Archivo de la etiqueta: Vertigo

Mira el nuevo video de Ruido Rosa: “Casa de naipes”


El clip fue dirigido por Sol Oosel y cuenta con la participación de Daniela, Alicia, Ale y Carla, las cuatro integrantes de Ruido Rosa.


POR Staff Rolling Stone México  



Mira el nuevo video de Ruido Rosa: “Casa de naipes”

“Casa de naipes” es el tercer sencillo que se desprende de Fragmentos, próximo EP de Ruido Rosa que se lanzará a principios de 2019. Como parte de la promoción de este material discográfico, la agrupación conformada por Alicia Zepeda, Carla Sariñana, Daniela Sánchez y Ale Moreno, estrenó el video oficial de esta nueva canción.

Ale Moreno habló sobre el proceso creativo detrás de “Casa de naipes”: “Desde que salió el primer riff sabíamos que tendría algo de misterio. Y queríamos tocar sobre eso, de gente que se esconde detrás de una visión muy positiva pero que tienen ondas oscuras. Y habla de eso, de la fragilidad de la casa de naipes, este posicionamiento superestratégico, pero superfrágil que en cualquier momento se puede caer”.

El video de “Casa de naipes” fue dirigido por Sol Oosel, músico y productor que ya ha realizado clips musicales para Zoé y Juan Son. El video toma escenas de un thriller psicológico escrito por el mismo Oosel que se basa en el modelo de ocho circuitos de Robert Anton Wilson. Ale, Alicia, Carla y Daniela actúan en la película junto a Rocío Rodriguez y Claudio Zapata.

La producción de “Casa de naipes” estuvo a cargo de José Pablo Ibarra y Patricio Dávila (Mylko).

Fragmentos contará con ocho canciones y verá la luz a principios del 2019: “Con la rapidez de lo que está pasando, sentíamos que el disco se iba a perder muy rápido. Por eso hemos estado sacándolo literal en fragmentos (risas), para darle vida a cada una de sus canciones. Empezamos con ‘Solo’, luego con ‘Vértigo’ y ahora con ‘Casa de naipes’, la cual muestra mucho de lo que viene”.

Mira a continuación “Casa de naipes”, el nuevo video de Ruido Rosa:


“Casa de naipes”, la nueva canción de Ruido Rosa


Este tema formará parte de ‘Fragmentos’, el próximo EP de la banda de rock mexicana.


POR Noemí Contreras  



Cortesía de Ruido Rosa

“Casa de naipes”, la nueva canción de Ruido Rosa

Ruido Rosa estrenó “Casa de naipes”, tercer sencillo que se desprende del EP Fragmentos, el cual se lanzará a inicios del próximo año. Platicamos con la vocalista Ale Moreno, sobre el proceso de creación: “Desde que salió el primer riff sabíamos que tendría algo de misterio. Y queríamos tocar sobre eso, de gente que se esconde detrás de una visión muy positiva pero que tienen ondas oscuras. Y habla de eso, de la fragilidad de la casa de naipes, este posicionamiento súper estratégico, pero súper frágil, que en cualquier momento se puede caer”.

La producción de esta canción estuvo a cargo de José Pablo Ibarra y Patricio Dávila (Mylko). Ale nos cuenta la historia detrás de esta decisión: “Carla y yo íbamos en la prepa con ‘Pato’ y lo conocemos desde hace años. Él nos conoce mucho y sabe qué es lo que queremos para la banda y cuando ellos empezaron con Mylko, se nos hicieron muy interesantes los lugares que estaban explorando. Ya teníamos los demos y teníamos por ahí uno que otro productor a la vista, pero les dijimos: ‘Ustedes que están haciendo algo electrónico, ¿qué harían con estos demos?’. Y sentimos que no cambiaron totalmente las canciones, pero hicieron muchas cosas que nosotras no estábamos imaginando, le dieron una visión muy fresca”.

Fragmentos contará con ocho canciones y es el segundo material de estudio de Ruido Rosa, después de su álbum homónimo de 2010. “Con la rapidez de lo que está pasando, sentíamos que el disco se iba a perder muy rápido. Por eso hemos estado sacándolo literal en fragmentos [risas], para darle vida a cada una de sus canciones. Empezamos con ‘Solo’, luego con ‘Vértigo’ y ahora con ‘Casa de naipes’, la cual muestra mucho de lo que viene”.

Para la creación de este proyecto, Ale Moreno, Carla Sariñana, Daniela Sánchez y Alicia Zepeda se alejaron de sus vidas en la ciudad y se enfocaron en la composición de las canciones. “Nos fuimos a Cocoyoc, ya teníamos unas ideas, ya teníamos unas canciones medio hechas y estuvimos ahí unas semanas trabajando las canciones y sacando nuevas”, comenta la vocalista. “Fue ahí donde nos dimos cuenta de que estábamos otra vez en el mismo canal, que queríamos hacer el proyecto como queríamos. Lo que pasó antes fue que de repente no sabíamos a dónde íbamos y nos costó salir adelante, por eso estuvimos un rato viendo qué pasaba”.

En cuanto a sus planes a futuro, Ale Moreno asegura que tienen que regresar a la escena a llenar los espacios donde sienten que falta mucho rock. “Vamos a tocar en el festival Epicentro la próxima semana en Guadalajara y tenemos ahí algunos otros festivales en pie. Pronto estaremos anunciando otras fechas”.

Escucha el nuevo sencillo “Casa de naipes” aquí:


Alex Turner protagoniza el video oficial de “Vertigo” de Mini Mansions


El líder de Arctic Monkeys participó en la grabación del tema, el cual forma parte de ‘The Great Pretenders’, el más reciente LP de la banda de Michael Shuman.


POR Staff Rolling Stone México  



El líder de Arctic Monkeys participó en la grabación del tema, el cual forma parte de ‘The Great Pretenders’, el más reciente LP de la banda de Michael Shuman.

Alex Turner protagoniza el video oficial de “Vertigo” de Mini Mansions

Mini Mansions, el proyecto alterno de Michael Shuman, integrante de Queens of the Stone Age, estrenó su nuevo álbum The Great Pretenders, el día de hoy.

El LP. Incluye la participación de artistas como Brian Wilson y Alex Turner, líder de Arctic Monkeys.

Como parte de la promoción del material, Mini Mansions dio a conocer el video oficial de “Vertigo”, clip protagonizado por Alex Turner y un grupo de mujeres topless.

“La noche previa a la grabación del video, tocamos en una extraña fiesta privada en Saint Laurent con Bleached y Sky Ferreira, en donde cada uno tuvimos un set de 15 minutos. Así que tuvimos mucho tiempo para divertirnos. Alex y nosotros llegamos algo cansados al set, a las 9 de la mañana del día siguiente, con una docena de mujeres semidesnudas esperando formar parte de la filmación. Diría que fue el ambiente ideal para la creación de este video”, explicó Shuman sobre la filmación del clip en un comunicado de prensa.

Aquí el video oficial de “Vertigo” de Mini Mansions:

APP 142 marzo



La Otra Cartelera – Top 10 de la Historia del Cine


La Otra Cartelera: Top 10 de la Historia del Cine


POR Staff Rolling Stone México  



La Otra Cartelera: Top 10 de la Historia del Cine

La Otra Cartelera – Top 10 de la Historia del Cine

Por Arturo Aguilar (@aguilararturo)

Hace tan sólo un par de semanas se dio a conocer la lista de las 100 Películas de la Historia del Cine Mundial, que cada 10 años publica la revista británica Sight & Sound. La importancia de este canon fílmico establecido por críticos, académicos e historiadores del todo el mundo (que esta vez congregó una cifra récord de participantes invitados por la publicación: más de 800 votantes) es tal que ha sido la lista responsable de que cualquier cinéfilo sepa que, tradicionalmente, El Ciudadano Kane ha sido llamada la mejor película de todos los tiempos.

Eso hasta hace dos semanas, cuando se dio a conocer que los resultados de la encuesta colocan a Vértigo, de Alfred Hitchcock, como la nueva número uno.

Previo a la publicación de los resultados de Sight & Sound, un grupo de colegas (participantes y no participantes en la encuesta) nos dimos a la tarea de hacer lo casi imposible para cualquier cinéfilo o amante del séptimo arte: definir nuestro personal “Evangelio de la Historia del Cine”. Resultaba sano (e interesante) hacerla antes de que saliera a la luz la lista de Sight & Sound, ver si se coincidía en observaciones o elecciones (más info de esas listas previas, acá).

La idea detrás de mi lista fue ‘simple’: Ver estas 10 películas nos permitiría comprender mejor al llamado séptimo arte, su evolución y logros en diferentes niveles (narrativos, temáticos, visuales). Un Dream Team personal de la Historia del cine.

Citizen Kane (Orson Welles, 1941). Welles tocó el cielo con su primera película. Arriesgada, valiente, anti-establishment, muy divertida, llena de efectos especiales, visuales, de cámara, de maquillaje, estructural y narrativamente sofisticada para sus tiempos, pero por encima de todo, de una contundencia inigualable en el retrato de un magnate vacío buscando llenar ese hueco. Su enorme trascendencia rebasa lo que se ve en la pantalla. Así de grande es.

Rashomon (Akira Kurosawa, 1950). Es posible contar la misma historia varias veces, desde distintas perspectivas, e involucrar al espectador en el intento de resolución de un crimen como nadie lo había hecho. Una innovación respecto a cómo contar historias.

The Searchers (Más corazón que odio/Centauros del desierto, John Ford, 1956). En el ocaso de la época dorada del western, Ford crea el retrato perfecto de la evolución, y sí, del propio ocaso, del vaquero y del lejano oeste. Más allá del romanticismo y heroísmo de la primera etapa de este género, en The Searchers nos encontramos con un protagonista demasiado lastimado y con un enorme bagaje moral-emocional-vivencial en la espalda y la conciencia, incapaz ya de una catarsis o expiación personal plena.

Les quatre cents coups (Los 400 golpes, Francois Truffaut, 1959). Crónica de un intercambio de transgresiones y agresiones entre un niño que termina por perder la poca inocencia que tenía, y la realidad que intenta abatirlo y desmoralizarlo a través de su familia, su escuela, las reglas, etc. La profunda sencillez de la historia de Truffaut es hoy una referencia importantísima del cine de autor que nació de la mano de la Nueva Ola Francesa con este y otros filmes.

Psycho (Psicosis, Alfred Hitchcock, 1960). Un macabro cuento de terror moderno con profundas interpretaciones y reflexiones psicológicas. Como en todo el cine de Hitchcock, sus cintas tienen varios niveles de goce, análisis y sofisticación. Su puesta en escena, el guión que desaparece a su protagonista, el montaje de la escena de la regadera y Norman Bates son apenas unas cuantas razones para asomarse en una obra provocadora.

8 ½ (Federico Fellini, 1963). La mente del director vista (o expuesta) como nunca antes. La estructura onírica de pasajes y viñetas resulta perfecta para mostrar ese universo donde se mezclan la presión, creatividad, recuerdos, obsesiones, deseos y manías de un director de cine por encontrar la idea para su siguiente filme. Tan entretenida como interesante.

2001 Space Odissey (Stanley Kubrick, 1968). Visual y narrativamente propositiva, ya sea que se piense en sus logradas secuencias en movimiento, técnicamente sobresalientes, o en los efectos especiales o saltos temporales. Su estructura rompe con todo esquema aristotélico posible para llevarnos más que por una historia, por una experiencia. Superproducción con toques poéticos, un uso magistral de la música como personaje y una profundísima reflexión sobre la humanidad y nuestra relación (de vida y muerte, de extremo a extremo de nuestra existencia) con las máquinas y las herramientas.

Solaris (Andrei Tarkovski, 1972). En lo personal, Tarkovski es sinónimo de la introspección absoluta (junto con Bergman, en otro tono). ¿Somos capaces de dejar atrás nuestras experiencias a pesar del dolor o nostalgia con que se tenga que vivir o preferiríamos engañarnos con una ilusión que sabemos falsa que nos haga vivir de nuevo un recuerdo? En el marco de la ciencia ficción y la metafísica, una mirada a lo más profundo de nosotros mismos.

Annie Hall (Woody Allen, 1977). La tragicomedia romántica por excelencia. Enamorarse no es miel sobre hojuelas, ni asegura finales felices. Enamorarse es divertido, arriesgado, doloroso y necesario. Algo complejo y crudo cuando se trata no de un amor adolescente exaltado sino el de dos adultos. El retrato de la complejidad de las relaciones emocionales no había tenido un filme tan lúcido, divertido y hasta narrativamente atrevido (los personajes le hablan a la cámara, al público).

In the mood for love (Deseando amar, Wong Kar Wai, 2000). La más hermosa historia de amor (frustrado) jamás contada. La historia del otro lado de la infidelidad que da paso a una posible verdadera historia de amor, rítmica y cadenciosamente montada, elegantemente fotografiada, que sumerge al espectador en una atmósfera única, cargada de un enorme romanticismo que a cada paso se sabe contenido y condenado. Hermosa, hermosa película.

La lista completa (las 250 mejores películas) publicada por Sight & Sound, pueden revisarla aquí. Además, la página ofrece la posibilidad de filtrar los resultados para conocerlos por país, director, crítico o película votada.

Este es el Top 10 de Sight & Sound tras su encuesta 2012:

1. Vértigo, Alfred Hitchcock.

2. Citizen Kane, Orson Welles.

3. Tokyo Story, Yasujiro Ozu.

4. La règle du jeu, Jean Renoir.

5. Sunrise, FW Murnau.

6. 2001, A Space Odissey, Stanley Kubrick.

7. The Searchers, John Ford.

8. Man with a movie camera, Dziga Vertov.

9. The Passion of Joan of Arc, Carl Theodor Dreyer

10. 8 1/2 , Federico Fellini.

Una vez conocida la lista, y a propuesta/reto del director de la revista, Benjamín Salcedo, nos daremos a la tarea de en las siguientes semanas publicar aquí en el blog, Tops 10 del cine pero por década. Bajo la misma premisa: 10 películas que por lo que aportaron/arriesgaron/inventaron/generaron, son las paradas obligatorias para entender cómo fue o cómo evolucionó el cine durante esa década.

Que sea esta una invitación abierta a revisitar estas joyas, a conocerlas o reencontrarse con ellas.


TV: ‘Alcatraz’


En su aventura de ciencia ficción ‘Alcatraz’, J.J. Abrams pone de lado la palabrería metafísica para entrar de lleno al suspenso


POR Staff Rolling Stone México  



En su aventura de ciencia ficción ‘Alcatraz’, J.J. Abrams pone de lado la palabrería metafísica para entrar de lleno al suspenso

TV: ‘Alcatraz’

Lost’ para principiantes

En su aventura de ciencia ficción ‘Alcatraz’, J.J. Abrams pone de lado la palabrería metafísica para entrar de lleno al suspenso

Por Rob Sheffield

Hace un par de años, cuando Lost se acercaba a su desenlace, las televisoras intentaron llenar el vacío con una nueva generación de aventuras de ciencia ficción con alto presupuesto, como FlashForward, V y The Event. Estos shows, con sus elevados conceptos, amplios repartos, lujosas locaciones y complicados juegos narrativos, aspiraban a convertirse en Lost, aunque a mayor escala. Aún así, todos ellos se estrellaron tan estridentemente como el vuelo 815. Ninguno de ellos era terrible, no del todo. Simplemente llegaron fuera de tiempo.

El verdadero sucesor de Lost es el éxito instantáneo Alcatraz. Su meta es convertirse en todo un show de culto, siendo fácil y accesible: Sin tramas alternas complicadas, tampoco impactantes efectos especiales, ni playas inmaculadas en Hawái. Se basa en la clásica trama del viaje en el tiempo, con giros narrativos constantes, coincidencias ridículas, flashbacks a los años sesenta y siniestras figuras gubernamentales resguardando los oscuros secretos de Estados Unidos.

No es coincidencia, puesto que cuenta con un elemento clave del que los otros shows, aspirando a ser Lost, carecían: J.J. Abrams. De cierto modo, Abrams partió el legado de Lost por la mitad entre Alcatraz y Fringe, la cual se mantiene al aire pese a su minúsculo rating. Se ahorra la complicada ciencia ficción y la vierte en Fringe que, entre más alucinada, resulta mejor, compilando fantasías lisérgicas de universos paralelos. En Fringe, todo es de la onda “¿Alguna vez has notado esas pequeños bultitos en tu lengua? ¿Qué tal si fueran planetas?”. Pero en Alcatraz, sería más fácil encontrar frases como: “Sí, jefe, las huellas digitales que encontramos coinciden con las de un tipo que murió en 1976. Pensamos que tal vez se trate de alguien que viajó en el tiempo. Por cierto, ¿se va a comer ese pastelito?”.

La premisa es simple: En 1963, Alcatraz cerró sus puertas “debido a sus crecientes gastos y decrépitas instalaciones” (¡Maldita sea tu administración indulgente con el crimen, Kennedy!). La historia oficial es que los prisioneros fueron trasladados a otras cárceles, pero lo que en realidad sucedió fue que todos ellos desaparecieron misteriosamente. Los registros fueron falsificados y la verdad fue encubierta. Pero 50 años después, los prisioneros comenzaron a aparecer en San Francisco, donde están asesinando gente.

Todo esto no funcionaría sin Jorge Garcia, quien encarnó a Hurley, querido personaje de Lost, y que a veces la hace de Scooby Doo en esta Máquina del misterio. Garcia interpreta a Soto, un experto en la historia de Alcatraz que es contratado para investigar. Tiene dos doctorados, lo cual explica por qué trabaja en una tienda de cómics. Sin duda alguna, estudió en la misma escuela que otorgó a Patrick Swayze el Doctorado en Filosofía que ostenta en Roadhouse.

Su mancuerna, Rebecca Madsen (Sarah Jones), por el otro lado, es claramente una estudiante de honor de la Academia de Policía Kelly Clarkson. Es la chica encantadora pero con agallas, mientras Sam Neill interpreta al agente del FBI (¿será?) que encabeza la investigación (¿o no?) desde una base de operaciones secreta. Su seductora asistente, Parminder Nagra (Bend It Like Beckham) es la clase de agente secreto favorito de la audiencia, con acento inglés y que usa tacones altos, aún cuando se encuentra del tingo al tango en su guarida para detener a los chicos entrometidos al estilo Scooby Doo.

Lo mejor de Alcatraz es que no te invita a tomarla con demasiada seriedad. Los policías persiguen a criminales que se encuentran oficialmente muertos desde hace años, pero nadie insinúa que están locos. ¿Por qué no luchan para convencer a sus escépticos superiores de que la verdad espera ser revelada? No hay tal cosa como el sargento enojón que replique: “¡Viaje en el tiempo, mis calzones! ¡Quiero tu placa y tu arma en mi escritorio ahora mismo!”.

Es ese aire de “¿a quién le importa?” lo que resulta ser la salvación de Alcatraz. Tiene referencias a thrillers clásicos como Vertigo y Kiss Me Deadly, pero no se clava en la parte científica. Si hablamos de estos shows como los descendientes de Lost, Fringe es el diligente hermano mayor que hace tarea extra con el fin de impresionar, mientras Alcatraz es el hermano flojo que va con la corriente y encanta a todos. No se necesita tener dos doctorados para adivinar cuál tiene los ratings más altos.

Alcatraz se transmite todos los lunes a las 22:00 hrs. por Warner Channel.