Archivo de la etiqueta: A Day In The Life

‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’: El disco más importante del rock & roll


Desde las regias explosiones de metales y guitarras con ‘fuzz’ de la canción que da nombre al álbum, hasta un derrame orquestal y el largo y agonizante acorde de piano al final de “A Day in the Life”.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Cortesía de Universal Music

‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’: El disco más importante del rock & roll

John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr nunca se mostraron más temerarios y unidos en nombre de la magia y trascendencia. Lanzado en el Reino Unido el 1º de junio de 1967, y un día después en Norteamérica, Sgt. Pepper es el pronunciamiento definitivo del rock en favor del cambio. “Estábamos hartos de ser The Beatles”, dijo McCartney muchos años después, en Many Years From Now, la biografía del bajista escrita por Barry Miles. “No éramos unos niños, éramos hombres hechos y derechos… artistas y no meros ejecutantes”. Al mismo tiempo, Sgt. Pepper permitió formalmente la entrada de una formidable temporada rebosante de esperanza, agitación social y logros: los años sesenta tardíos, pero sobre todo el verano del amor de 1967.

Con esos pasajes instrumentales iridiscentes, las ensoñaciones versificadas y el sorprendente empaque, este álbum definió el opulento optimismo revolucionario de la psicodelia y enseguida diseminó el evangelio del amor, el ácido, la espiritualidad oriental y las guitarras eléctricas alrededor del mundo. Ningún otro disco pop de su era, así como ningún otro emergido de otra era, ha tenido un impacto tan titánico e inmediato. “Sin duda estábamos colaborando”, dijo Lennon a Rolling Stone en 1970, haciendo referencia a su relación creativa con McCartney, y Sgt. Pepper abunda en pruebas. La fecha auténtica de cumpleaños de Sgt. Pepper es el 29 de agosto de 1966, cuando la banda tocó su último concierto en San Francisco.

Hasta entonces, The Beatles había hecho historia en el estudio sofocados entre una tortuosa gira y otra. Por fin y para siempre fuera de los escenarios, el cuarteto se sintió con la suficiente libertad como para convertirse en un grupo muy alejado de la histérica beatlemanía.

McCartney fue incluso más allá. Se le ocurrió crear un álbum con The Beatles portando disfraces, el álter ego de una banda, más tarde bautizada como Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Sólo dos temas incluidos en la versión final del álbum, ambos cortesía de McCartney, tienen algo que ver con los personajes del ‘concepto Pepper’: La canción que da nombre al disco y ese jocoso vehículo de lucimiento de la voz de Starr en “With a Little Help From My Friends”, presentada como un tema a cargo de Billy Shears, la estrella de Sgt. Pepper. “Cualquier otro tema hubiera podido aparecer en otro disco”, señaló Lennon con insistencia más tarde. Sin embargo, cuesta trabajo imaginar un contexto más idóneo para la jovialidad victoriana de “Being for the Bene t of Mr. Kite!”, de Lennon (la inspiración proviene de un póster de 1843 para un circo) o para la suntuosa melancolía de “Fixing a Hole”, de McCartney, con su mezcla de sombras antiguas (un clavicordio tocado por el productor de la banda, George Martin) y luz solar moderna (una guitarra doblada y ejecutada con precisión por George Harrison). La premisa de Pepper consistía en entretener.

Asimismo logró subrayar la cohesión cotidiana y real de la música y el grupo que la había creado. De las 700 horas que los integrantes de The Beatles pasaron confeccionando Sgt. Pepper, desde finales de 1966 hasta abril de 1967, el grupo requirió de tan sólo tres días para redondear el lujoso sueño diurno de Lennon: “Lucy in the Sky with Diamonds”. “A Day in the Life”, la canción más compleja del disco, fue grabada en sólo cinco días. Ningún otro beatle aparece con Harrison en el sermón perfumado con cítaras que decidió soltar acerca del materialismo y la delidad, es decir, el tema “Within You Without You”, pero el grupo, sabiamente, ubicó el tema a la mitad de la versión original en acetato, al principio del lado b: Una meditación crucial en mitad de una jubilosa orgía.

La explotación llevada a cabo por la banda de las múltiples pistas disponibles en el estudio transformó el acto mismo de grabar (los doblajes orquestales que aparecen en “A Day in the Life” marcaron el inicio de las grabaciones de ocho canales en Gran Bretaña: Dos máquinas de cuatro canales implementadas al unísono). Y la extravagancia visual de Sgt. Pepper convirtió oficialmente el trabajo en portada en un arte. La foto tomada por Michael Cooper, en la que The Beatles aparece uniformado con trajes de satín como banda de guerra, al frente de una muchedumbre de cartón conformada por figuras históricas y creada por el artista Peter Blake, es sin duda una de las imágenes más perdurables de la era psicodélica.

Asimismo, este álbum fue el primer disco de rock en incorporar en su diseño las letras de todas las canciones. Sin embargo, Sgt. Pepper es el álbum más importante del rock & roll no sólo por ser el primero en muchas áreas, sino porque es lo mejor que The Beatles realizó como músicos, pioneros y estrellas pop, todo al mismo tiempo. Un anuncio para el álbum publicado en 1967 en Gran Bretaña declaraba: “Recuerda, la Banda del Club de los Corazones Rotos del Sargento Pimienta es The Beatles”. Y tal y como McCartney señaló, el álbum “sólo fue algo así como un show que logramos ejecutar particularmente bien”. El espectáculo seguirá, por los siglos de los siglos.


Billy Joel interpretó en vivo “A Day in the Life”, canción original de The Beatles


El cantante rindió homenaje a la legendaria banda británica por el cincuenta aniversario de ‘Sgt. Pepper’.


POR Priscila Núñez  



Foto: slgckgc

Billy Joel interpretó en vivo “A Day in the Life”, canción original de The Beatles

Billy Joel interpretó su propia versión del clásico de The Beatles, “A Day in the Life“, para celebrar los cincuenta años del lanzamiento de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Durante su presentación el sábado por la noche en Green Bay (Wisconsin), el músico estadounidense homenajeó el álbum que “marcó su carrera” reversionando la canción que cierra la producción.

A finales de mayo, Joel interpretó este mismo tema durante un concierto en Manchester, donde confesó: “The Beatles era mi banda favorita y me inspiró a hacer lo que hago ahora y que he hecho durante toda mi vida”.

Mira el cover que hizo Billy Joel de “A Day in the Life“:


Mira la versión restaurada del video “A Day In The Life” de The Beatles


Compartimos el clip que forma parte de una serie de 50 breves cintas de la banda.


POR Staff Rolling Stone México  



Mira la versión restaurada del video “A Day In The Life” de The Beatles

El próximo 6 de noviembre, saldrá a la venta la nueva edición de lujo de 1 de The Beatles. Adicionalmente a las canciones que incluirá el material, también contendrá una colección de 50 breves cintas y clips restaurados de la banda, según informó Consequence of Sound.

“Estos videos y películas son recuerdos espectaculares de la era en la que vivimos”, comentó Paul McCartney sobre el relanzamiento.

Hoy fue estrenado el video restaurado de “A Day In The Life” que podrás ver al término de la nota y en el que aparece el cuarteto de Liverpool trabajando junto a cuarenta músicos de orquesta durante las sesiones de enero y febrero de 1967.

BANNER 2



The Flaming Lips y Miley Cyrus hacen un cover a “A Day in the Life” de The Beatles


La canción formó parte de la presentación del grupo en el programa de Conan O’Brien.


POR Staff Rolling Stone México  



La canción formó parte de la presentación del grupo en el programa de Conan O’Brien.

The Flaming Lips y Miley Cyrus hacen un cover a “A Day in the Life” de The Beatles

The Flaming Lips se presentaron anoche en el programa de Conan O’Brien para apoyar el estreno de With A Little Help from My Fwends, su nuevo álbum de covers a The Beatles

Durante su participación en el show nocturno, Wayne Coyne fue acompañado por Miley Cyrus, quien entonó “A Day in the Life” vestida con un traje a juego del vocalista de The Flaming Lips.

Aquí el video de “A Day in the Life” de The Flaming Lips y Miley Cyrus en Conan.

With A Little Help from My Fwends está compuesto por 13 tracks, y contiene contribuciones de Maynard James Keenan de Tool, Miley Cyrus, Moby, My Morning Jacket, MGMT, Tegan & Sara, Phantogram, J Mascis de Dinosaur Jr. Foxygen y Dr. Dog, entre otros.

With A Little Help from My Fwends salió a la venta el pasado 28 de octubre.




Miley Cyrus y The Flaming Lips estrenan un adelanto de su cover a The Beatles


Wayne Coyne y compañía unieron fuerzas con la estrella pop para grabar su propia versión de “A Day In the Life”.


POR Staff Rolling Stone México  



Wayne Coyne y compañía unieron fuerzas con la estrella pop para grabar su propia versión de “A Day In the Life”.

Miley Cyrus y The Flaming Lips estrenan un adelanto de su cover a The Beatles

The Flaming Lips dio a conocer un breve avance en video de su cover de “A Day in the Life”, canción original de The Beatles, la cual grabaron con Miley Cyrus.

El avance, que presentamos a continuación, fue compartido por Wayne Coyne en su cuenta de Instagram, acompañado por el siguiente mensaje: “Woke up ..fell out of bed.. dragged a comb across my head… ¡¡Sí!! Miley Cyrus canta la parte de Paul McCartney en ‘A Day in the Life’”.

Recordemos que The Flaming Lips se encuentran trabajando en un remake de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, disco en el que contarán con la colaboración de MGMT y Tame Impala , el cual aún no tiene fecha concreta de estreno.

Aquí el avance.


CD: New de Paul McCartney


Paul hace mancuerna con estelares productores para dar un toque moderno a los sonidos que lo hicieron famoso.


POR Staff Rolling Stone México  



Paul hace mancuerna con estelares productores para dar un toque moderno a los sonidos que lo hicieron famoso.

CD: New de Paul McCartney

paul-mccartney-new-album-1381250075Paul McCartney
New

Hear Music/Concord Music Group
Calificación:

Por Will Hermes

New se siente como una bocanada de aire fresco llena de ingenioso rock & roll. Más que un recuento sentimental, se trata de un álbum que busca ser parte del diálogo pop del Siglo XXI. El track más beatlesco e s “On My Way to Work”, cuya soñadora narrativa evoca “A Day in the Life”; mientras el más atrevido es “Queenie Eye”, una monumental melodía a la glam rock que merece ser cantada a todo pulmón en vivo.

Pero la sorpresa del disco es “Early Days”, una anhelante y a cústica memoria que nos remite a “All Those Years Ago” de George Harrison. No por ello carente de una discreta amargura, presumiblemente refiriendo al pasado de Paul con el cuarteto de Liverpool.

Las colaboraciones hechas al lado de Ronson son los mejores momentos del álbum, marcando la diferencia de aquel entonces y hoy: “New” es un tema con sabor a Sgt. Pepper y “Alligator”, a lterna entre la garra g uitarrística onda White Album y u na a lucinante a tmósfera a l o synth pop.

DESTACADAS: “New” y “On My Way to Work”.


Paul McCartney revela que hay un secreto escondido en el álbum ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’


Paul McCartney y el secreto detrás de álbum ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’


POR Staff Rolling Stone México  



Paul McCartney y el secreto detrás de álbum ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’

Paul McCartney revela que hay un secreto escondido en el álbum ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’

Durante una reciente entrevista con Zane Lowe, Paul McCartney reveló un hecho bizarro sobre el icónico álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Se trata de un sonido que solamente puede ser detectado por perros y se encuentra en el track “A Day in the Life”.

“Le pregunté a mis ingenieros por qué el vinil suena tan bien y me explicaron que hay frecuencias del audio por encima y por debajo de que no se pueden oír . Así que hablamos por horas de dichas frecuencias tan bajas que no puedes realmente escuchar y aquellas que son tan altas que sólo los perros captan”, explicó McCartney. “Pusimos un sonido en Sgt. Pepper’s que sólo los perros pueden escuchar. Si tocas Sgt. Pepper ‘s, fíjate muy bien en tu perro”.

El sonido puede ser encontrado en el track final del álbum, “A Day in the Life” nombrada por muchos como la mejor canción de The Beatles. La frecuencia incluida en la canción, de 15 kilohertz, puede ser detectada por caninos pero no por el oído humano.

Paul McCartney recientemente estrenó New, su decimosexto álbum de estudio y actualmente se encuentra de gira para promocionar la placa.


P&R: YACHT


En entrevista con Rolling Stone, Jona y Claire hablan sobre sus principales influencias, sus conceptos ideológicos y las diferentes ramas del arte en que se han ido involucrando con el paso de los años.


POR Staff Rolling Stone México  



En entrevista con Rolling Stone, Jona y Claire hablan sobre sus principales influencias, sus conceptos ideológicos y las diferentes ramas del arte en que se han ido involucrando con el paso de los años.

P&R: YACHT

De la utopía a la anarquía…
Fotos y texto por @Vero Galicia

YACHT no es sólo una banda de electro pop independiente. En sus propias palabras, la pareja de casados, Jona Bechtolt y Claire L. Evans, dice que YACHT es también un sistema de creencias. Ellos no encuentran límite en la expresión de sus ideas, lo que los ha llevado a lograr uno de los actos en vivo más interesantes, interactivos y divertidos de la escena musical actual, además de que los ha hecho involucrarse en diferentes disciplinas artísticas.

Recientemente aparecieron en un capítulo de la serie estadounidense “A Day In The Life” donde viajaron desde Los Ángeles a su ciudad natal Portland. En él podemos ver la grabación de un video musical en un salón de juegos láser, seguido de una presentación en los famosos estudios Mississipi.

En entrevista con Rolling Stone, Jona y Claire hablan sobre sus principales influencias, sus conceptos ideológicos y las diferentes ramas del arte en que se han ido involucrando con el paso de los años.

YACHT
Una de las cosas más representativas de YACHT es el acto en vivo ¿Cuál es su principal influencia en el escenario?
Jona: Empecemos por decir que Nirvana es de nuestras principales influencias. Tenemos la energía del punk crudo que quizás no se aprecia definidamente como punk; no traemos chamarras de piel con estoperoles o el cabello con picos, pero definitivamente tenemos energía punk. Calvin Johnson es una gran influencia para nosotros. Él comenzó K Records y toda la escena musical del noroeste del Pacífico explotó debido a él, al menos eso me gusta pensar. La manera en la que baila inspira al arte. Nuestro amor por el movimiento y también por muchas cosas que no son directamente musicales, como Merce Cunningham. Claire, ¿lo vimos cuando fuimos a México?

Claire: Sí, en el Palacio de Bellas Artes, fue una función parte de su último tour. Un gran espectáculo y un gran lugar también. Amamos el baile y la danza moderna. Nos interesa la manera en la que diferentes personalidades interpretan el poner cuerpos en el espacio de manera radical.

Jona: También las instalaciones de arte y video. Nos interesa mucho crear algo visualmente complicado, no sólo con la ropa que usamos, sino con video, presentaciones, luces, preguntas y respuestas, banners. Nos gusta confundir y complicar el escenario lo más posible.

Claire: La idea es sumergirnos en una experiencia que esté separada completamente del resto del mundo. No queremos generar una experiencia estándar del rock & roll, sino algo dentro de lo que se puede estar en algún momento.

Jona: Así como los momentos de utopía, buscamos crear un momento especial que sea solamente nuestro.

Claire: A esto se le llama “Zona Autónoma Temporal” (Temporary Autonomus Zone).

¿Cuáles son los límites de sus presentaciones?
Claire: Tratamos de hacer cada show diferente y depende mucho del público. Las presentaciones son diferentes una de otra simplemente por la forma en la que la gente nos recibe. A veces es un desafío romper el límite entre nosotros y la audiencia, a veces es muy sencillo y se puede ir directo a interactuar. Como seres humanos tenemos la virtud de no ser iguales de un momento a otro, somos diferentes cada vez que subimos a un escenario simplemente por que somos personas y es imposible repetirnos exactamente, no somos máquinas. Siempre somos diferentes.

Jona: Siempre escuchamos nuestros sentimientos; nos escuchamos nosotros mismos y a nuestros cuerpos, navegamos en eso y dejamos que así se decida como vamos a ejecutar una presentación.

Si eso es YACHT en vivo ¿qué es YACHT en un álbum?
Claire: Para nosotros cada álbum es un documento exacto de nuestro punto de vista acerca de algo en un momento en el tiempo. Tendemos a hacer discos cuando nuestra manera personal de ver la vida y nuestra filosofía han cambiado de una manera significativa.

Jona: Y es una forma de esparcir esa forma de pensar.

Claire: Nos gusta congelar en el tiempo esa idea y explorarla, haciendo un documento de ese momento. De nuestro último disco no escribimos ninguna canción antes, todo se escribió mientras estabamos en el proceso de grabación pues es un documento de las ideas que surgieron en nuestras conversaciones mientras lo estabamos haciendo. Hasta que esa conversación se deje de sentir verdadera, cuando sintamos que esas ideas son viejas o que necesitamos explorar nuevas ideas, entonces haremos otro disco. El disco es un punto de partida, es un lugar de referencia donde la gente puede entender de qué se trata y venir a vernos y experimentarlo en la vida real, en tercera dimensión.

¿Estas ideas tienen caducidad, o las pueden retomar fácilmente?
Jona: No creo que tengan fecha de caducidad. Nos gusta movernos hacia delante y explorar nuevos conceptos, pero no necesariamente dejamos atrás lo viejo.

Claire: Yo veo con mucho cariño por dónde hemos pasado y lo que estaba pasando en nuestras vidas, es como hacerte un tatuaje: te recuerda esos momentos y lo mucho que te gustaron.

YACHT
¿Cuáles son las ideas detrás de Sangri-La?

Claire: Nuestro álbum anterior (See Mystery Lights) es sobre espiritualidad, misticismo, religión, esoterismo y todo tipo de misterio. Vivíamos en el desierto en Texas y nos parece que es un documento muy fiel sobre del viaje personal que tuvimos para entender todas estas ideas. Estuvimos de gira tres años con él y durante este tiempo terminó siendo un punto de partida de muchas conversaciones sobre estos temas; así que decidimos que el siguiente paso era encontrar una manera de llevar estas ideas a la práctica; vivirlas y que fueran reales. Utopía fue un buen punto de partida pues son ideas físicas, es vivir dentro de la idea. Investigamos tanto en la historia como en la ciencia ficción, leímos mucho, hablamos con mucha gente y después intentamos crear nuestra propia utopía.

Jona: Pórtland (Oregón), Los Ángeles (California) y Marfa (Texas) son tres lugares que consideramos fueron utopías personales en diferentes momentos de nuestras vidas. Queríamos hacer un documento de espectro completo sobre la luz y la oscuridad, sobre utopía y distopia.

Claire: Al final descubrimos que es imposible llevarlo a cabo una utopía en la vida real; todas las veces que alguien ha querido intentarlo ha terminado mal.

Jona: Suicidios colectivos, Jonestown…

Claire: Cualquier ejemplo que pienses de una comunidad utópica termina por desintegrarse. Supongo que cuando te aíslas tanto de otras personas, te vuelves ciego al cambio, ya no tienes retos y este distanciamiento termina por desintegrarse.

¿Cuál es su concepto de utopía ahora que han estado de gira con Sangri-La?
Claire: Cuando comenzamos a trabajar en el álbum utopía era sobre cambiar las leyes. Ahora es un concepto más flexible; es más sobre tiempo, no de lugar. Utopía son ciertos momentos en el tiempo: puede ser un momento hermoso muy breve, un concierto, un encuentro con un amigo.

Si utopía es no-lugar ¿qué es distopia?
Claire: Distopia es lugar. Distopia es cuando alguien trata de implementar ideología en un lugar, de una forma que no permite que haya diversidad, cambios y respeto hacía otras personas. Al final se vuelve fascismo, lo que es distopia. La utopia es quizás más real y más práctica.

¿En qué han estado trabajando últimamente?
Claire: Tenemos muchas cosas actualmente en las que hemos estado trabajando que no son directamente musicales. Hicimos un perfume, Jona lo usa todo el tiempo. Mucha gente piensa que huele raro pero en realidad se requiere un gusto particular para entenderlo, es más como un aceite, es un olor como a humo y es bastante pesado y serio. Estamos interesados en explorar muchas cosas diferentes que podemos hacer, no queremos limitarnos a ser sólo una banda o sólo un acto en vivo. Esta fragancia fue el expresar una idea en una forma diferente, sin escribirla o convertirla en canción, si no encapsularla en un olor.

Jona: Lo próximo que haremos será probablemente un libro sobre los conceptos de Shangri La; utopía, distopía, será la versión escrita del disco.

Claire: Nos gusta mucho diseñar cosas impresas como posters o diseñar ropa. Por ahora estamos fascinados con eso, estoy segura que eventualmente haremos nueva música.

Jona: Tarde o temprano, quizás para finales de este año tengamos nueva música.


Paul McCartney conquistó la ciudad de México


“Hey Jude” parecía ser el final perfecto de la velada, con un coro ensordecedor por parte del público, pero Paul McCartney regresó en dos ocasiones más y parecía no querer irse, así como la gente, que dudaba en comenzar el camino a casa o esperar para escuchar “Yesterday” y los guitarrazos de “Helter Skelter”.


POR Staff Rolling Stone México  



“Hey Jude” parecía ser el final perfecto de la velada, con un coro ensordecedor por parte del público, pero Paul McCartney regresó en dos ocasiones más y parecía no querer irse, así como la gente, que dudaba en comenzar el camino a casa o esperar para escuchar “Yesterday” y los guitarrazos de “Helter Skelter”.

Paul McCartney conquistó la ciudad de México

Por @Paos García
Fotos Antonio Sánchez y Salvador Bonilla

Después del exitoso concierto en el Estadio Omnilife de Guadalajara y su gran presentación en el Estadio Azteca, Sir Paul McCartney terminó de robarse el corazón de los mexicanos con su actuación especial en el Zócalo capitalino.

Según las autoridades del Gobierno del Distrito Federal, el concierto que estaba planeado para tan sólo 80 mil personas, logró cautivar a más de 120 mil asistentes distribuidos entre la plancha del Zócalo y los sitios aledaños donde se ubicaban siete pantallas. A pesar de que el acceso al Centro Histórico estuvo restringido desde una noche antes, el jueves por la mañana ya había cientos de personas formadas para disfrutar del show gratuito del ex Beatle.

Todo apuntaba que sería un día complicado: 10 de mayo y cierre de vialidades en una ya de por sí conflictiva ciudad. Sin embargo, a diferencia de otros conciertos gratuitos que se han realizado en el Zócalo, en este se respiraba un ambiente completamente diferente. El poder ingresar a la plancha requería el caminar varias cuadras a la redonda, estar algunos minutos formados para cruzar los retenes de revisión y luego, encontrar el lugar adecuado.

Quizá uno de los grandes encantos de bandas icónicas como The Beatles es la trascendencia, no sólo por el legado musical, sino por el cómo su música ha ido pasando de generación en generación; cuestión que una vez más se hizo evidente con las familias que ansiosas esperaban escuchar aquellos clásicos que han formado parte del soundtrack de sus vidas. Entre el público podían escucharse historias como “Con esta canción me le declaré a tu mamá”, “Esa canción la bailamos en nuestra boda”. E incluso, un niño preguntó si también saldría John Lennon, como si cuestionara sobre algo tan importante como la existencia de Santa Claus, y que claramente sus papás aún no se habían atrevido a explicarle…

Paul McCartney en el Zócalo de la ciudad de México
El tiempo transcurría tranquilo mientras un DJ hacía sonar covers y mezclas de canciones de The Beatles, hasta que una manta promocionando la campaña de Enrique Peña Nieto se asomó por uno de los balcones de un hotel en el Zócalo. De inmediato se hicieron escuchar los chiflidos y gritos de la gente insultando al candidato. “¡Es un concierto, no es una marcha!”, gritaban algunos. Y es que era evidente que la gente quería olvidarse por un momento del bombardeo electoral. Los gritos de reclamo se expandieron y no cesaron hasta que se quitó la manta; lo mismo ocurrió con quienes intentaban hacer proselitismo de otros partidos, aunque no recibieron la misma cantidad de insultos.

Pasadas las 20:30 hrs. inició el ya clásico intro; “¡Mira, ahí está Stella!”, “¡Esa es Linda McCartney!”, “¡Los Beatles en la Caverna!”, gritaban algunos con curiosa familiaridad. Resultaba emocionante ver los rostros de la gente que parecía perderse entre las imágenes de las pantallas, como si de repente fueran sacudidos por miles de recuerdos y emociones. “Hello Goodbye” fue el arranque de McCartney, y quienes trataban de contener el llanto no pudieron soportar más. La lluvia de éxitos del ex Beatle abarcaba desde clásicos que pocas veces se incluían en su set como “The Night Before” del memorable Help!, hasta hits de Wings como “Jet”, “Nineteen Hundred and Eighty-Five”, o de su reciente disco Kisses On The Bottom con “My Valentine”, dedicada a su actual esposa Nancy. Pero cuando la Plaza realmente cobró vida fue cuando canciones como “Paperback Writer”, “I’ve Just Seen a Face” y “Back In The U.S.S.R.” sonaron, mientras que la melancolía podía sentirse con “Something”, “Maybe I’m Amazed” (dedicada a Linda McCartney) y “And I Love Her”.

PAUL MCCARTNEY, ZOCALO
Aprovechando su poco español, McCartney dedicó el concierto a las madres que festejaban ahí su día, saludó a los “chilangos”, se tomó algunos segundos para “disfrutar la increíble vista” que tenía desde el escenario. Quizá los momentos más emocionantes de la noche fueron cuando el Mariachi Gama 1000 participó en “Ob-La-Di, Ob-La-Da”, y cuando “A Day in The Life” se mezcló con el clásico de Lennon, “Give Peace A Chance”; aunque el clímax llegó con “Live and Let Die”, donde los fuegos pirotécnicos iluminaron el cielo del Centro Histórico.

Hey Jude” parecía ser el final perfecto de la velada, con un coro ensordecedor por parte del público, pero Paul McCartney regresó en dos ocasiones más y parecía no querer irse, así como la gente, que dudaba en comenzar el camino a casa o esperar para escuchar “Yesterday” y los guitarrazos de “Helter Skelter”.

McCartney se robó el corazón del público, lo mantuvo en su bolsillo durante más de dos horas y media, hasta que finalmente lo devolvió con un puñado de recuerdos a flor de piel.

Paul McCartney en el Zócalo de la Ciudad de México

Picture 1 of 8

Paul McCartney en el Zócalo de la ciudad de México por Salvador Bonilla y Antonio Sánchez


CD: Of Montreal


El regreso de Of Montreal es una batalla entre demonios imaginarios, un exorcismo puro en el que Kevin Barnes escupe todo lo que tenía que decir bajo los efectos del glam&pop psicodélico


POR Staff Rolling Stone México  



El regreso de Of Montreal es una batalla entre demonios imaginarios, un exorcismo puro en el que Kevin Barnes escupe todo lo que tenía que decir bajo los efectos del glam&pop psicodélico

CD: Of Montreal

Of Montreal
Calificación: tres estrellas y medio
Paralytic Stalks
Arts & Crafts Mx

¡Vaya vuelta de tuerca!

El regreso de Of Montreal es una batalla entre demonios imaginarios, un exorcismo puro en el que Kevin Barnes escupe todo lo que tenía que decir bajo los efectos del glam&pop psicodélico y existencialista; por momentos pareciera que Marc Bolan hace coros (“Gelid Ascent”) y que el espíritu de “A Day In The Life” de The Beatles se pasea cómodamente en “Wintered Debts”. Poderosa la portada de Paralytic Stalks: dragones y quimeras aladas como buscando transmutación y distensión, en un vinilo color púrpura que también sale a la venta.

Ruth González Balvanera

Destacada:Spiteful Intervention”.

ofmontreal.net