banda cuando se trataba de tocar con precisión. Eso se quedó conmigo. En cierto modo, me he convertido en mi papá, especialmente con The Roots. Mi papá siempre me dijo: “Hijo, recuerda: no te pueden atrapar si no pueden poner nada en ti”. Ésa es probablemente la razón por la cual no tomo. Creo que él tenía estos miedos de que yo bebiera en un bar y me fuera con una persona desconocida.

¿Qué consejo le darías a un Questlove adolescente?
Si la fugura de Questlove Jacob Marley pudiera regresar el tiempo y decirle al yo de 19 años que estaba a punto de enfrentarse a la pelea de 25 años más difícil de su vida, ¿se quedaría en la carrera? [A lo largo de los años] tuve ataques de pánico sobre [otras personas obteniendo] portadas de Rolling Stone Estados Unidos no merecidas. Hice berrinches, aventé vasos. Muchas veces, me rendí. Pero siempre existió la esperanza de que algún día iba a lograrlo. Salté en el río y hay pirañas y tiburones, pero por lo que sé, les llevo 150 metros de ventaja.

Tu nuevo libro, Creative Quest, es un “libro de autoayuda hecho por mentes de la música y el arte”, como tú lo llamaste. Tienes un capítulo sobre lidiar con el fracaso. ¿Por qué?
He tenido muchos “pastelazos”. “Oh, eres Questlove y eres un ícono y todos te aman”. Pero lloro por reseñas de discos y he hecho proyectos horribles. Es importante hacerle saber eso a las personas.



comments powered by Disqus