Archivo de la etiqueta: Beat It

Los 10 mejores videos de Michael Jackson


Cómo una tímida estrella de pop transformó la manera en que vemos la música.


POR Christopher R. Weingarten  



Los 10 mejores videos de Michael Jackson

10. “Who Is It” (1995)
La oscura elegancia de David Fincher

Antes de ser un director nominado al Óscar, David Fincher era uno de los directores más solicitados de la era MTV. Su colaboración con Jackson prefiguró el estilo elegante, siniestro y determinado que llevaría a la pantalla grande. El hermoso video, en el cual Michael se enamora de una hermosa chica y mira tristemente hacia el horizonte, sobrevive en varias antologías, y ha acumulado más de 19 millones de vistas en YouTube. “Para mí, era algo muy simple: Estamos de acuerdo o no”, dijo Fincher sobre trabajar con músicos. “Pero no voy a obligarlos a hacer algo que no quieren”.

9. “Black or White” (1991)
El director de “Thriller” regresó con otra experiencia que nos voló la cabeza

Leones, Bart Simpson, Michael convirtiéndose en una pantera negra y Macaulay Culkin discutiendo con Norm, de Cheers: “Black or White” era una explosiva mezcolanza. Las solicitudes que Jackson hizo al equipo de producción eran excesivas. “Michael, ¿quieres todo esto?”, le dijo John Landis, quien regresaba a la silla de director por primera vez desde “Thriller”. Jackson respondió: “Bueno, tal vez nos demos una idea”. Los pasos de baile de Jackson, quien tocaba su entrepierna y destrozaba autos en el proceso, causaron un escándalo, y la famosa secuencia de las transformaciones costó 100 mil dólares, además de tomar un mes para ser realizada. Recuerda Landis: “Ahora, desde luego, puedes comprar el software y hacerlo en tu laptop”.

8. “Leave Me Alone” (1989)
La casa de la risa construida en nueve meses

“Para la mayor parte de los directores, el finalizar la parte con el intérprete significaba que casi todo estaba hecho”, dice el director Jim Blashfield. “Apenas habíamos comenzado”. El “proceso absurdo” para el clip requirió tres días de grabación con Jackson, seguidos por nueve meses de post producción y animación. Con la tarea de realizar un video sobre “las idiosincrasias de Jackson”, Blashfield y su equipo de animadores grabaron al cantante en 35 mm, convirtieron las imágenes en stills, cortaron las figuras con exactos y las pegaron en diferentes capas. El juguetón y revelador resultado mostraba a Jackson en una casa de la risa construida por rumores de los tabloides, llevando a otro nivel el tono denunciatorio de las letras para con la prensa. Dice Blashfield: “Si quieres saber por qué nos tardamos nueve meses, te diré que hasta fuimos a fotografiar llamas y pavorreales en una reserva natural”.

7. “Beat It” (1989)
La batalla de baile que pasó a la historia

Si “Billie Jean” mostró lo que los pies de Jackson podían hacer, “Beat It” lo confirmó: La chaqueta de cuero rojo, la mezcla entre lo sensible y lo macho, la coreografía que evocaba un musical, una fama tan masiva que parecía engullir al mundo pop en su totalidad. El director Bob Giraldi le dio una actitud arriesgada al video con el clímax de la pelea con cuchillos. “En la segunda toma, le di una navaja real a mi asis- tente de dirección y le pedí que la cambiara discretamente por el cuchillo de goma del bailarín”, dijo Giraldi. “[Los otros bailarines] estaban huyendo de los cuchillos –realmen- te huyendo– porque tenían mucho miedo”.

6. Rock With You (1979)
Michael + disco + lásers = Obra maestra de bajo presupuesto

“En esos días, hacíamos todo con muy poco”, dice el director Bruce Gowers. “Creo que todo lo que podíamos costear era el láser”. Trabajando en los tiempos previos a MTV, era en la que los videos musicales eran llamados “promos”, Gowers (pionero detrás de “Bohemian Rhapsody” de Queen) creó un túnel espacial en un sitio de Los Ángeles para que Jackson y su traje de lentejuelas brillaran. “No hay otro elemento más que un láser y Michael Jackson”, dice Gowers. “Cuando hicimos esto, se trataba del inicio de su carrera solista. Era muy tímido. Muy tranquilo. Muy modesto”.

5. Smooth Criminal (1988)
El video noir en el que Jackson personificó la elegancia gánster

“Teníamos 46 bailarines, más los coreógrafos, peinadores y maquillistas”, dice Colin Chilvers, director de “Smooth Criminal”, parte clave de Moonwalker, cinta de Jackson de 1988. “Y todos los días, a la hora del almuerzo, íbamos a ver las tomas sin editar. La sala de producción se convertía en una esta. Michael estaba ahí también, alborotándose y gritando”. Para los 42 minutos de “Smooth Criminal”, Chilvers quería recrear la iluminación del clásico noir The Third Man, y Jackson quería hacer un tributo a The Band Wagon, musical de Fred Astaire. Juntos concibieron el segundo paso de baile más famoso de Jackson: La inclinación antigravedad. Chilvers, quien había realizado ya efectos especiales para Superman, fijó los zapatos al suelo con cuerdas de piano. “Era la película de Michael, y él iba a hacer lo que considerara necesario para que fuera perfecto. El productor Dennis Jones miraba el reloj. [El director] Jerry Kramer dijo: ‘Dennis, con Michael no necesitas un reloj, necesitas un calendario’”.

4. Scream (1995)
El ‘video más costoso de la historia’ mandó a los dos Jackson al espacio

Se ha especulado si “Scream” es el video más caro de la historia. (Otros candidatos son “Die Another Day” de Madonna y “Estranged” de Guns N’ Roses). El duelo de baile entre Michael y su hermana Janet, recreado en una nave espacial, costó alrededor de siete millones de dólares. “No podíamos encontrar una locación espacial, así que tuvimos que construir una”, dijo el director Mark Romanek. “Nos dieron dos semanas para diseñar y construir una docena de sets. La única manera de lograrlo era emplear mano de obra, materiales y dinero para resolver el problema”. Los impactantes resultados estaban basados en 2001: A Space Odyssey y Les Enfants Terribles, novela de Jean Cocteau sobre un hermano y una hermana que juegan juntos pero se encuentran en aislamiento. “[Michael y Janet] tenían gran amor el uno por el otro”, dice Romanek. “Había una rivalidad fraternal sana y divertida”.

3. Billie Jean (1983)
El clip que lo lanzó a la fama en MTV y cambió nuestra manera de ver la música

“Billie Jean” ya era un sencillo Número Uno en un álbum Número Uno antes de que el video se encontrara al aire en MTV, pero cuando llegó a la pantalla, su impacto cultural trascendió las listas de popularidad. El clip rompió con el repertorio racialmente segregado del canal e hizo de Jackson su estrella principal. (Walter Yetnikoff, presidente de CBS Records, ha dicho que amenazó con retirar sus videos del canal si éste no programaba “Billie Jean”). El director Steve Barron modificó un tema del Rey Midas que planeaba abordar para un clip de Joan Armatrading. Tratándose de un presupuesto pre-“Thriller”, el director no podía costear una acera que se encendiera cuando Jackson la pisara, por lo cual un electricista tuvo que hacerlo a mano, pero las tomas estaban cargadas de energía. “Cuando interpretó el coro, mi lente se empañó; pensé: ‘Carajo, vaya que es bueno. Esto es increíble’”, dijo Barron. “Hicimos esa primera toma, llegamos al final y todos –ocupados en sus asuntos, comiendo, leyendo el periódico, los pintores del otro set estallaron en aplausos. Estábamos presenciando una nueva faceta del superestrellato”.

2. Bad (1987)
Jackson y Scorsese crean una ruda obra maestra

Jackson y el director Martin Scorsese hicieron mancuerna para una épica obra de gran presupuesto y 18 minutos de duración. Filmando cerca de varios edificios deshabitados en Harlem, Scorsese juntó a Jackson con un joven Wesley Snipes. “Fue una interpretación conmovedora y poderosa”, dijo Scorsese. “Se enfrentó a Wesley, un maravilloso actor. Y Michael lo logró”. Después de una dramática secuencia en la cual Jackson confronta a Snipes, el segundo acto del video estalla con un combate recreado en una estación de metro de Brooklyn. “Nos tomó dos semanas y media realizar sólo esa secuencia”, dijo Scorsese. “Quedé impactado. La pantalla nos hizo bailarines a todos”.

1. “Thriller” (1983)
Más que un video musical, un cortometraje sobre ‘zombies’ bailarines

“Thriller” representó el momento más importante en la TV desde que The Beatles se presentó en The Ed Sullivan Show. “Después de Michael Jackson, y una vez que los artistas estadunidenses se dieron cuenta del potencial que podía tener un video bien hecho”, dijo John Taylor, bajista de Duran Duran, “todo se volvió más caro”. El director John Landis recordó cómo Walter Yetnikoff, presidente de CBS Records, maldijo al ver la propuesta de presupuesto. “Thriller” tenía el brillo de Hollywood; el genio de los efectos especiales, Rick Baker, convirtió a Jackson en una bestia, y el cocoreógrafo Michael Peters ayudó a crear la icónica y memorable secuencia de baile. “No es un bailarín entrenado”, dijo Peters. “Me decía: ‘Quiero algo ardiente y furioso’. Lo describía en términos emocionales”.


Campus RS marzo 2017


Un espacio para la difusión de ideas universitarias.


POR Staff Rolling Stone México  



Campus RS marzo 2017

Un caballo de Troya

Nintendo finalmente anunció el Nintendo Switch, del que se especulaba desde hace meses bajo el nombre de NX

Por Sebastián Valencia Chávez

univPanamericana-1

Todos los rumores eran ciertos: Es una plataforma híbrida, con el poder de una consola casera pero la versatilidad de una portátil, controles desmontables y cartuchos. Pero con esta consola llega un cambio importante para Nintendo. Estamos en 1985 otra vez.

En 1985 se lanzó el Nintendo Entertainment System (NES) en América, conocido como Famicom en Japón. Esta consola fue vendida como un sistema de entretenimiento porque América estaba harto de los videojuegos después de la crisis de 1983 por la saturación del mercado. El NES era un lobo disfrazado de oveja que tomó al mundo por sorpresa, demostró que los videojuegos no estaban muertos y salvó a la industria entera. Hoy, más de 30 años después, Nintendo lo vuelve a hacer, con una consola familiar que no va por las familias.

En el video del Nintendo Switch no vemos a un solo niño o persona mayor, todos son adolescentes. El estilo es totalmente distinto al del anuncio del Wii o Wii U, en el que tonos saturados pintaban a una familia disfrutando del dispositivo. El anuncio de Switch fue sobrio, más elegante y con un objetivo muy claro: Atraer a los millennials. Pero entonces, ¿Nintendo se está olvidando de su nicho de siempre, abandonando al mercado familiar? Para nada.

Nintendo dejó la marca Wii, dirigió su anuncio a una audiencia joven y presentó algunos juegos complejos como Skyrim o NBA 2K, pero es claro que la base seguirá siendo Super Mario, The Legend of Zelda, Splatoon y todas las familiares propiedades intelectuales de la gran N. Lo que sucede es que Nintendo por fin entendió que para llegar a las familias, específicamente a los niños, no tienes que dirigir el producto a ellos. La estrategia es similar a la de PlayStation: Véndele a un mercado mayor, idealiza el concepto del hardcore y pronto llegarán los más pequeños, ansiando parecer mayores por jugar Call of Duty.

El Switch parece ser una fórmula para el éxito: Una campaña publicitaria que pinta para dirigirse al mercado que tanto critica a Nintendo, la del autoproclamado hardcore gamer; exclusivas fuertes; apoyo de compañías third-party y un concepto nunca antes visto que girará cabezas cuando esté en un anaquel. ¿Por qué mercado va Nintendo? Va por todo, pero de una forma distinta a como ya lo logró con el Wii. Va por ti, jugador clavado que quiere tener Skyrim para llevar; va por ti, papá que verá un concepto totalmente nuevo y atractivo; va por ti, niño que anhela crecer y jugar títulos maduros; va por ti, fan de Nintendo que tiene dinero en mano antes de cada anuncio de la compañía. El Nintendo Switch es un caballo de Troya, una consola familiar lista para invadir tu hogar. Y, al igual que el artilugio de la obra de Homero, el Switch es la última esperanza del imperio de ganar la guerra. Ten por seguro que si la propuesta es inteligente y Troya canta victoria, el grande estará de regreso.

____________________________________________________________

En la cárcel, pero con un Óscar

¿Debemos respetar la obra de un artista problemático?

Por Sebastián Valencia Chávez

univPanamericana-1

campus1

En la edición de 2016 de Sundance debutó una película llamada The Birth of a Nation. Recibió el Premio de la Audiencia y del Gran Jurado. “Si esto no es un contendiente para los Óscares, no sé qué es”, comentó Kristopher Taply de Variety una semana después del festival. ¿Entonces por qué no figuró en las nominaciones de este año? Su productor, escritor, director y protagonista, Nate Parker, se vio envuelto en una controversia grande. Resurgió un escándalo de abuso sexual de 1999 y el suicidio de la acusadora en 2012. La cinta fue ignorada por la Academia y ni siquiera se estrenó en México.

¿Por qué es justo eso? Ya sea hablemos de Nate Parker, Mel Gibson u Orson Scott Card; lo que haga un autor no debería influenciar la apreciación de una obra. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, muchas veces no los podemos separar. Vemos Manhattan y recordamos las acusasiones hacia Woody Allen, o la misma The Birth of a Nation, en la que el personaje de Nate Parker busca venganza por la violación de su esposa. Sí, puede ser muy difícil, pero deberíamos tratar de ver a una obra de arte como un bebé que no tiene la culpa de las acciones de sus padres.

Patricia Townsend, artista y psicoanalista, realizó un gran artículo llamado “A Life of It’s Own”, en el que entrevista a diversos artistas sobre su proceso creativo. Encontró similitudes muy interesantes entre la creación de una obra de arte y la crianza de un hijo. Tenemos la etapa de “génesis” en la que el artista entra en un periodo de gestación que involucra memorias, impresiones y sentimientos mezclándose inconscientemente antes de ‘hacer click’ y resultar en una idea. Luego sigue el “desarrollo”, en el que el artista crea un ambiente propicio para el crecimiento del proyecto y entra en una relación intensa con este. Y finalmente llega la “separación”, que es la que más nos interesa. Aquí, un tercero entra a la relación: la audiencia. La obra actúa con autonomía en los demás, sin necesidad del autor. La responsabilidad del artista ha terminado, así como cuando el hijo finalmente deja el nido para buscar su propia vida.

Pero al seguir con el paralelismo, encontramos un problema. Un hijo con malos padres puede ser reconocido porque tiene uso de razón, es una persona pensante que toma sus propias decisiones, sin importar las acciones de los que lo criaron; pero cuando hablamos de una obra, sus méritos siempre te remitirán al autor, al menos cuando sea hora de premiarla; porque aunque conectes con The Birth of a Nation, al final el Óscar se lo tendrías que dar a Nate Parker. Y aunque en las regulaciones de los Óscares dice que los miembros deben basar sus decisiones solo en méritos artísticos y técnicos, es difícil imaginar a alguien no virtuoso recibiendo un premio. Pero tal vez tengamos que hacerlo, por respeto a la obra. Tal vez alguien llegará a tener un Óscar esperándolo en libertad condicional. De algo sí estoy seguro: “La Cabalgata de las valquirias” es una obra maestra, sin importar si Wagner era un antisemita adorado por Hitler o no.

____________________________________________________________

Patrick Miller

Entre el surrealismo del high energy.

Andrea Calderón Velázquez

univPanamericana-1

Foto: Andrea Calderón

Foto: Andrea Calderón

La incógnita
“Está muy random, como surrealista” “¿O sea, está cool?” “Cool no sería mi definición, no sé, tienes que ir para poder definirlo, no creo que exista una palabra que pueda describir lo que vives en el Patrick Miller”.

Con esta conversación fue como, por primera vez en mi vida escuché a una amiga cercana hablar sobre el Patrick Miller, un antro que se ha vuelto icónico en la Cuidad de México y presume ser uno de los mejores y más excéntricos lugares para pasar la noche en la capital metropolitana.

Un día después de tener dicha conversación con mi amiga decido googlear el nombre y lo primero que me salta en los resultados es un video de la banda mexicana de indie rock, Hello Seahorse! titulado “La Flotadera.” Le doy play y en él se observa a gente bailando, sudados, al ritmo de luces de colores, atuendos de los años ochenta y una bola plateada de disco colgada del techo. Termina el video y mi curiosidad por el Patrick Miller aumenta. Decido salir a conocer el lugar. Llamó a unas amigas y les platico del lugar, vendiéndoselos como toda una experiencia nueva y emocionante, solo dos de ellas aceptan acompañarme.

El primer encuentro
Nos arreglamos y decidimos no ir muy formales, unos tenis para estar cómodas y bailar si así lo queríamos. Al llegar a la calle Mérida de la colonia Roma, en la zona centro de la Cuidad de México comenzamos a ver mucho movimiento. Justo en medio de la calle hay lo que parece ser un estacionamiento abandonado, lo que después nos enteraríamos que era la entrada del Patrick Miller. Conforme nos acercamos al número 17 de dicha calle podemos ver una fila enorme, que parece no tener fin. “No manchen, ¿ya vieron?”, dice una de mis amigas. “¿Ésta es la fila?, si está así debe estar buenísimo el lugar”. Decidimos preguntar al señor del vallet parking. “Hola, buenas noches, ¿ésta es la fila para el Patrick Miller? “Sí damita, ésta es. Se ve muy larga pero pasan rápido, no se preocupen”. Supongo que el señor dijo esto porque vio en nuestras caras mucha preocupación. Bajamos del coche, le damos $50 al señor y él se encarga de estacionar la camioneta.

Decidimos formarnos, avanzamos por la fila, viendo a todo tipo de personas, desde fresas con camisas marca Polo hasta darks con labios negros y faldas de tul. Avanzamos un poco más y la fila daba la vuelta hasta la Avenida Cuauhtémoc. Volteo a ver a mis amigas, las dos tienen una cara de incertidumbre. La fila está con-formada fácilmente por 50 personas y dobla toda la esquina de la calle. Llegamos al final y nos formamos. Enfrente de nosotros hay un chico con una falda larga, una chamarra de cuero y el pelo verde, una de mis amigas me lo señala sorprendida. Conforme pasa el tiempo vamos viendo como llegaban al lugar todo tipo de personas y se forman atrás de nosotros, en menos de 20 minutos ya habíamos avanzado la mitad de la calle. Nos quedaba muy poco para entrar al lugar.

Llegamos a la entrada del mismo, nos piden nuestra identificación, nos revisan las bolsas y justo enfrente de nosotros están las taquillas. Me preparo para pagar el cover, sacando un billete de $200. Para mi sorpresa el cover es sumamente barato, “Son 30 varos” me dice la señorita de la taquilla. Me sorprendo y le gritó a mis amigas que aún les seguían revisando la bolsa en la entrada. “¡Son $30!”, la señorita se ríe. A cambio de mis $30 me da una ficha azul con un número. Entramos a un túnel con luces fosforescentes azules, verdes, rosas y amarillas, levanto la mirada y veo a mucha gente, puedo escuchar la música y una persona me pide mi ficha. Habíamos entrado.

Bienvenidos
Todo estaba sumamente obscuro, de vez en cuando los flashes de las luces te dejaban ver algo pero en realidad lo único que puedes distinguir son figuras humanas. La música, fuerte y de los años noventas. Éxitos en español coreados por toda la gente. El lugar es enorme, con un segundo piso desde el cual todas las personas observan a los de abajo. El volumen de la música apenas me deja escuchar a una de mis amigas. “¿Vamos por algo de tomar?”, “Sí, pregunta que en dónde”. Mi amiga le toca la espalda a una persona, voltea y resulta ser un señor como de 50 años, que fácilmente podría ser mi papá. Esto me sorprendió, “¿no se supone que este lugar es para jóvenes?”, pienso. Nos señala la fila para comprar cerveza, esta misma tiene fácil 30 personas. Nos formamos y observamos alrededor con el tiempo suficiente para estudiar el lugar y la gente presente. Hay señores adultos, parejas gays, heterosexuales, lesbianas e incluso gente extranjera.

Enfrente de nosotros hay un chico de unos 20 años bailando en la fila, no pierde ni un segundo para enseñar sus mejores pasos. Avanzamos y casi al llegar a la barra un chico decide que es buena idea colarse a la misma. “¿Qué te pasa güey? Estamos formados hace 15 minutos, no te metas”, le dice el que estaba formado atrás de él. El mismo chico le habla al que sirve en la barra. “No le vendas compa, se metió y todos lo vimos”. En menos de un segundo toda la fila comienza a gritar. “¡Fuera, fuera, fuera!” Al chico colado no le quedó más que salirse de la fila sin nada que tomar.

Es como estar bailando en el infierno
Ya con nuestras bebidas decidimos subir al segundo piso, donde permaneceríamos por el resto de la noche. De mi lado izquierdo se observa al DJ, realmente metido en su música, lo observo por unos cinco minutos seguidos para ver si logra voltear a verme pero nunca lo hace. Jamás despega lo ojos de sus discos y cuando lo hace sólo cierra los ojos para sentir la música. Nos asomamos para mirar el primer piso. Hordas de gente, todas sudando, pegadas, bailando sin parar, muchas de ellos besándose, tomados de las manos y cantando todas las canciones con entusiasmo. Escucho a una chica decir: “Hace un calor horrible ,es como estar bailando en el infierno”. Nada podría describir mejor el lugar.

Justo al lado de nosotros hay una pareja de lesbianas besándose, a una de mis amigas le quedan justo a sus espaldas. Empiezan a gritar emocionadas, en el fondo suena “Solo se vive una vez” de la cantante española Mónica Naranjo. Todo el lugar se vuelve loco, bajo la mirada y observo como se empiezan a formar círculos en donde una sola persona en el centro baila al ritmo de la música, siendo aplaudido por el resto del círculo. “Esto es como en las películas”, le digo a mis amigas. Una de ellas se emociona y decide grabarlo todo. Justo abajo de mí se ve a una pareja de unos 40 años bailando al compás de “100% Pure Love” de Crystal Waters. Puedes ver la felicidad en su rostro, solo se miran el uno al otro, sin importarles el exterior. Y así las siguientes tres horas, éxitos en español y mucha gente bai-lando. Dan las 3 am y el ambiente en ligar de decrecer sigue en aumento. Duelos de baile por donde veas. Gente realmente emocionada por el ritmo de la música.

Para las 4am, la hora que en la página de internet oficial del lugar dice cerrar la fiesta parece no terminar. Cuando por fin decidimos irnos del lugar suena el inicio de “Beat It” de Michael Jackson, al minuto todo el segundo piso se mueve. Literalmente. Del movimiento emitido por el suelo de abajo, el segundo piso empieza a tambalearse. Empiezo a observar como se les abre pista en cada círculo a los mejores bailarines, todos recreando los mejores pasos del fallecido “Rey del pop”. Me llama la atención un chico que podía realizar el “moonwalk” de la mejor manera, del otro lado una chica capaz de reproducir el paso clásico del video de “Smooth Criminal” y así sucesivamente, todos involucrados en la música, en sus pasos, en su ritmo, en su sentimientos. Olvidando por un segundo la vida exterior y los problemas que les rodean.

A final de eso se trata la música, de sentirla, de vivirla, de experimentarla. De envolverte tanto en ella que olvides que te están mirando, que olvides como te ves, de donde eres y si eres suficiente. La noche termina y tengo un zumbido en el oído. Salgo con un dolor de piernas brutal, la cabeza me duele un poco, mi blusa bastante sudada y mi alma contenta, muy contenta.

BANNER APP 166


Disfruta ocho versiones alternas de los temas más icónicos de Michael Jackson


Se trata de covers que celebran el talento y carisma del Rey del Pop, a 57 años de su nacimiento.


POR Staff Rolling Stone México  



Disfruta ocho versiones alternas de los temas más icónicos de Michael Jackson

Por Regina Lázaro.

Este 29 de agosto, Michael Jackson cumpliría 57 años de edad y seguramente ya habría acumulado más éxitos dentro de su carrera musical, la cual inició en 1964 junto con sus hermanos en el grupo The Jackson 5. El Rey del Pop vivió sus últimos días preparando la gira This Is It en medio de problemas de salud, los cuales provocaron su muerte el 25 de junio de 2009.

Gracias a su talento como bailarín y compositor, Michael Jackson se colocó en la historia de la música como uno de los más grandes exponentes del pop, siendo el objeto de incontables homenajes, parodias y tributos, además de covers inspirados en sus canciones más emblemáticas.

Con motivo del natalicio de Michael Jackson, presentamos las versiones alternas de sus hits, grabadas por artistas como Tame Impala, Amy Winehouse, The Weeknd, Toro Y Moi y Blondie, por mencionar algunos, quienes le han dado un toque personal y un giro a canciones como “Billie Jean” y “Thriller”.

“Beat It” – Amy Winehouse y  Charlotte Church
Esta versión fue presentada el 13 de octubre de 2006 en The Charlotte Church Show, en cuya transmisión, la conductora decidió interpretar el tema junto a Amy Winehouse.

“Don’t Stop Till You Get Enough” – Blondie
Durante las sesiones de grabación de Panic of Girls, el noveno álbum de estudio de Blondie, la banda interpretó su propia versión de la canción original de Michael Jackson, la cual fue grabada por el equipo de producción, quien la compartió a través de YouTube.

“Thriller” – Ian Brown
En el año 2005, Ian Brown puso a la venta el álbum The Greatest, en cuya edición especial incluyó los covers que grabó de “Thriller” y “Billie Jean”, dos de las emblemáticas canciones del Rey del Pop.

“Rock With You” – Jessie J
Durante su presentación en el programa CJ Beatz, el cual se transmitía en BBC Radio 1Xtra, Jessie J presentó su propia versión del tema.

“Billie Jean” – Soulwax
El dúo también conocido como 2MANYDJS grabó el mashup en el cual su canción “Saturday” se une con la pista de Michael Jackson.

“Stranger in Moscow” – Tame Impala
El que fuera el quinto sencillo del álbum HIStory de Michael Jackson, el cual fue lanzado en 1995, inspiró a la banda liderada por Kevin Parker, quien lo grabó a principios del año pasado.

“Dirty Diana” – The Weeknd
El intérprete de “Can’t Feel My Face” abrevió el nombre de la canción a “D.D.” y con su sello particular, produjo una versión que dista mucho de la original.

“Human Nature” – Toro y Moi
En 2011, el músico originario de Carolina del Sur, Estados Unidos, grabó el cover de la canción que Jackson lanzó en el año de 1982.

BANNER APP 147



Tributo a Michael Jackson de Glee vende 500,000 copias


La música del episodio de Glee en donde le rindieron homenaje a Michael Jackson, dominó el top 100 en ventas digitales esta semana


POR Staff Rolling Stone México  



La música del episodio de Glee en donde le rindieron homenaje a Michael Jackson, dominó el top 100 en ventas digitales esta semana

Tributo a Michael Jackson de Glee vende 500,000 copias

Por Ale H. Morando

La música del reciente episodio que rindió homenaje al Rey del Pop en la serie Glee, dominó el top 100 en ventas digitales esta semana, al colocar 10 canciones entre los primeros lugares.

Los covers de los éxitos de Michael Jackson, como “Beat it“, “Wanna Be Startin’ Somethin’“, “Black or White” y “Bad” marcaron un nuevo récord para tercera temporada del programa, con casi medio millón de canciones descargadas solamente en esta semana.

La versión con dos violonchelos de “Smooth Criminal” es la tercera canción debut más popular de la tercera temporada de Glee, con 108,000 descargas. Las primeras dos son el mashup de “Rumour Has It/Someone Like You” de Adele, que logró 160,000 descargas en su semana de lanzamiento y el cover de “We are Young” de Fun. con 137,000 descargas.

Además, el episodio de Michael Jackson se convirtió en el capítulo más visto de la presente temporada de la serie, con una audiencia de 9.1 millones de televidentes, convirtiendo a Glee en el programa número uno de los martes por la noche, superando a programas como Last Man Standing (ABC), 90210 (CW) y The Biggest Loser (NBC), cuyo público base son adultos de entre 18 y 49 años.


Nuevo tema de Michael Jackson


Immortal será editado en versión de lujo con disco doble y sencillo, como parte de la nueva puesta en escena del Cirque du Soleil que está basado en la vida de Michael Jackson y apropiadamente lleva el nombre de ‘The Immortal World Tour”.


POR Staff Rolling Stone México  



Immortal será editado en versión de lujo con disco doble y sencillo, como parte de la nueva puesta en escena del Cirque du Soleil que está basado en la vida de Michael Jackson y apropiadamente lleva el nombre de ‘The Immortal World Tour”.

Nuevo tema de Michael Jackson

Al parecer el recuerdo de Michael Jackson aún sigue rindiendo frutos, al menos así parece para su familia y agremiados, quienes siguen editando discos recopilatorios y tracks inéditos del fallecido rey del pop.

En este caso se trata de un nuevo álbum que llevará por nombre Immortal, el cual saldrá a la venta este 21 de noviembre. El material reunirá entre otras cosas, tracks inéditos, remixes y mash-ups a éxitos de Michael Jackson como “Beat It”, “Scream” y “Human Nature”, entre otros.

Immortal será editado en versión de lujo con disco doble y sencillo, como parte de la nueva puesta en escena del Cirque du Soleil que está basado en la vida de Michael Jackson y apropiadamente lleva el nombre de ‘The Immortal World Tour”.

Como adelanto se ha dado a conocer el sencillo “Dancing Machine / Blame It On The Boogie”, que mezcla dos grandes clásicos de Jackson.