Unas miradas tristes


Tim Burton presenta el insólito caso de las pinturas con ‘Ojos grandes’


POR Staff Rolling Stone México  



Tim Burton presenta el insólito caso de las pinturas con ‘Ojos grandes’

Por Óscar Uriel

Tim Burton es un adepto irreparable a las cintas de terror; de hecho, el realizador es responsable de algunos homenajes al género como La leyenda del jinete sin cabeza o El cadáver de la novia en el terreno de la animación, e incluso ha indagado en la psique de Ed Wood, considerado uno de los peores directores en la historia  y autor de algunos títulos de vacilante calidad.

El provocador relato de Walter y Margaret Keane llamó la atención de Burton hace algunos años, después de todo se trataba de uno de los escándalos más célebres del mundo del arte (acontecido en la década de los cincuenta). Otro relato sombrío que apasionó al director. “La historia de Margaret y Walter Keane, que fueron responsables de estas pinturas y litografías que estuvieron muy presentes durante mi infancia en los suburbios, tiene que ver con la delicada circunstancia que suscitó una controversia sobre quién realmente era el autor de las obras, por lo que esta película va realmente sobre su relación codependiente, todo lo que tuvieron que realizar para encubrir esta estafa culminando en un juicio escandaloso”, admite Burton en
una entrevista realizada en la ciudad de Nueva York sobre su más reciente cinta, titulada Ojos grandes.

Pero, ¿qué hacía tan singular la historia de los Keane? Simplemente era el sobrio retrato de unos niños de ojos grandes y melancólicos, criaturas que portaban taciturnas miradas que llamaron la atención de un público, hasta ese entonces, acostumbrado a adquirir obras festivas. Eva Green, Johnny Depp y Winona Ryder, entre otros, podrían considerarse actores de pupilas desmesuradas. Son histriones que pueden proyectar muchas intenciones con una sola mirada





comments powered by Disqus