Zoé: el renacimiento


Zoé encontró el origen para alzar la voz y actuar en la sociedad mexicana.


POR Natalia Cano  



Foto: Twitter Zoé

La mítica historia del camino que recorrieron los mexicas originarios de Aztlán en busca de “la señal” (el águila con las alas extendidas sobre un nopal), que les indicaría el lugar exacto donde debían fundar su ciudad, México-Tenochtitlán, funge como hilo conductor de lo que el vocalista León Larregui desea retratar en el nuevo álbum de Zoé.

Para el cantante de la banda de rock, la conexión del periodo que transcurrió desde la salida de aquel grupo peregrino hasta la fundación de uno de los imperios más grandes e importantes de la América precolombina, en el siglo XIV, tiene eco el día de hoy, con la migración de mexicanos a Estados Unidos en plena era del presidente Donald Trump y su obsesión por construir un muro en la frontera, pero también como una invitación al escucha para re exionar sobre el origen y el futuro de México, tras los terremotos que azotaron el centro y sur del país en septiembre pasado, y de cara a las elecciones presidenciales.

Así fue como Larregui, amante de la ciencia ficción y un apasionado por las culturas precolombinas americanas, y sus compañeros de agrupación optaron por llamar Aztlán a su sexto álbum de estudio, el primero en cinco años y el mismo que marca sus primeras dos décadas de carrera musical con fecha de salida el 20 de abril. “Me parecía importante acercarme más a la cultura de México. También creo que es un buen momento de abrazar nuestras raíces, investigar más sobre nuestro origen. Abrazar nuestra mexicanidad con orgullo, y comenzar a cambiar todo el mierdero en el que tienen hundido este país”, dice Larregui.

En el interior de la sala de juntas de su casa disquera, Universal Music, el rostro del músico irradia esperanza. Da un sorbo de café caliente y se toma unos segundos para meditar cada respuesta. “Creo que todo lo que ha sucedido desde el año pasado, que fue un año tan fuerte en todos los sentidos, se refleja. La música se permea de eso porque lo estás viviendo, y sería muy falso que no tuviera un reflejo en las nuevas canciones, sería ‘hacernos de la vista gorda’, hacernos güey”, señala. “Nuestra música, aparte de ser música pop para entretenerte, tiene un lado reflexivo. Sonoramente, se sienten fragmentos, pedazos indescriptibles con palabras, y en la lírica sí hay algunos toques que hablan de la política, hasta del temblor, de la migración, del muro (de Trump), siempre con una visión positiva. No es fatalista para nada, discreto, pero ahí está”, añade.



comments powered by Disqus