Archivo de la etiqueta: A dónde van los muertos

7 cosas que no sabías de Kinky


La banda originaria de Monterrey ha roto fronteras con su mezcla de sonidos.


POR Staff Rolling Stone México  



7 cosas que no sabías de Kinky

La música mexicana ha ido cambiando con el paso del tiempo; los artistas de la escena nacional han moldeado su sonido mezclando géneros como el rock, el pop y la música electrónica para marcar tendencias.

Kinky es una banda con varios años de trayectoria y se ha consolidado como una de las agrupaciones más representativas de nuestro país. Por lo anterior, Rolling Stone ha incluido a la banda regiomontana como uno de los casos de éxito que han roto fronteras.

A continuación presentamos 7 datos que tal vez no sabías de Kinky.

1. El álbum Sueño de la Máquina fue producido y mezclado por John King de los legendarios Dust Brothers, cuyos créditos incluyen colaboraciones y producciones con Beck, Beastie Boys, The Rolling Stones y muchos más.

2. Se han presentado con gran éxito en festivales internacionales como Coachella y han compartido escenario con bandas como Cake, De La Soul, Flaming Lips y Modest Mouse.

3. La canción “Más” fue utilizada en un capítulo de la serie estadounidense NCIS (Investigación Criminal).

4. El grupo demandó a Susana Zabaleta por usar la palabra kinky en una de sus producciones.

5. Los integrantes del grupo inventaron sonidos para sus primeros discos con llantas de bicicletas, cajas de música y radios antiguos.

6. Una canción de Kinky forma parte del soundtrack del videojuego Little Big Planet.

7. El concurso Battle of Bands, organizado por la Latin Alternative Music Conference (LAMC) en Nueva York, fue el evento en el que el productor británico Chris Allison (The Beta Band, Coldplay) les ofreció producirlos y sacar su disco debut Kinky bajo el sello de Sonic 360.

BANNER 158 NOTICIAS


Los X-Fighters hicieron ‘volar’ a México


Saltos espectaculares y adrenalina pura fueron los ‘invitados de honor’ en la primera fecha del Red Bull X-Fighters World Tour 2013


POR Staff Rolling Stone México  



Saltos espectaculares y adrenalina pura fueron los ‘invitados de honor’ en la primera fecha del Red Bull X-Fighters World Tour 2013

Los X-Fighters hicieron ‘volar’ a México

Por: Yonatan Pérez Reyna

Celebrada en la Plaza de Toros de la Ciudad de México, ante unos 50 mil aficionados al motocross y el freestyle aéreo, una intrépida oncena de motociclistas internacionales deleitó al público mexicano que no paró de aplaudir y celebrar los vuelos de estos motociclistas extremos. Esta ocasión, los toros y toreros se transformaron en motocicletas y riders en ‘La México’. Por primera vez en la historia, el cartel de los X-Fighters tuvo entre sus filas la participación de dos mexicanos, Erick Ruiz (17 años), quien fue eliminado en la ronda por un boleto a los cuartos de final, y Alex Cervantes (25 años), quien tuvo que abandonar la competencia por un esguince de pulgar en las rondas eliminatorias, justamente el día previo al inicio del campeonato.

El evento inició con un emotivo homenaje al rider japonés Eigo Sato, fallecido durante unas prácticas en su tierra natal el pasado 28 de febrero. La emoción por ver nuevamente volar a los intrépidos artistas del aire desbordó los ánimos del público cuando el australiano, Rob Adelberg, hizo rugir su motor durante los cuartos de final, en la competencia ante su compatriota Josh Sheehan.

Al finalizar la primera ronda eliminatoria, como ya es tradición en los eventos del Red Bull X-Fighters, se dio el primer momento musical de la noche; la banda regiomontana Kinky puso a bailar a los asistentes en la Plaza de Toros con su tema “¿A dónde Van los Muertos?”.

La noche continuó y las semifinales estaban definidas, el neozelandés Levi Sherwood se enfrentó al español Danny Torres, siendo este último el que avanzó a la gran final. En la otra llave, el consentido de la noche, el francés Tom Pagés se midió ante el australiano Rob Adelberg. Pagés, con una impresionante y diferente rutina de saltos, barrió a su contrincante y se instaló en la esperada final.
Kinky volvió a aparecer en el escenario, montado en las gradas de ‘La México’, para ponerle más ritmo a la fiesta con la canción “Hasta quemarnos”.

La gran final tuvo a los dos mejores riders de la noche, Pagés y Torres. La primera fecha, de las seis a disputarse, fue para Tom Pagés, quien ganó la competencia y el corazón de los mexicanos luego de sus impresionantes y audaces maniobras aéreas utilizando las cinco rampas y el cuarto de tubo. En su rutina final, el francés asombró a sus fanáticos con saltos como un special flip, 360°, 540° flair, turn down, tsunami y nine o’clock, entre otros.


Festival 212 Panamericano, una buena dosis auditiva


El Paseo Chapultepec de Guadalajara se convirtió en un gran escenario para disfrutar más de 10 horas continuas de música de Kinky, Panóptica Orchestra, El Gran Silencio, La Gusana Ciega, La Lupita, Disidente, Vainilla y Descartes a Kant


POR Staff Rolling Stone México  



El Paseo Chapultepec de Guadalajara se convirtió en un gran escenario para disfrutar más de 10 horas continuas de música de Kinky, Panóptica Orchestra, El Gran Silencio, La Gusana Ciega, La Lupita, Disidente, Vainilla y Descartes a Kant

Festival 212 Panamericano, una buena dosis auditiva

Por Vania Hernández
Fotos Víctor Arroyo

El Paseo Chapultepec de Guadalajara se convirtió en un gran escenario para disfrutar más de 10 horas continuas de música

Con más de 40 bandas invitadas, el Festival 212 Panamericanos tomó las calles del Paseo Chapultepec, que a lo largo de 12 cuadras dispuso cuatro escenarios, donde alrededor de 70 mil personas disfrutaron de agrupaciones como Kinky, Panóptica Orchestra, El Gran Silencio, La Gusana Ciega, La Lupita, Disidente, Vainilla y Descartes a Kant, por nombrar algunas.

Organizado por la estación de radio RMX, el festival con seis años de vida, hizo la delicia de los tapatíos al ofrecer, de manera gratuita, música durante más de 10 horas con grupos locales y nacionales.

El Escenario Panamericanos fue el más concurrido. Los Ángeles Negros pusieron su toque sentimental, mientras la banda local Descartes a Kant fue bien recibida. Al caer la tarde, La Gusana Ciega entró con energía y sin perder tiempo, entregó “Celofán” y “No me tientes”, temas coreados tan fuerte que a los alrededores se pudo escuchar al público acompañarles.

Por su parte, los tapatíos de Sussie 4 subieron el ánimo de la noche. Apoyados por visuales interpretaron “Remote Control”, “One More Time” y “Sund4y”, que hicieron irresistible el baile. El público los apoyó con las manos en alto, mientras los elementos de seguridad sucumbieron al ritmo y más de alguno siguió el beat con el cuerpo.

Sussie 4
El set list de Kinky fue destinado a no parar de bailar; Gilberto Cerezo, el vocalista, mantuvo la inspiración. De un lado a otro, la banda regia dejó en claro que su propuesta no baja la guardia. En “Mexican Radio” y “Sister Twisted”, Ulises Lozano estuvo a cargo del acordeón y frente al público, demostró su habilidad en el instrumento.

Le siguieron “Marcha atrás” y “Corman”, para emocionar con las primeras notas de “A dónde van los muertos”, al incitar a los brincos y crear un efecto en la multitud de un indomable mar humano.

Mientras avanzó el concierto, los edificios cercanos al escenario fueron los mejores lugares para presenciar el desempeño de los músicos. El frontman también mostró su habilidad en la tornamesa para “Ejercicio No. 16”, y así mantener atenta a la multitud por unos segundos al descifrar el tema y provocar de nuevo los saltos, acompañados de palmas.

El quinteto anunció el estreno del tema “Intoxícame”, para continuar con el beat de “Soun tha mi primer amor” y subir el calor de la noche; no pudo faltar “Día negro”, con apoyo de imágenes de La Mala Rodríguez, mientras Cesar Pliego, con su incansable bajo, armó su torbellino en el escenario a ritmo de “Coqueta”, para cerrar su participación con “Hasta quemarnos”.

Kinky
Entre el público, cerca de una de las vallas, un elemento de seguridad se mostró entusiasmado por la música y se le escuchó decir: “Hasta yo me quitaba la playera y me iba a divertir”.

Azul Violeta fue la agrupación encargada de coronar la noche. Ugo Rodríguez, el vocalista, mantuvo el contacto con el público, agradeció la presencia de los asistentes e hizo hincapié que veía caras conocidas, para luego regalar una sonrisa.

Entre los temas que revivieron viejos tiempos fueron “Es hora”, “Volver a empezar” y “Luna”, en nuevas versiones, además de una probadita de la nueva cara de la banda tapatía con “Somos algo”.

Azul Violeta