Archivo de la etiqueta: Black Flag

Dave Grohl se une a Bl’ast! para estrenar su primer material en 20 años


La banda hardcore estrenará su nuevo EP titulado ‘For Those Who’ve Graced the Fire!’.


POR Staff Rolling Stone México  



Dave Grohl se une a Bl’ast! para estrenar su primer material en 20 años

Por Daniel Kreps

Bl’ast, la casi retirada banda hardcore estrenó su nuevo EP de dos tracks titulado For Those Who’ve Graced the Fire!, el primer material discográfico de la banda de Santa Cruz en más de 20 años. Para el EP, los integrantes originales de Bl’ast, Cliff Dinsmore y Mike Neider unieron fuerzas con Chuck Dukowski, bajista fundador de Black Flag y Dave Grohl, quien tocó la batería, mezcló y grabó el EP en Studio 66.

Dukowski y Grohl tomaron el lugar de los nuevos miembros de Bl’ast!, Joey Castillo y Nick Oliveri, dos veteranos de Queens of the Stone Age que tuvieron que continuar la gira con la banda al momento de grabar. El EP incluye la atronadora canción titular y la escandalosa “The Pulse”, ya está disponible como una descarga digital vía Rise Records.

Dinsmore, Neider, Castillo y Oliveri están actualmente trabajando en el primer LP completo de Bl’ast! desde Take The Manic Ride estrenado en 1989. La alineación original del grupo estrenó tres LPs bajo la afamada disquera SST Records, incluyendo su álbum debut The Power of Expression y su influyente disco de 1987 It’s In My Blood. En 2013, Grohl re-mezcló, remasterizó y reestrenó el álbum con el título de Blood!.

El EP estará disponible como una edición limitada en vinil “rojo sangre” el 30 de octubre. For Those Who’ve Graced the Fire! también será vendido con playeras de Bl’ast! en la tienda online de Rise Records. Los clientes que compren el LP en preventa recibirán una descarga inmediata de los dos tracks del disco.

Escucha For Those Who’ve Graced the Fire! a continuación:

BANNER APP 147



Dave Grohl se une a la super banda Teenage Time Killer


La agrupación contará con la participación de miembros de bandas como Corrosion of Conformity, Soulfly, Misfits, Black Flag y Lamb of God.


POR Staff Rolling Stone México  



La agrupación contará con la participación de miembros de bandas como Corrosion of Conformity, Soulfly, Misfits, Black Flag y Lamb of God.

Dave Grohl se une a la super banda Teenage Time Killer

Foto de Salvador Bonilla

Teenage Time Killer es el nuevo supergrupo de metal y hardcore creado por Mike Dean y Reed Mullin de Corrosion of Conformity en el que participarán Dave Grohl, Corey Taylor de Slipknot; Keith Morris de Circle Jerks; Jello Biafra de Dead Kennedys; Tommy Victor de Prong; Max Calavera de Soulfly; Doyle Wolfgang Von Frankennstein de Misfits; Pepper Keenan de COC y Randy Blythe de Lamb of God.

Grohl declaró que el álbum debut  del colectivo fue grabado en su estudio, el Studio 606 en Northridge, California. El ex baterista de Nirvana y líder de Foo Fighters utilizó la consola que ocupó en su documental Sound City.

Por su parte, Foo Fighters se encuentran en el mismo estudio para grabar el sucesor de Wasting Light de 2011.

Aquí una entrevista en la que Mike Dean y Reed Mullin hablan sobre Teenage Time Killer.


Henry Rollins interpretará a un caníbal en la cinta ‘He Never Died’


El líder de Black Flag y también actor tendrá su primer protagónico en el filme dirigido por Jason Krawczyk.


POR Staff Rolling Stone México  



El líder de Black Flag y también actor tendrá su primer protagónico en el filme dirigido por Jason Krawczyk.

Henry Rollins interpretará a un caníbal en la cinta ‘He Never Died’

Henry Rollins, vocalista de Black Flag y también actor, tendrá su primer papel protagónico en la película He Never Died, filme independiente dirigido por Jason Krawczyk.

Rollins interpretará a un caníbal, personaje que llamó su atención, según explicó en entrevista para Rolling Stone. “Eso fue lo que hizo que el guión tuviera tanto atractivo para mí. Él está tan aburrido de todo, ha subsistido a base de bolsas de sangre compradas a médicos internistas”.

A pesar del carácter grotesco del personaje, Rollins lo vio como una oportunidad de interpretar a un protagonista agregando, “Normalmente no estoy al final de la película para estar en la fiesta de terminación,  rara vez sobrevivo. Siempre me matan o me comen o me arrestan”.

Recordemos que Henry Rollins ha participado en cintas como The Chase, Jonny Mnemonic y en series como Hawaii Five-O y Sons of Anarchy.

He Never Died recientemente terminó filmaciones en Toronto y se estrenará a medidados de 2014.


Black Flag estrenará su disco ‘What the…’ en diciembre


Este disco es el primero que la banda edita tras 28 años.


POR Staff Rolling Stone México  



Este disco es el primero que la banda edita tras 28 años.

Black Flag estrenará su disco ‘What the…’ en diciembre

Luego de la reciente reunión de Black Flag, la banda ha decidido dar a conocer más detalles de su disco What The…, el cual saldrá a la venta el próximo mes.

Este material -que es sucesor del In My Head, de 1985- está conformado por 22 tracks, y es el primero que la banda edita en 28 años, con Ron Reyes en la voz.

Tras la polémica que desató en los recientes días el arte del disco, Reyes salió a defenderla a través de su cuenta de Facebook, donde explicó: “bueno, tengo que admitir que fui el que diseñó esto. Envié varios diseños de los que me gustaron. Pero éste fue el que quedó. Estaba pensado como algo divertido y no tan serio como una obra de arte. Esperaba que algunas personas lo odiaran. Supongo que tenía razón. ¿Eso me hace profeta? Relájense gente, es sólo rock N’ roll”.

‘What the…’ saldrá a la venta este 3 de diciembre.

Tracklist de What The…
01. My Heart’s Pumping
02. Down in the Dirt
03. Blood and Ashes
04. Now Is the Time
05. Wallow in Despair
06. Slow Your Ass Down
07. It’s so Absurd
08. Shut Up
09. This Is Hell
10. Go Away
11. The Bitter End
12. The Chase
13. I’m Sick
14. It’s Not My Time to Go-Go
15. Lies
16. Get Out of My Way
17. Outside
18. No Teeth
19. To Hell and Back
20. Give Me All Your Dough
21. You Gotta Be Joking
22. Off My Shoulder


1977 el año en que llegó el Punk a salvar al rock para siempre


Hace 35 años, este género desgarró las melodías para encrudecer el ritmo…


POR Staff Rolling Stone México  



Hace 35 años, este género desgarró las melodías para encrudecer el ritmo...

1977 el año en que llegó el Punk a salvar al rock para siempre

Hace 35 años, este género desgarró las melodías para encrudecer el ritmo

Por @Benjamín Salcedo

La industria musical, y el rock en lo particular, vivía uno de los momentos más difíciles y áridos. Se habían generado mega estrellas millonarias y estrafalarias que representaban un estilo de vida que no se identificaba con los jóvenes de la época, los grandes grupos comenzaban a desaparecer: Led Zeppelin hacía su último concierto en Estados Unidos; después de la película The Song Remains the Same, nunca volvieron hacer música sublime similar a la que nos acostumbraron.

Black Sabbath vivía los peores años de la alineación estelar, sus discos Technical Ecstasy y Never Say Die! fueron discretos y grises epitafios a uno de los momentos más brillantes de su historia. Deep Purple había cambiado a su cantante Ian Gillan y el reemplazo David Coverdale también abandonó al grupo, dejándolos en una era de incertidumbre que duraría hasta 1984. En el rock progresivo también las cosas no pintaban bien: Yes había sufrido grandes cambios y lo ostentoso de sus presentaciones no llamaba más la atención; Genesis había perdido a Peter Gabriel, los cuatro restantes habían logrado mantener cierta dignidad, pero la salida del guitarrista Steve Hackett hundió al grupo en un periodo experimental más pop y simple. Kiss, dueños del showbiz con espectaculares conciertos, lanzaban discos a granel y su calidad demeritó considerablemente con cada lanzamiento. De igual manera, la mayoría de los grupos de rock en ese momento vivían realidades similares a los ojos de una juventud inconforme.

La situación económica mundial pasaba por un momento complicado de desempleo que impactaba más al viejo continente; aumentaba la pobreza, la nueva generación se vio atrapada en un remolino de incertidumbre, dando como origen a un movimiento emergente ante la marginación. Al termino de sus estudios, los jóvenes salían en busca de una oportunidad laboral que no existía, aunque contaban con un miserable ingreso de desempleados.

El público se empezaba a cansar de la banalidad del rock, sus letras no aportaban nada a la nueva generación. Los grupos pasaban meses (e invertían miles de dólares) en el estudio perfeccionando perfeccionando el sonido de sus discos. El rock pop vivía buenos momentos y comenzaban a surgir los primeros exponentes de lo que se denominaría AOR (Adult Oriented Rock). Bandas como Journey y Kansas (con algo más de experiencia), Foreigner, Cheap Trick y Meat Loaf aparecían para llenar un hueco en esas preferencias. Por otro lado, la música disco iniciaba su reinado y la película Saturday Night Fever servía como estandarte a un movimiento más elitista y despreocupado que sólo buscaba diversión, aunado al auge de figuras como Bee Gees, Abba y Donna Summer, entre otros.

El movimiento punk satanizaba a los hippies, culpándolos de la realidad que se vivía en la música y el arte en esos momentos, pero con la influencia de bandas principalmente americanas como Velvet Underground (cambiando el concepto y estilo literario), MC5 (con su potencia y distorsión), los estrafalarios New York Dolls y principalmente Iggy & The Stooges, canalizando todo esto en conciertos y discos, influyeron a la primera generación de grupos punk.

Mientras tanto, en las cloacas de Nueva York, el cuarteto de Queens llamado Ramones –ataviados con jeans rotos, camisetas y chamarras de cuero– digerían la influencia de bandas sesenteras para manifestar su inconformidad con el mundo entero a través de un retorno a los tres acordes básicos y una melodía simple con mensajes cáusticos. Tuvieron que ir a Inglaterra para que el mundo se fijara en ellos pero, además de exponerse masivamente, influenciaron en los británicos esa rebeldía en forma musical. Grabaron su disco debut con tan sólo $6 mil dólares, en dos días de estudio, logrando un álbum clásico. Poco tiempo después, los británicos invadieron al mundo con los Sex Pistols. Esta banda no tardó en ser considerada como un peligro para su país por los mensajes en rolas como “God Save the Queen” o “Anarchy in the UK”. Aunque su duración fue efímera, lograron impregnar esa inconformidad en muchas otras agrupaciones de la época. De esta forma, se formó en el Reino Unido un movimiento musical masivo, creativo y original, que revolucionaría la música como la conocíamos hasta ese momento. Estaban prohibidos en la radio y televisión, sus conciertos se transmitían de boca en boca, sólo tocaban en pequeños bares y bodegas.

El impacto cultural fue inmediato y directo. Se unieron The Damned y The Clash, la energía que despedían no tenía comparación, no había antecedentes, pues el mensaje implícito en su música era abrasivo, simple pero ruidoso, al grado que no tardaron las discográficas en buscarlos para firmarlos sin saber el lío en el que se estaban metiendo. Eran grupos que no daban concesiones ni estaban dispuestos a convertirse en “estrellitas faranduleras” como las disqueras acostumbraban tratarlos.

Del otro lado del Atlántico, Ramones reinaban. Su propuesta musical, aunque denunciante, era mucho más divertida y menos dramática que en Inglaterra. En los bares neoyorkinos como el CBGB, se forjaron algunos de los más interesantes representantes del movimiento americano. Grupos como Television, The Boomtown Rats, Patti Smith, Blondie y Talking Heads, entre otros grupos que con el tiempo tendieron hacia otra rama del punk conocida como new wave, más musical y elaborada, menos tendenciosa y contestataria. También en Los Ángeles se gestó un estilo punk inclinado al hardcore, con exponentes como Black Flag, Circle Jerks, Fear o Dead Kennedys, de San Francisco.

En Estados Unidos se manejó el tema de otra forma. A diferencia de la Gran Bretaña, los americanos rápidamente ven en ellos más que una amenaza, un negocio lucrativo. Florecieron inmediatamente gran cantidad de grupos y las disqueras los firmaban a destajo, generando una nueva escena artística incluyendo a discográficas alternativas e independientes.


Stone Temple Pilots en México


Stone Temple Pilots no se anduvo con rodeos, empezaron duro, continuaron duro y terminaron duro en su concierto en la ciudad de México


POR Staff Rolling Stone México  



Stone Temple Pilots no se anduvo con rodeos, empezaron duro, continuaron duro y terminaron duro en su concierto en la ciudad de México

Stone Temple Pilots en México

Por Oscar Villanueva
Fotos: Fernado Aceves, cortesía de Ocesa

Hecho: Scott Weiland y Robert DeLeo se conocieron en un concierto de Black Flag. La banda originalmente se llamó Mighty Joe Young.

Los años han pasado de forma curiosa por los integrantes, ya que mientras a Scott parece que se le encogieron los ojos y no ha engordado un solo kilo, Dean DeLeo terminó como la versión rockera de Gary Busy, pero con cabello negro y solo tras solo de guitarra bajo la manga, y su hermano Robert fue transformado en un muñeco de cera que agita la cabeza al compas de sus notas. Eric Kretz nada más se volvió un ligero toque extra de rubio. Por supuesto, éste siendo un concierto de STP, tenían que ocurrir los momentos de “wtf”: Scott cantinfleando acerca del futbol y el ooeee oeee oeee y una ceremonia con brasero de copal y llamados de caracol. Mejor olvidar estas cosas y enfocarse en la música.

Hecho: De acuerdo con Dean DeLeo, los pasos para una reconciliación entre la banda alrededor de 2007 se dieron con una simple llamada de la esposa para que tocaran en una fiesta privada en la playa.

Scott vino, vió y conquisto. Como un general pasando lista (no obstante un general que gusta bailar y moverse como si tuviera ardillas en los pantalones, combinado con la versión del Sr. Burns del “les traigo amor”), inspeccionaba a sus fieles tropas, aquellos que soportaron un insuperable primer concierto en el Foro Sol y a un decepcionante segundo en el Palacio. Ahora, él y el resto de la banda no se anduvieron con rodeos, empezaron duro, continuaron duro y terminaron más duro. Pero no solo fue así, fue duro, pero además pesado y lento. Se tomaron su tiempo tocando las canciones, algunas eran presentadas con pequeñas intros improvisados para luego soltarlas como bombas, y una vez que comenzaban caían con toda su pesadez, dinosaurios atrapados en el lodo, donde cada movimiento sucede en cámara lenta. Esto se noto especialmente en “Big Bang Baby”, “Down” y “Plush”, que se escuchó completamente gloriosa. Esa gloria de la primera época de la banda era la que se quería transmitir, ya que el concierto se enfocó principalmente en el Core y Purple, solamente dos canciones del disco más reciente sonaron en el recinto. Efectivamente, una noche bastante disfrutable que desempolvó una gran década del baúl de recuerdos.

Hecho: “Interstate Love Song” es una gran canción para oírse de día, en parajes desérticos, mientras que “Atlanta” es para las solitarias noches viendo las estrellas.