Archivo de la etiqueta: autralia

Vive Latino día 2


Una probadita de lo que pasó el sábado en el Vive Latino


POR Staff Rolling Stone México  



Una probadita de lo que pasó el sábado en el Vive Latino

Vive Latino día 2

Por: Jorge Ramis

Los Daniels
Los hijos predilectos del Vive Latino tocaron en un horario difícil, aún así, reunieron a una buena cantidad de gente en el escenario principal. Todo iba a tiempo. Con invitados de lujo como Camilo Lara (con el que interpretaron “Yo Digo Baila, Tú Dices Dance”), y Panteón Rococó (juntos, aprovecharon sus metales para así emocionar al público). Los Daniels fueron un buen calentamiento para todo lo que se veía venir durante el día. El sonido les falló, y la gente (tal vez por el frío), no les respondió tan bien, la presentación de Los Daniels no fue memorable, pero el Vive Latino es su casa, así que se sintieron muy cómodos sobre el escenario, situación que se notaba en sus rostros.

División Minúscula
El retorno de una de las bandas más representativas del rock nacional de hace cinco años a uno de los escenarios más difíciles fue un reto para la banda de Tamaulipas. De nuevo, el frío hizo de las suyas, el público estuvo muy apagado y sólo se dedicó a corear, a lo lejos, sus éxitos como “Soñare” y “Sismo” (canción con la cual cerraron). El sonido, sin falla alguna. La actitud de los músicos era la más agradecida: “Muchas gracias por su apoyo, ustedes son los que hacen los festivales, no las bandas”- anunciaba Javier Blake, mientras sus más ávidos fans disfrutaban el momento. Para esa instancia, la plancha del escenario Indio ya estaba a medio llenar.

La Mala Rodríguez
Una alucinante muestra de hip hop en español, interpretada por una carismática española, reunió a muchísimo público, el cual la recibió muy bien. Con un DJ y un MC a su lado, la cantante levantaba los ánimos de su público, quien estaba en busca de un rato de diversión (y con La Mala Rodríguez, lo encontró). Cuando un conjunto de personas le chiflaba a La Mala, ella contestó “He aprendido algo en México”, mientras les alzaba el dedo grosero (que posteriormente lo veríamos muy seguido, sobretodo con El Tri). Todo el mundo alzaba las manos cual si se tratara de un concierto de Method Man. Al concluir su presentación, la española invitó a bailar a las mujeres de su audiencia, y unas veinte niñas se subieron a pasarla bien sobre el escenario. La Mala se sintió a gusto durante todo momento, cosa que se notó y se agradeció sobremanera, pues significó el acto perfecto para quitarse el frío de aquella nublada tarde.

El Tri
No existe otra banda que represente más la experiencia en un Vive Latino que El Tri, ni otra agrupación que sea más interesante de estudiar en el ámbito del contexto urbano y esa manera de relatar historias urbanas y de ensalzar ese sentimiento nacionalista: “¡Viva México Cabrones!” y otras leperadas, características de Álex Lora, orientadas a hacer reír a su público, aunque con un mensaje un poco más complejo. Tal vez ésa es la razón por la que El Tri reúne a tantas personas, pues logra que su audiencia se sienta parte de algo, aunque sea de México, y, además, provoca las risas de muchos otros. También, claro, lo fácil de sus coros, hacen que se sienta una experiencia de rock de estadio. El escenario Indio estaba muy lleno para la hora que era, y es que el grupo de Álex Lora es una de las bandas más queridas para este festival. Con la clásica guitarra acústica, los colores nacionales y el bailarín con un penacho, la agrupación convocó a una invitada especial: Chela Lora. Su presentación fue tan aplaudida, que se alargó durante otros diez minutos (atrasando los horarios del Escenario Indio). Después de 45 años, a El Tri lo siguen queriendo. Los momentos clave fueron “ADO”, “Las Piedras Rodantes”, y “Pobre Soñador”.

Fobia
Era la presentación que generaba más controversia, pues El Cha! y Jay de la Cueva se salieron de la banda liderada por Paco Huidobro, aunque al público eso no pareció importarle. A lo largo de una hora, la audiencia se dedicó a bailar y cantar éxitos como “Hoy Tengo Miedo”, “El Microbito”, etcétera. Leonardo, muy feliz, reiteraba el hecho de que el setlist había sido escogido por la misma gente vía peticiones de Twitter. El vocalista intentó evocar momentos íntimos, diciéndole a la gente que prendiera sus encendedores y celulares, cosa que casi nadie hizo. A Fobia siempre les va muy bien arriba de cualquier escenario del Vive Latino, aunque el frío trate de hacer de las suyas y ya sólo permanezcan Leo y Paco Huidobro. Haciendo alusión a su proyecto ambicioso del año pasado, Fobiarama, la agrupación invitó a Tito y Micky, de Molotov (uno de los momentos más aplaudidos por el público) y, posteriormente, a Luis Navejas, vocalista de Enjambre.

Sussie 4
“Me importas tú, y tú, y nadie más que tú”, fue uno de los coros más cantados por su público, que al principio de la presentación no era grande, sin embargo, a lo largo de su presentación, Sussie 4 atascó la Carpa Danup. Éste fue el primer acto del sábado que logró quitar el frío por completo, muchísima gente bailando y saltando, todo para apoyar a “Sussana la cuatro”, con un juego de luces que sólo creaba un ambiente más fiestero. Cabe aclarar, que al mismo tiempo se presentaba Fobia, así que reunir a esa cantidad de gente fue un logro bastante espectacular. “¡Sussana la Cuatro!”, fue lo que dijo Pato Machete cuando se subió al escenario, gracias a la invitación de la banda, dando como resultado uno de los momentos más emotivos de ese día. Uno de los actos más animados que ha vivido esta edición del Vive Latino.

Tame Impala
Mucha gente ya se estaba formando para ver a Blur, pero lo que no sabían es que se avecinaba una excelente sorpresa: un grupo de australianos que ha logrado el revival de la música psicodélica. Cuando platiqué con una de las bandas de esa ola, Unknown Mortal Orchestra, Ruban Nielsen me dijo “creo que hay algo en el aislamiento que provoca mucha música psicodélica”, y tal vez sea cierto. Kevin Parker, la mente maestra detrás de Tame Impala, salió muy agradecido, pues había muchísimo público observándolos. Con “Solitude Is Bliss”, como telonera, ya sabíamos qué esperar: un show muy pulcro en su presentación, efectos, pedales, y colores. Los visuales que los acompañaban eran muy simples, pero adecuados al ritmo de Tame Impala. La gente que no iba a verlos quedó impresionada por semejante ejecución de guitarras, sintetizadores y batería. “Hoy amanecimos un poco enfermos, pero se nos quitó justo antes de subir al escenario”, y no se notaba, aunque Kevin Parker y demás, son muy estáticos en el escenario y, además, tocan muy juntos, añadiéndole un aura especial a la personalidad de estos australianos. Aunque tocan con un volumen moderado, el público latino disfrutó, en todo momento, esta experiencia. Los momentos más aplaudidos ocurrieron cuando Kevin Parker tocó los primeros acordes de “Elephant” (sencillo de su tan aclamado Lonerism), y “Feels Like We Only Go Backwards”. Además, la agrupación se daba el lujo de jammear, cosa que hacían realmente bien. Su canción de cierre: “Half Full Glass of Wine”, fue interpretada a la perfección. Sus músicos nunca se equivocaron, el baterista tenía una excelente técnica, y el sonido siempre les favoreció. Resultó ser una gran noche para los australianos, quienes se veía, no esperaban tanta respuesta de la gente. También fue una buena sorpresa para aquella gente que no sabía quiénes eran Tame Impala, y que seguro llegarán a su casa a bajar su más reciente disco.

Blur
¿Qué puedo decir que no haya dicho ya de Blur? Ese magnífico retorno de Blur a nuestro país terminó en el escenario más grande del Vive Latino y, lo peor que pudo suceder en ese concierto, es que terminó. Aunque su espectáculo no era el más grande (apenas y traían una manta que adornaba el escenario), Blur conquistó el corazón de nuestro país, que había abarrotado toda la pista del escenario Indio. A diferencia del concierto pasado, ésta vez casi no hubo errores técnicos (sólo durante un momento, la guitarra de Graham tuvo algunas fallas), y Damon Albarn se bajó a la pista para estrechar la mano de sus seguidores. Los ingleses se mostraron muy agradables, acompañados de la excelente actitud de Damon, quien siempre salta, grita, o avienta agua al público. “Popscene”, de nuevo, fue la canción telonera, ejecutada mientras Damon hacía sonar una matraca gigante. “Girls & Boys”, “Song 2”, “Parklife”, y “There’s No Other Way”, fueron las canciones que más provocaron los brincos de la audiencia. La interpretación de “Tender” en el Foro Sol, seguramente quedará para la historia. Muchos sintieron el piso temblar, muchos sintieron su alma temblar. Blur es una banda que mueve muchas emociones cada que suben a un escenario, además de que crean un ambiente bastante cómodo entre ellos: la agrupación disfruta cada segundo de sus canciones. Graham rasga la guitarra como si la odiara, y el exquisito Alex James sólo mueve su cabeza. Después del encore, Blur regresó para interpretar “Under the Westway”, “For Tomorrow”, y “The Universal”, ésta última, una de las más coreadas por el público del Vive Latino. Para complementar esta reseña, pueden leer la de El Plaza Condesa.

Apolo en el Vive Latino

Picture 1 of 76

Apolo en el Vive Latino por Misraim Álvarez