Archivo de la etiqueta: Álex Otaola

Demente y alma


Un espacio íntimo para compartir paranoias




Demente y alma

@AlexCarranco

Ansiedad y un ritmo cardiaco acelerado.

La respiración se agita y algunas gotas de sudor enfrían la mente. Una caja de resonancia es abrazada por flujos y piel. Ese duro beat es como si Infected Mushroom apretara el pecho y justo cuando el conteo regresivo llegue a su fin, un par de comprimidos químicos son arrastrados por un río a lo largo de la garganta con destino al corazón. A tiempo para sobrevivir y alzar los brazos en esta montaña rusa diaria. Hay mucha música dentro de nosotros, tal vez thrash, metal, rock, electro o progre. Ojalá fuera un pop para no sentir dolor, pero a veces es necesario tener esas llamadas de atención para disfrutar cada momento. El dolor es otra de las fuentes de inspiración para componer o proyectar alguna obra artística, ¿quién está sano?… Te felicito. Sin embargo, hay muertes silenciosas que sin ser invitadas, tocan el timbre de tu casa y vienen acompañadas por el hermano de un primo. Ojalá haya la suficiente botana y tragos para esa fiesta inesperada para que esos “invitados” estén a gusto y no hagan desmanes. Esa reunión debe tener música diferente a lo que escuchan, una labor difícil para que quedes como un buen anfitrión.

Mientras sirves unos tequilas y mezcales para marear intenciones, Diluvia –desde Querétaro– suena con su producción Planet Swamp. Un viaje onírico que transporta esos dolores en armoniosos espacios llenos de ágiles guitarras, batería con latidos a lado de un resonante bajo, teclado que crea ambientes y la distinguida voz de Klang Rêverie rebotando en este mundo. Este álbum tiene cortes instrumentales, otros cantados en inglés y obviamente en español. En “Leech Therapy“, “Orbitar” o “Ensueños” hay sonidos alternativos que tocan el cielo del trip hop, post rock y alternativo con texturas mágicas.

Un par de botellas vacías, pan, jamón serrano y queso de cabra. Instante para que María Robot se presente con su disco homónimo. El dulce mareo inicia con “Schwarze Spiegel” y después de un minuto y nueve segundos, la velada continúa con “Fate Control“. Su estilo va de oscuros pasajes con escenas electrónicas a una encantadora voz con sombras eclécticas que se mueven sensualmente al ritmo de las programaciones. Hay recuerdos a lo industrial con ligeras guitarras rasposas en delicados temas en español e inglés. María Robot hace un equilibrio entre lo orgánico y el encantador sonido generado por sus instrumentos.

Ya en ese momento cuando los demonios abren la puerta del infierno hacia nuestro mundo, aparece Astrolab-iO para estabilizar el ambiente con un interesante experimento sonoro. Electrónica, noise y ejercicios de composición inusuales retumban las cuatro esquinas de la sala. Los responsables de este viaje son Álex Otaola y Javier Lara, que con su disco homónimo hacen repensar las armonías en un juego que explota en nuestra mente. Electrónica conceptual que enriquece el alma. Lo ideal es disfrutar “Ornitóptero“, “206 huesos“, “A Wilbur Wright/Polisílabos” o “Nautilus” aislado, es decir, con audífonos para percibir su estructura cuadrofónica a binaural. Hipnotiza a tus singulares visitantes con esta grabación que fascina.

La madrugada cae y los primeros rayos del sol se asoman. Los inesperados asistentes se despiden alegres y satisfechos. La presión desaparece y todo es tranquilidad hasta que uno de ellos, antes de irse, te dice: “¡Muchas gracias, pronto nos volveremos a ver!”.

dawn-182814_960_720

BANNER APP 162


A 30 años del Terremoto


Testimonios que nos recuerdan el terror y la solidaridad de los mexicanos


POR Staff Rolling Stone México  



A 30 años del Terremoto

De Hari Sama (Eurídice): Ese año trabajaba en Europa, en el campo, en el sur de Francia. Hacía la uva… una de esas noches un compañero andaluz escuchaba el noticiero en un radio de transistores con un audífono: “¡Terremoto en América Latina, en México! Era el rey Juan Carlos dando el pésame al pueblo de México. Los siguientes días hice todo lo posible por contactar a mi familia. Fue imposible. Pasaba el tiempo en el único café del pueblecito catalán con televisor, viendo, con lágrimas en los ojos, las imágenes de mi ciudad destruida, completamente destruida. Un año más tarde volví a la ciudad, adolescente perdido en sus imágenes. Mi ciudad estaba llena de cicatrices. Las heridas poco a poco se convirtieron en parques raquíticos. Ese fue el año en que empecé a buscar una banda en México para tocar. Lo demás es historia.

Hari_de_Eurídice

Patricio Iglesias (Eurídice y ex Santa Sabina): Recuerdo que mi edificio chocaba con el de al lado, el ruido era brutal. Mi mamá gritaba histérica a ver a qué hora se caía esta chingadera. Vi por primera vez cómo un evento de índole natural estremece las entrañas de la sociedad civil. Vi el miedo. A lo largo de las inevitables repeticiones de eventos similares he ido desarrollando cada vez más temor por el recuerdo de aquel 19 de septiembre.

Patricio_Iglesias_De_Eurídice

Mariano Spíndola (La Sabrosa Sabrosura, ex Rastrillos y Los Yerberos): Me parece muy importante recordar ciertos aspectos de lo sucedido en 1985, cuando el terremoto azotó la Ciudad de México sin piedad. Yo viví toda mi infancia en las calles de las colonias Juárez y Roma, desafortunadamente me tocó vivir en carne propia algunas pérdidas humanas y ver cómo muchos conocidos perdieron sus hogares. Lo que quiero recordar no radica en historias personales, sino en la cohesión, unión, bondad, lucha, apoyo y amor que la sociedad chilanga demostró ser capaz de tener en momentos necesarios. Mucha gente ayudó en cualquier forma que le fue posible, donando ropa, alimentos, medicinas, agua, etc. Muchísimas personas se ofrecieron como voluntarias para las labores de rescate exponiendo sus propias vidas. Empresas olvidaron por momentos sus objetivos comerciales primordiales; por ejemplo, Telmex dejó los teléfonos públicos gratis y así duraron casi un año. Me gustaría que la sociedad actual tomáramos una actitud semejante, pues lo que estamos viviendo es comparable con el terremoto.

Mariano_Spíndola

Tonio Ruiz (qbo y Coda): Tenía 16 años casi recién cumplidos y estaba afuera de la prepa a punto de entrar a la escuela en un carro dándome unos besotes con mi novia cuando se empezó a mover el carro, yo pensé que mis amigos me estaban molestando moviendo el carro desde afuera y voltee a buscarlos pero no había nadie, y fue cuando se arrancó el temblor con todo y era impresionante ver la calle moverse como hule y los postes de luz todos locos para todos lados, no pasó nada más por esa zona, nos dejaron salir de la escuela a todos y nos fuimos a casa de un amigo; de camino vimos una escuela destruida en Tlalpan y Taxqueña pero no pasamos por las peores zonas, no estábamos consientes de la magnitud del terremoto, hasta comimos tacos de aguacate jaja… Cuando prendimos la tele y vimos todo ese horror por el centro de la ciudad fue el peor sentimiento que he tenido en toda mi vida… tratamos de ir a las brigadas de ayuda, pero por la edad no nos dieron mucha bola, la policía nos regresaba por donde veníamos… terrible recuerdo. Afortunadamente nadie de mi familia o conocidos sufrió daños, pero el sentimiento de saber de toda la gente que sí, puff, abrumador.

Tonio Ruiz

Alex Otaola (Cuca, San Pascualito Rey y ex Santa Sabina): En mi caso, recuerdo más el pánico que causó el temblor del día siguiente. El primero nos agarró saliendo rumbo a la escuela, por lo que después de pasado el susto seguimos el camino y hasta llegar ahí nos dimos cuenta que se habían suspendido las clases y poco a poco nos fuimos enterando a lo largo del día de la magnitud de la tragedia. Por lo mismo, sospecho que muchos estábamos viendo las noticias en el momento del segundo temblor y todos en el edificio salieron corriendo a la calle en estado de shock.

Alex Otaola

Alfonso André (Caifanes): En ese entonces tocaba con Las Insólitas Imágenes de Aurora. Recuerdo que después de una noche intensa y larga, (como solían ser casi todas en esa época) me despertó el movimiento de mi cama. Ese día teníamos por primera vez tres tocadas en la misma fecha y supuse que mis compañeros de banda estaban moviendo mi cama para empezar la jornada. Me desperté malhumorado y al ver que nadie movía la cama, pensé: “Ah. Esta temblando.” Me di la media vuelta y seguí durmiendo. Al poco rato me volvieron a despertar las sirenas que aullaban por toda la ciudad. Me había despertado en medio de una pesadilla.

Alfonso Andre

Jarris Margalli (Mistus): Desde que vi la forma en que casi se tocaba una pared con la otra de la casa supe que México se derrumbaba. Tuve el impulso. igual que miles, de ayudar, pude entrar a la zona más dañada (el centro), nadie me lo cuenta pero los soldados no nos permitieron ayudar. Le daba clases de guitarra a un chavo de 15 años, Sergio Anaya, su hermano tocó en Árbol, un grupo de rock de los años setenta. Al terminar, me despedí de él en la puerta, entré a casa, al minuto salí para recordarle algo, pero ya estaba en la esquina, le grité y le grité y nunca volteó. Murió en el terremoto, me afectó muchísimo, tengo esa escena en que le grito, muy grabada. Todos perdimos a alguien, la vida de todos los mexicanos cambió el 19 de septiembre de 1985.

Jarris Margalli

Alonso Arreola (compositor y bajista): Iba a cumplir 11 años de edad cuando entendí la fragilidad del mundo material, del balance social. Segundos después del terremoto, mi madre quedó desmayada en nuestro departamento de la Condesa. Al salir a la calle pude ver el imperio del polvo y de los gritos, los edificios aplastados por la ira subterránea. Si todo dentro de casa quedó fuera de lugar tras esa danza macabra, afuera la gente se convertía en “insectiada” sobre escombros. Desde entonces tengo más respeto por la solidaridad de las hormigas e intento construir más sonrisas en los pocos segundos de un presente, preludio inevitable para nuevas desgracias. Y claro, ya no puedo escuchar el tema musical de “Never Ending Story”, soundtrack involuntario de aquellos días de paranoia en que perdimos a amigos valiosos.

Alonso Arreola

Cecilia Toussaint (compositora y cantante): Me marcó como a todos los que lo vivimos. Nos hicimos conscientes de que formamos parte de un colectivo y que lo mejor de este país somos nosotros… su sociedad.

Cecilia Toussaint

Sr. González (compositor y productor): Recuerdo haberme juntado con unos amigos e irnos al centro a tratar de ayudar. Terminamos quitando escombros en una calle de la Colonia Juárez. Recuerdo a la gente tomando las riendas de lo que el gobierno fue incapaz de hacer. Recuerdo que pusieron gratis los teléfonos públicos. Recuerdo el segundo temblor y el pánico que provocó entre los que estábamos quitando piedras. Recuerdo a la gente que esperaba que sus seres queridos aparecieran entre los escombros. En nuestro caso, no tuvimos suerte de rescatar a nadie con vida, que era nuestro mayor deseo. Recuerdo que salías de la zona de desastre y el resto de la ciudad veía los hechos como si sucedieran en otro país, por la televisión. ¿El efecto en mí? Creo que acentuó cierta inclinación anarquista. Creo en la gente, no en sus gobernantes.

Sr. González

Vanessa Bauche (actriz y cantante): Vivía en la colonia Roma frente al mercado de Medellín. ¡Fue impresionante! Tuvimos que caminar hasta el Circuito Interior, las imágenes eran como si hubiesen bombardeado la zona. Niños llorando por su padres, la mayoría muertos, gente herida y en shock, nubes densas de polvo y olor a muerte a cada paso. Había una mezcla de caos y silencio que calaba muy profundo. Por otro lado, la disposición de todos por ayudar, por rescatar con vida a personas, animales, la vida misma. ¡Imposible no conmoverse! Un mes después hubo una réplica de baja intensidad, todos salimos del edificio, las crisis de histeria colectiva no se hizo esperar, mujeres se dejaban caer a mitad de la calle gritando. Sentí que la presión se me bajaba y sin gran aspaviento me desmayé en la calle. En el Hospital de Urgencias de Chilpancingo en la Condesa, dijeron que llegué con un paro respiratorio y me declararon muerta por dos minutos. Desde donde yo estaba, muy a gusto –dicho sea de paso¬¬– escuché que tenían que llamar a mis padres para levantar el acta de defunción, pensé en mi madre y en mi hermano, con quienes vivía, y en mi padre que vivía fuera de la ciudad, sentí todo su amor, todo su dolor como una ola que me envolvía en espiral, la misma sensación que cuando salí de mi cuerpo, con la diferencia de que este espiral me abrazaba aún más fuerte y era muy cálido. Luego pensé en el dolor que les provocaría mi absurdo y prematuro deceso, entonces comprendí que aún no había terminado de estar aquí, que mi familia no merecía ese golpe brutal. Regresé, reincorporándome de golpe, cual Nosferatu para sorpresa de los médicos, quienes sorprendidos estabilizaron mis signos vitales sin poder explicarle a mi madre qué había sucedido. Sólo atinaron a decirle que había sufrido una muerte clínica pero que en cuanto recuperara la conciencia podía irme ya que necesitaban la cama, por un accidente vial con varios heridos. Y así fue como el terremoto indirectamente sacudió no sólo mi casa, mi cuadra, mi colonia, mi ciudad, sacudió también lo más profundo de mi conciencia, de mi cuerpo y de mi ánima. Para mí, como para muchos rescatados y sobrevivientes de experiencias similares, fue un viaje hacia la muerte donde el amor y la voluntad del ser, hicieron la diferencia entre permanecer o trascender definitivamente a otro plano. Resurgí de entre mis escombros y mi estado de conciencia a partir de entonces es otro. Valoro y vivo cada instante con intensidad, me entrego a la vida dando lo mejor de mí, porque sé que algún día no estaré más aquí. ¡Y este viaje es maravilloso!

Vanessa Bauche

Eduardo “Nat” Contreras (Ágora): Ese año nos cambiamos de casa a Lindavista, frente al planetario Luis Enrique Erro, al cuarto piso de un edificio. Tenía 10 años y todavía no me acostumbraba al cambio de ambiente. El terremoto me agarró como a muchos, listo para la escuela y con la mochila al hombro, algo que tengo muy presente es que empecé a bailar porque alguien me había dicho que así no se sentían los temblores; no sirvió de mucho, casi me caigo, nunca había sentido algo igual. Recuerdo que por suerte nada cerca o visible se derrumbó, solo se cayeron cosas de mi casa y un cuadro de 1.20 x 90 cm casi dio la vuelta completa como hélice de helicóptero. Unos dos días después fuimos a la iglesia de San Cayetano y pasamos frente a lo que hasta hacía unos días había sido un Sears muy grande. Quedó completamente derrumbado. Estamos hablando de una tienda departamental de unos cuatro pisos con estacionamiento que de longitud por lo menos tenía cuatro calles. Podías ver los pisos del estacionamiento aplastando carros uno sobre otro como capas de sándwich que te dejaba muy poco a la imaginación. Un espectáculo entre macabro y surrealista. Todo lo que veíamos en la TV era impresionante y fuerte, pero esto lo que tuve de primera mano cerca de mi casa y de mi día a día. Lo que vino después, la unión y participación ciudadana me dejó claro que la Ciudad de México era más grande que lo sucedido; gente cercana, como mi tío Machi, hermano de mi madre, ayudó en los rescates, siempre ha sido mi héroe por eso y por muchas otras cosas. Ese acto me dejó una sensación de seguridad, fuerza y hermandad, a pesar de cualquier dificultad, la gente del DF, el chilango, no daría un paso atrás.

Eduardo Nat

Kate del Castillo (actriz): Estaba en la escuela con mi hermana y recuerdo muy bien que salimos al patio y los edificios de al lado se doblaban impresionantemente. Los días que siguieron fueron días muy tristes y difíciles, mi hermana y mis papás todos ayudamos a la Cruz Roja y escuchar las cruces y ver todo en cenizas fue muy impresionante. Pero también la solidaridad de México fue importante. Desde entonces le tengo miedo a los temblores y siempre estoy tratando de no ir a edificios altos.

Kate del Castillo

Gasú (Los amantes de Lola): El terremoto, más allá de lo trágico, me permitió vivir la unión entre las personas para ayudar a sus semejantes… incluso tiempo después podías salir a la calle y sentir que si lo necesitabas, podías contar con la ayuda de cualquier extraño… sobre todo en estos tiempos, extraño esa sensación… pero estoy seguro de que podemos abrir los ojos como ciudadanos y buscar lograr el bienestar común ante cualquier situación difícil, como la que hoy se vive en México.

Gasú

Gabriela de la Garza (actriz): Yo vivía en Guadalajara. Estaba levantándome para ir a la escuela, iba en tercero de primaria. De pronto mi casa se sacudió fuerte y no entendí nada. Mi mamá se puso muy nerviosa, todo se movía y crujía: Cortinas, focos, libros y cosas en general cayeron al piso. Pasó, se me hizo eterno. Lo primero que hizo mi mamá fue prender la televisión para saber qué había pasado. Un terremoto de 8.5 grados había sacudido la Ciudad de México. En Jalisco y en otros estados se sintió también. El primero que sentí en mi vida. Inmediatamente mis padres intentaron comunicarse con la familia en el DF, pero fue imposible. Las líneas telefónicas caídas y las imágenes que veíamos en la televisión eran nada alentadoras. Me llevaron a la escuela tratando de mantener la calma. Cuando llegué a casa de nuevo ya habían podido hablar con la familia y afortunadamente todos estaban bien. Ese día comimos frente a la televisión. Nadie podía creer el desastre en la capital. Edificios enteros completamente destruidos, el sufrimiento, la gente ayudando a quien lo necesitara, heridos y muertos saliendo de entre los escombros o atrapada en ellos… por días. Un escenario de desesperación y compasión, de caos y organización. Jamás lo voy a olvidar.

Gaby de la Garza

Fratta (compositor y cantante): La mañana del 19 de septiembre de 1985 viajé a Madrid en el penúltimo vuelo que salió del DF. Era el viaje pospuesto de fin de prepa y yo ya estaba en la UNAM estudiando el primer semestre de Arquitectura. Estaría 23 días allá, de mochila al hombro. El impacto al llegar a España fue terrible, pues aunque se intuía que algo grave había pasado por la magnitud del sismo ( y eso que no se sintió tan fuerte en el sur de la ciudad, donde yo vivo), minutos después yo iba camino al aeropuerto y casi no me enteré de nada. La sensación era extraña y se combinaba con la emoción del primer viaje trasatlántico de juventud y las despedidas. Fue hasta llegar a Madrid que todo era conmoción, noticias y fotos terribles en los diarios. Imágenes comenzaban a llegar a los televisores de los cafés y todos preguntaban por nuestros familiares y conocidos, que por suerte todos estaban bien, lo sabíamos desde antes de salir de México. Como pude terminé el viaje enterándome de a poco de lo que pasaba –la comunicación no era la misma que ahora–, incómodo por no estar ayudando en ese momento, pero sabiendo pronto estaría de vuelta y podría hacerlo. Al regresar a México me incorporé a las brigadas de ayuda universitarias y los semestres posteriores al temblor, estuvimos trabajando desde los talleres de Arquitectura en la reconstrucción del barrio de Tepito y otros proyectos comunitarios. Es otro México antes y después del temblor. Nosotros, los que lo vivimos de alguna manera y los meses posteriores, tampoco somos los mismos.

Fratta

Raúl Fernández Greñas (Luzbel): Sentir y darme cuenta de lo insignificantes que somos ante la fuerza de la naturaleza y ver claramente la corrupción que siempre se ha manejado, en este caso, en las construcciones que se vinieron abajo; lógico, por utilizar materiales de segunda, alterando así la seguridad de los mismos. Y, por supuesto, el dolor que representa ver todo destruido, así como el saber que había perdido conocidos y amigos.

Greñas

Banner app 148



Descarga el EP ‘My Paper Bones’ de Renee Mooi y Todd Clouser


Los temas corrieron a cargo de la producción de Todd Clouser y se pueden escuchar y descargar aquí.


POR Staff Rolling Stone México  



Los temas corrieron a cargo de la producción de Todd Clouser y se pueden escuchar y descargar aquí.

Descarga el EP ‘My Paper Bones’ de Renee Mooi y Todd Clouser

Renee Mooi, la voz al frente de Mooi, se unió a Todd Clouser de A Love Electric para lanzar My Paper Bones, un pequeño acoplado de tres canciones que incluyen “In The Pines”, una experimental versión al clásico de folk mejor conocido como “Black Girl” o “Where Did You Sleep Last Night”.

Los temas corrieron a cargo de la producción de Todd Clouser y se pueden escuchar y descargar aquí.

Mooi se presentará este jueves 4 de septiembre en el Sweet Sound Fest en El Plaza Condesa, al lado de Elis Paprika, Tyna Ros, Vanessa Zamora y Ely Guerra.

Por si fuera poco, ese mismo día Renee Mooi actuará al lado de Todd Clouser en El Imperial, donde compartirán escenario con Alex Otaola e Iraida Noriega que estarán presentando su proyecto Infinito.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO



Desde la Casa Rolling Stone: Alex Otaola e Iraida Noriega


¡Conéctate en punto de las 17:00 horas!


POR Staff Rolling Stone México  



¡Conéctate en punto de las 17:00 horas!

Desde la Casa Rolling Stone: Alex Otaola e Iraida Noriega

Este martes 12 de agosto, tendremos como visitas en la Casa Rolling Stone a Alex Otaola e Iraida Noriega, quienes nos presentarán su app-disco iNFiNiTO, además de hablarnos de sus nuevos proyectos conjuntos.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO



Desde la Casa Rolling Stone: Alex Otaola, Miguel Rodarte, IO Echo y The Dandy Warhols


Conéctate en punto de las 4:30 p.m.


POR Staff Rolling Stone México  



Conéctate en punto de las 4:30 p.m.

Desde la Casa Rolling Stone: Alex Otaola, Miguel Rodarte, IO Echo y The Dandy Warhols

Este jueves 17 de octubre recibiremos en Casa Rolling Stone al talentosísimo Alex Otaola, quien nos presentará Infinito, su nueva aplicación/disco y nos platicará sobre la colaboración con Iraida Noriega.

También nos visitará el actor Miguel Rodarte, que nos hablará de sus nuevos proyectos y su participación en la serie “Los Héroes del Norte”.

Después las entrevistas a IO Echo y The Dandy Warhols que hizo el equipo Rolling Stone durante el Festival Corona Capital 2013.



Video streaming by Ustream


Crear discos digitales con posibilidades infinitas


Para entender el nuevo mundo de Iraida Noriega y Alex Otaola se necesita soltar cualquier límite.


POR Staff Rolling Stone México  



Para entender el nuevo mundo de Iraida Noriega y Alex Otaola se necesita soltar cualquier límite.

Crear discos digitales con posibilidades infinitas

Por Zazil Cabada

Alex Otaola es uno de los músicos más representativos del rock mexicano; Iraida Noriega es una de las mejores voces en nuestro país, con un talento musical nato, heredado por su padre Freddy Noriega. “Lo mío tiene más que ver con efectos y texturas, crear sonidos y ambientes”, dice Alex. “Ella sí viene de la escuela del jazz, por lo tanto, es una improvisadora de altura. Tiene unos reflejos musicales que son increíbles”.

Este proyecto va más allá de las reglas de composición de cualquier género, dónde dos grandes –como lo son Otaola e Iraida– se juntan, para lograr cruzar cualquier límite y pre­sentar posibilidades infinitas de atmósferas y momentos sonoros irrepetibles. “El primer ensayo se convirtió como en un toquín o ensayo continuo, de casi una hora. Tenía varios bocetos. Ella sólo me dijo algo así como: ‘Tú dispara’”, afirma Alex. Sólo así, por casualidad, estos dos gran­des músicos lograron grabar 21 tracks en estudio, todos de dis­tintas duraciones.

“Yo no la dirigí. Sólo le ense­ñaba cosas y ella hacía lo que quería. Pensé: ‘Esto está in­creíble, lo que le avientes mete gol de chilena. ¿Cómo edito algo que pueda cambiar, que permita generar esta sensación que tengo cada vez que subo al escenario o entro al estudio con ella?’”.

Con más de 70 minutos de material y mucho más por ju­gar, era necesario encontrar un formato diferente para presen­tar Infinito al mundo . “Lo in­creíble del proyecto es que las rolas siempre están en estado de boceto. Lo puedes abordar de distintas formas y se genera la sensación de que es la prime­ra vez que estoy tocando esta canción”, confiesa Alex.

Con esta premisa es evidente que debía dejar correr la imagina­ción para generar esas sensa­ciones, y lo logró. El nuevo ma­terial está disponible en una aplicación gratuita a partir de este mes. En la misma se puede escuchar cada track grabado en estudio, en grupos de cuatro en cuatro a manera de shuffle, ya que cada vez que agites el teléfono saldrá disponible una nueva y distinta combinación de cuatro canciones. Por otro lado, la misma app cuenta con una función, similar a un reac­table, que juega con los soni­dos del disco.

El material está dividido en 53 partes, según su lógica musical y se encuentra categorizado de tres maneras. Una con improvisaciones, otra con partes compuestas o escritas y la tercera, con sonidos ambientales. La idea es que se pueda mezclar y armar un rompecabezas a partir del material para hacerlo sonar. Si te interesa guardar tu creación, necesitas el botón de save, el cuál tendrá un pequeño costo, una donación para Greenpeace. Es por eso, que la distribución de Infinito sólo es por el gusto de dar música al mundo y si se puede, ayudar.

El próximo 3 de octubre, Iraida y Alex jugarán en vivo con estos elementos en el Centro Cultural España. “El número de permutaciones que hay al tener 53 elementos es un número con 69 ceros, lo que da un rango de experimentación en el que yo mismo no he probado todo lo que puede suceder. Por lo mismo nunca escucharás el mismo disco dos veces, por eso se llama Infinito”, finaliza Alex.

ZINIO


San Pascualito Rey lanzará disco en vivo


Tras el lanzamiento de Valiente, la banda capitalina San Pascualito Rey, está satisfecha con los resultados.


POR Staff Rolling Stone México  



Tras el lanzamiento de Valiente, la banda capitalina San Pascualito Rey, está satisfecha con los resultados.

San Pascualito Rey lanzará disco en vivo

Por Vania Hernández (@vanshernandez)
Foto de Victor Miguel Arroyo Murillo

Tras el lanzamiento de Valiente, la banda capitalina San Pascualito Rey, está satisfecha con los resultados. “La gente se sabe todo el Valiente. Estamos muy contentos de lo que ha pasado. Es un buen disco y creo que si hay buena música lo demás está de más. La música hace su trabajo”, comenta Pascual Reyes, vocalista de la agrupación.

Parte de ese resultado será cobijado por un CD-DVD en vivo, el cual fue grabado hace un año en El Plaza Condesa de la Ciudad de México. “Lo vamos a presentar el 30 de noviembre en el Teatro de la Ciudad, justo a un año de la grabación. Estamos muy contentos. Ya lo escuchamos todo; viene una rola que no entró en Valiente, tal vez un remix, un mini documental. Va a estar muy bueno”.

El sonido de San Pascualito Rey ha mutado e “incluso las rolas viejas, con esta alineación, suenan muy distinto, además de que esa vez, sobre todo Álex Otaola (guitarra) y Luca Ortega (batería), escribieron arreglos para metales, marimba, mandolina, entonces se volvió otro concepto como más orquestado”, agregó Pascual.

La lista de invitados de honor incluye Astrid Hadad, Rubén Albarrán (Café Tacvba), Luis Naveja (Enjambre) y Jaime López.

Respecto al nombre del material en vivo, la banda lanzó un convocatoria para que los mismos fans bauticen el disco, del cual los resultados han sido positivos. “Desde que se sacó la convocatoria hay muy buenos nombres”, comentó Pascual.

La banda no se duerme en sus laureles y ya maquila el siguiente paso. “Estamos trabajando y pensando en lo que viene después de este disco en vivo”, concluyó el vocalista.


Los Dorados, Alex Otaola y Steve Bernstein en el ciclo Alterna Jazz


A partir de agosto, en el Centro Cultural Roberto Cantoral, se llevarán a cabo una serie de conciertos mensuales con propuestas de jazz


POR Staff Rolling Stone México  



A partir de agosto, en el Centro Cultural Roberto Cantoral, se llevarán a cabo una serie de conciertos mensuales con propuestas de jazz

Los Dorados, Alex Otaola y Steve Bernstein en el ciclo Alterna Jazz

A partir de agosto, en el Centro Cultural Roberto Cantoral, se llevarán a cabo una serie de conciertos mensuales con distintas propuestas de jazz con la intención de abrir un nuevo espacio a este género musical.

Para el primer ciclo participarán músicos con trayectorias reconocidas como el guitarrista Marc Ribot y su trío Ceramic Dog, el trompetista Steven Bernstein con Sex Mob, y el saxofonista Jay Rodríguez con Vehicle of Ascension, entre otros.

Entre los artistas nacionales participarán Los Dorados, Alex Otaola, Hernán Hecht, Gabriel Puentes, Agustín Bernal, Aarón Cruz, Diego Maroto y la Gil Cervantes Jazz Orchestra entre otros.

Los conciertos del ciclo Alterna Jazz se llevarán a cabo todos los jueves a las 20:30 horas.

Calendario:

1.- Jueves 30 de Agosto: Ari Hoenig Jean Michel Pilc Project
Invitado: Diego Maroto Quartet
2.- Jueves 20 de Septiembre: Cuong Vu Trio
Invitado: Los Dorados
3.- Jueves 18 de Octubre: Sex Mob
Invitado: Troker
4.- Jueves 15 de Noviembre: New Zion Trio
Invitado: Acasia ensamble
5.- Jueves 13 de Diciembre: Vehicle of Ascension
Invitado: Agustín Bernal trío
6.- Jueves 17 de Enero: Marc Ribot’s Ceramic Dog
Invitado: Otaola/Cruz/Iglesias
7.- Jueves 14 de Febrero: Ben Allison Trio
Invitado: Chocolate Smoke Gang
8.- Jueves 14 de Marzo: Antonio Sánchez Quartet
Invitado: Gerry López trío
9.- Jueves 18 de Abril: Barney Mcall Feral Trio
Invitado: The Swing Machine
10.- Jueves 16 de Mayo: Adam Rogers Trio
Invitado: Tom Kessler trío
11.- Jueves 20 de Junio: Gil Cervantes Jazz Orchestra
12.- Jueves 18 de Julio: Invitado Sorpresa


Sara Valenzuela regresa con ‘Sólo jazz’


Desde Guadalajara, del 26 de enero al 16 de febrero, Sara Valenzuela realizará una nueva temporada de Sólo jazz, con más sesiones y nuevos formatos


POR Staff Rolling Stone México  



Desde Guadalajara, del 26 de enero al 16 de febrero, Sara Valenzuela realizará una nueva temporada de Sólo jazz, con más sesiones y nuevos formatos

Sara Valenzuela regresa con ‘Sólo jazz’

Desde Guadalajara, del 26 de enero al 16 de febrero, Sara Valenzuela realizará una nueva temporada de Sólo jazz, con más sesiones y nuevos formatos

Por Vania Hernández

Escuchar el programa de radio, Sólo jazz, conducido por Sara Valenzuela, es una cordial invitación a todo el público, en especial a los escépticos que tienen la idea de que el jazz es complicado y sólo para intelectuales. “Se darán cuenta de que el jazz, aunque a veces puede ser complejo, es tan rico y diverso que siempre van a toparse con algo que los pueda enganchar”, explica Sara.

Para la cantante, la motivación principal de realizar las sesiones, ha sido ofrecer un foro permanente de exposición para los diversos grupos, sobre todo locales, que tocan en vivo en el programa. “Creo que en estos años el balance ha sido muy positivo porque además de difundir el trabajo de músicos que hacen buen jazz, música experimental, blues, funk y avant garde. Las sesiones han aportado su grano de arena en cuanto a la creación de público para este tipo de música”, dice Sara.

En Guadalajara hay una escena diversa en cuanto a estilos. “Ha sido muy interesante mostrar este abanico de propuestas que van del jazz tradicional hasta el free jazz y música experimental”, donde han coincidido y participado Steven Bernstein, Todd Clouser, Hans Glawishnig, John Medeski, Los Dorados, Nico Santella, Alex Otaola e Iraida Noriega.

La invitación siempre está abierta para todos los músicos que deseen participar y que tengan algo que aportar con su música. La idea es que la sesión sirva de la manera más efectiva en cuanto a fines promocionales para cada grupo. De la Perla Tapatía han desfilado Troker, 3 Mother Funkers, Tom Kessler, Klaus Mayer Big Band, Caída Libre, Willy Zavala Trío, Werther Ellerbrock, Guanatos Brass Band y Sherele, entre otras agrupaciones.

Cada temporada, Sólo jazz cambia de escenario y justo en este año estrena un nuevo foro que le permitirá tener sesiones cada semana (el año pasado sólo se hacían cada quince días). “El hecho de tocar en un ambiente real con gente lo hace más cálido y generalmente termina siendo también una buena forma de conectarse con otros promotores y seguidores del jazz”, asegura la conductora.

Por lo pronto las primeras sesiones ya están anunciadas con un programa ecléctico, “lo que sigue es continuar con esta labor y contribuir en el crecimiento de la escena musical en la ciudad”, aseguró Sara.

Sólo jazz se transmite en el 104.3 FM de Radio Universidad de Guadalajara y vía internet a traves de radio.udg.mx. Estará al aire lunes, martes y viernes a las 19:00 horas; mientras los jueves las sesiones son en vivo a las 22:00 hrs., las cuales, en esta ocasión, serán desde Zuno Zaguán de Música, ubicado en Avenida Guadalupe Zuno 2152.

El programa nació a principios de los años noventa en Radio Universidad de Guadalajara; pero las sesiones son en vivo desde el 2003 en espacios públicos como lo han sido el Bar Calavera, Café Candela, La Santa, Bajo Fondo, Teatro Estudio Diana, Teatro Experimental, por nombrar algunos.

Las fechas y las bandas

Willy Zavala trío plays Monk (bebop, jazz modal)
Jueves 26 de enero.

Los Pacífico (neo folk mexicano, chanson francaise).
Jueves 2 de febrero.

Rock Meets Jazz con la KMBB feat. Ugo Rodríguez (Estándares clásicos del jazz de los 40 y 50).
Jueves 9 de febrero.

Wonder Brass (brass band, R&B, funk).
Jueves 16 de febrero.