Los años dorados de Yusuf Islam


El otrora Cat Stevens todavía lucha con su pasado… y le está ganando


POR Staff Rolling Stone México  



El otrora Cat Stevens todavía lucha con su pasado… y le está ganando

El otrora Cat Stevens todavía lucha con su pasado… y le está ganando

Por Andy Greene

Yusuf, de 66 años de edad, está bebiendo té en una sala de conferencias del Sony Building en el centro de Manhattan. Su siempre presente guardaespaldas, un tipo fornido de unos dos metros, está sentado en una banca cercana. Yoriyos, hijo de Yusuf –de 29 años– está sentado frente a una laptop. El cabello de Yusuf pinta más canas que nunca, y porta lentes de sol, una camiseta gris y una elegante chaqueta azul. Nunca ha lucido más como un rockstar desde su regreso a la música secular, hace ocho años.

Yusuf es relajado y amigable, pero todos los demás parecen un tanto tensos. Su hijo mira ansiosamente sobre la pantalla de la laptop cuando escucha que la conversación versa sobre música, y dos publicistas esperan afuera. Antes de la entrevista, ellos me han pedido ser “prudente” cuando se trata de “religión y controversias pasadas”.

La conversación comienza de manera firme, versando sobre Tell ‘Em I’m Gone, el nuevo LP con sabor R&B de Yusuf, su tercer disco desde 2006. Yusuf se mudó a Dubai en 2010 (“Me gusta porque es soleado”), pero viajó a Los Ángeles para editar el disco con Rick Rubin. “Hicimos todo como en una semana”, dice Yusuf. “Un par de canciones fueron tomas únicas. No me gusta estar en los estudios. Hubo un par de veces en las que él quería revisar algunas partes, y yo le dije: ‘Ya lo hice, Rick. No quiero volver a hacerlo’”.





comments powered by Disqus