Archivo de la etiqueta: Brothers

The Black Keys empezarán a trabajar en su nuevo disco en enero


Patrick Carney y Dan Auerbach recientemente estrenaron ‘Turn Blue’ y ya están pensando en su noveno LP.


POR Staff Rolling Stone México  



Patrick Carney y Dan Auerbach recientemente estrenaron ‘Turn Blue’ y ya están pensando en su noveno LP.

The Black Keys empezarán a trabajar en su nuevo disco en enero

The Black Keys no han iniciado la gira norteamericana para apoyar el estreno de su nuevo álbum de estudio, Turn Blue, y ya están pensando en su noveno LP.

“Creo que si fuera por mí y por Dan”, dijo Patrick Carney en entrevista con Billboard, “no tenemos que considerar el hecho de que tenemos que completar el circuito de giras, así que probablemente estaremos en el estudio en enero”.

Cabe mencionar la idea del dúo de grabar su nuevo material no es arbitraria, ya que la actual gira de The Black Keys los tendrá trabajando hasta el 21 de diciembre, fecha en la que darán un concierto en Kansas. “Creo que para la fecha en la que el disco salió ya estábamos listos para grabar otro”, agregó Carney.

Recordemos que a The Black Keys les gusta trabajar rápido; sus primeros tres discos se lanzaron en una racha de tres años, con los siguientes tres discos llegando en intervalos de dos años. Brothers y El Camino salieron a la venta con un año de diferencia, mientras que Turn Blue arribó después de tres años sin lanzamientos por parte del dueto.

Empezamos la banda porque queríamos grabar discos”, dijo Carney. “No dimos nuestro primer concierto hasta que el primer álbum estuvo listo, así que siempre hemos querido grabar discos y es un proceso que nos ayuda a convertimos en mejores intérpretes”, agregó.

Aunque su primer disco aparentemente sigue en la mente de The Black Keys, Carney admitió que “no es que tenemos una idea clara de a dónde queremos ir o algo…no quiero ir a algún lugar que esté pre-planeado, siempre queremos ir a lugares diferentes”, concluyó.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO



The Black Keys lanzan nuevo EP: ‘Tour Rehearsal Tapes’


Hoy, 9 de octubre, The Black Keys lanzan Tour Rehearsal Tapes, un nuevo EP que grabaron durante diciembre de 2011.


POR Staff Rolling Stone México  



Hoy, 9 de octubre, The Black Keys lanzan Tour Rehearsal Tapes, un nuevo EP que grabaron durante diciembre de 2011.

The Black Keys lanzan nuevo EP: ‘Tour Rehearsal Tapes’

Hoy, 9 de octubre, The Black Keys lanzan Tour Rehearsal Tapes, un nuevo EP de 6 canciones que grabaron en vivo en un estudio durante diciembre de 2011. La razón es que estarán de gira bastante tiempo y no tienen tiempo para generar un nuevo material en lo que queda del año.

Tour Rehearsal Tapes incluye cuatro canciones de El Camino, y un par de canciones del álbum Brothers. El EP estará disponible exclusivamente en iTunes durante las primeras dos semanas.

Además de haber participado en Coachella y Lollapalooza, se presentarán este fin de semana en el Corona Capital junto con New Order, Franz Ferdinand, Suede, The Hives, Snow Patrol, Cat Power y muchos más.

Este es el tracklist de Tour Rehearsal Tapes:


1. “Dead and Gone”
2. “Gold on the Ceiling”
3. “Lonely Boy”
4. “Next Girl”
5. “Run Right Back”
6. “Tighten Up”


Coachella 2012. Día 1


El viernes 13 de abril inició una edición más de Coachella Valley Music and Arts Festival, con la participación de Pulp, James, Amon Tobin, Hello Seahorse! y The Black Keys, entre otros


POR Staff Rolling Stone México  



El viernes 13 de abril inició una edición más de Coachella Valley Music and Arts Festival, con la participación de Pulp, James, Amon Tobin, Hello Seahorse! y The Black Keys, entre otros

Coachella 2012. Día 1

Por Luis del Valle
Fotos Oscar Villanueva

El viernes 13 de abril arrancó una edición más del Coachella Valley Music and Arts Festival, uno de los eventos musicales más importantes a nivel mundial que, año con año, ofrece un interesante cartel.

La banda mexicana Hello Seahorse! fue una de las primeras en presentarse en el festival californiano, para ser más exactos en el escenario principal. A pesar de la hora de su presentación, el grupo tuvo una buena aceptación y logró convocar a un importante número de seguidores. Canciones como “Bestia”, “Un Año Quebrado” y su nuevo sencillo, “Para mi”, fueron las mejor recibidas.

De ahí pasamos a la carpa Sahara, cuyo techo se encuentra repleto de pantallas de LEDs que crean un ambiente perfecto para una fiesta de baile sin final. Ahí se presentó el DJ francés Breakbot, quien logró llenar la carpa contra todo pronóstico. ¿Su fórmula? Mashups de canciones con toques de funk y disco.

Conforme la tarde avanzaba, el cielo se comenzaba a nublar al mismo tiempo que fuertes vientos circulaban por los campos de polo, haciendo que cayeran las primeras gotas de lluvia. Todo eso sirvió como escenario para que la cantante EMA subiera a la carpa Gobi, la más chica del festival. Su disco Past Life Martyred Saints, lanzado el año pasado, se coló en varias listas de lo mejor del 2011 y en él, describe a California de una manera no muy amable mientras distorsionadas guitarras se entrelazan con su melancólica voz. Eso cobró vida el viernes por la tarde, cuando la cantante interpretó temas de su disco con un cielo gris de fondo y palmeras que parecía que serían arrancadas del piso por el viento.

La tarde empeoró, la lluvia aumentó y el viento también, lo cuál forzó compras de pánico. Todas las sudaderas del puesto de merchandise se agotaron en cuestión de minutos. Hubo varios que no alcanzaron a comprar algo y sufrieron el resto del día. Después de todo era un clima raro para el festival que es conocido por sus altas temperaturas y el fuerte Sol.

Cerca de las cuatro de la tarde James tomó el escenario principal de Coachella. A pesar de la trayectoria del grupo inglés, quedó más que claro que no tenían tantos seguidores dentro del festival, y los pocos que había recibieron un trato de estrellas, como el que su vocalista Tim Booth, se bajara a cantar entre el público. Sorprendido por la reacción de los fans, Booth, confesó que no sabían qué esperar de los asistentes, y se veía alegre de tan buena recepción. No faltaron éxitos como “Laid” y “Sit Down”, que junto con el peculiar baile del vocalista, lograron ganarse a los fanáticos de ocasión.

El legendario Jimmy Cliff, acompañado por su banda liderada por Tim Armstrong, vocalista de Rancid, eran el siguiente acto en el escenario principal. Un retraso de varios minutos y el peor clima del día, no pudieron derrotar la gran actitud de Cliff. A lo largo de una hora, el maestro del reggae interpretó clásicos de su discografía, así como covers a “Ruby Soho” de Rancid y “I Can See Clearly Now” de Johnny Cash. Dividió la audiencia en dos partes y los puso a concursar para ver cuál cantaba más fuerte. Esto era parte de la gran rutina de Cliff que lo coloca como uno de los mejores frontman del genero.

El escenario principal se preparaba para recibir a The Black Keys, el plato fuerte de la noche. Al principio algunas canciones de El Camino y Brothers no sonaron tan bien como en sus versiones de estudio, afortunadamente The Black Keys tienen un amplio catálogo y los temas más pesados de sus primeros discos fueron ejecutados a la perfección. Empezaron a llegar los éxitos y el público gritaba de emoción, era claro que había numerosos fanáticos de la banda, quienes no sólo coreaban las canciones, sino también los riffs como en “Howlin’ For You” y “Gold on the Ceiling”. De todos los temas de su último disco, “Little Black Submarines” fue el highlight absoluto, que empezó como una tranquila balada y terminó como un extendido jammeo entre los dos integrantes de la banda. Para “Everlasting Light”, el grupo utilizó una esfera disco gigante que encantó a la audiencia, mientras que el cierre llegó con una pesada versión de “I Got Mine”, que incluyó mucha improvisación y un gran final en el que un letrero de luz aparecía en el escenario mientras los dos concluían la canción.

En Coachella son expertos en reunir viejas agrupaciones, y Refused, fue una de las grandes sorpresas de este año. Tanto así que Dennis Lyxzén, vocalista de la banda, confesó que de no haber sido por Coachella, la reunión no se hubiera logrado. Durante toda la presentación el grupo no dejó de expresar su gratitud ante la audiencia, hablando de lo bueno que era estar de vuelta, y cómo le estaban dando un cierre a algo que habían dejado a medias. Aunque este fue uno de los primeros conciertos que dan desde su regreso, Refused sigue sonando tan bien como antes, con la misma desenfrenada y agresiva actitud de siempre.

La noche cerró con Amon Tobin, músico brasileño que presentó su producción ISAM. Contó con una pantalla gigante que utilizaba project mapping para crear imágenes insólitas y efectos inexplicables sobre la estructura, que se iban mezclando con su música. Una producción audiovisual como pocas, que sirvió como el cierre perfecto para el primer día de Coachella 2012.

Hasta ese momento no veía un gran número de gente, lo cual cambió cuando Arctic Monkeys subieron al escenario. Con un poco de Sol y menos nubes, el grupo de Sheffield deleitó a los presentes con casi una hora de puros éxitos. Los Arctic Monkeys interpretaron canción tras canción, sólo tomándose unos minutos entre cada tema para que Alex Turner pudiera presentar a los integrantes, decir algún comentario seductor que hacía que suspiraran las presentes, o dedicar alguna canción, tal como lo hizo en “Crying Lightning”, dedicada a Josh Homme. “I Bet That You Look Good on the Dancefloor”, “Fluorescent Adolescent” y la encargada de cerrar “R U Mine?” fueron las más coreadas de la noche.

El Sol se ocultaba mientras que cuatro letras de neón gigantes comenzaban a brillar sobre el escenario. Era hora de Pulp. Antes de que se dieran cuenta, el público del festival ya se encontraba interactuando con la banda a través de las pantallas que mostraban un dialogo que servía como introducción a la legendaria agrupación británica. Jarvis Cocker es un amo del escenario, y a lo largo de la noche fungió como cuenta cuentos, tocó la guitarra, bailó, simuló hacer tener sexo sobre el escenario, comió uvas del piso y aventó otras tantas a la audiencia. Todo con una razón de ser, como si fuera parte del guión de una extraña comedia. Éxitos como “Disco 2000”, “Mis-Shapes”, “This is Hardcore” y “Do You Remember the First Time?” sonaron a lo largo de la noche aunque desafortunadamente no tuvieron efecto alguno sobre la mayor parte de la audiencia, que claramente no conocía a la banda. Fue hasta el cierre con “Common People” que se observó a un gran número de personas bailando y saltando al ritmo de la música.

Acabando Pulp había dos opciones, una era ir a ver a The Rapture a una de las carpas, y la otra era ver a Mazzy Star en el otro escenario al aire libre. Las dos resultaron ser buenas elecciones. Por un lado The Rapture logró armar una increíble fiesta que le quedó grande a la gran carpa Mojave, y por el otro Mazzy Star sirvió como la pausa perfecta para una noche algo ajetreada. Varias parejas aprovecharon para bailar con la música de estos últimos, o simplemente para acostarse a ver las estrellas.


The Black Keys a la alza


The Black Keys. Cómo dos refugiados de la zona industrial de Estados Unidos se convirtieron en una máquina de grandes conciertos


POR Staff Rolling Stone México  



The Black Keys. Cómo dos refugiados de la zona industrial de Estados Unidos se convirtieron en una máquina de grandes conciertos

The Black Keys a la alza

Cómo dos refugiados de la zona industrial de Estados Unidos se convirtieron en una máquina de grandes conciertos

Por Brian Hiatt

The Black KeysNadie de los que se encuentran en este café orgánico de Hollywood parece haber vendido todos los boletos para el Madison Square Garden, y menos ese tipo barbudo con chamarra de mezclilla que se acerca a la mesa de la esquina. El aspecto de Dan Auerbach es asombroso: nariz puntiaguda, ojos azul claro y cabello rojo caído. Pero su vestimenta de mezclilla dice tanto “empleado de estacionamiento” como “rock star” (“No le tengo miedo al smoking canadiense”, dice, aunque al menos la chamarra azul no combina con sus jeans negros) y se mueve con una falta de rimbombancia casi intencional.

Ya sentado con su café, empieza a procesar algunas noticias que recibió por e-mail hace un par de minutos. “¿Ves cómo se me sale el cerebro por los oídos?”, pregunta Auerbach, de 32 años, el cantante y guitarrista de The Black Keys, así como el bajista, al menos en el estudio. “¡Dios mío! ¿Qué mierda está pasando?”. La efusividad no es su estilo, pero Auerbach tiene sus motivos. Después de siete discos y una década de arduas giras, su dueto de Akron, Ohio, ha completado un viaje improbable desde grabaciones en sótanos hasta presentaciones en arenas y estadios: esta mañana, The Black Keys llenaron el local más grande de Nueva York en menos de 15 minutos.

Pero aquí nadie le pone atención al líder de esta banda. “Esa es la cosa conmigo”, dice Auerbach, sacándose cabello de la frente, mientras miraba a los demás comensales inconcientes. “Quizá si trajera puesto un traje de terciopelo y un sombrero de copa y bastón; algún tipo de look, ¿sabes a qué me refiero? Todos los que llegan a ese tipo de nivel siempre trae un look. ¿Alcanza con lentes y barba? No creo… no debería pasar con bandas como nosotros. En serio que no. Es una locura”.

The Black KeysSí, es algo así. Los Keys –Auerbach y el baterista de lentes, Patrick Carney, de 31 años– lanzaron su primer disco, The Big Come Up, en 2002: eran un par de creadores de riffs de baja fidelidad que tomaban mucho del blues excéntrico de Misisipi del héroe de Auerbach, Junior Kimbrough –sin dejar de agregar toques de incongruencia como ritmos de hip hop y un cover hecho sin esfuerzo de “She Said, She Said” de The Beatles–. En ese momento, insisten los dos Keys, no sabían de otro dúo del cinturón industrial que tocaran algo tipo blues y que recibiera mucha atención ese año. Pero eso no detuvo a la gente de tachar a The Keys de imitación de The White Stripes, y hasta Jack White tiene algo que decir: “Yo me parezco mucho más a Jay-Z que a The Black Keys”, me dijo en 2010 y, aunque Auerbach no habla sobre el incidente, White supuestamente le prohibió entrar a su estudio en Nashville hace poco. (Responde White: “Lo que hayas oído sobre mí es 100% correcto”).

A medida que avanzaba la década, las modas iban y venían –rock de bandas amateur, rock bailable, emo– mientras los Keys se quedaban en su mundo hermético, con su sonido, que evolucionaba de a poco. “En los primeros discos yo ni pensaba en componer, sino en la música y el ritmo”, dice Auerbach. “Sólo se trataba de pendejear –tomar viejos riffs de blues, improvisar letras en el momento y convertir todo en una canción–. Luego empezamos a buscar entre los discos que más nos gustaban y pensábamos por qué nos gustaban tanto, además de lo sónico”. Auerbach confrontó su gruñido infernal cargado de testosterona, con un sensual falsete y un canto suave y elástico; influencias desde el soul de Memphis hasta T. Rex y rockabilly salieron al frente; sus ganchos se volvieron más fuertes, sobre todo después de haber reclutado a Brian “Danger Mouse” Burton como un socio ocasional en 2008, y empezaron a grabar en estudios en lugar de sótanos.

Pusieron todo lo que sabían al disco de 2010, Brothers y desenterraron canciones pop ya terminadas, tan clásicas que dan miedo y que capturaban la vibra polvorienta de las producciones RZA de sampleo de soul que tanto amaban. Con el rock en una de sus mayores bajas comerciales, se volvieron una de las muy pocas bandas de guitarra jóvenes en llegar a las masas. Y a diferencia de, por ejemplo, Kings of Leon, parecen estarlo logrando con dos álbumes exitosos seguidos: Brothers ganó tres premios Grammy y vendió casi un millón de copias; su nuevo disco, El Camino, más pulcro e implacable, acaba de debutar en segundo lugar –el primer lugar ocupado por un disco navideño de Michael Bublé que Carney sugiere como buena opción para musicalizar un suicidio–.

The Black KeysSu nueva ubicuidad ha tenido consecuencias predecibles. Sus discos se han agotado en tiendas de música indie, y algunos fans de antaño empiezan a sentirse alienados: “mis playeras de The Black Keys ya se han vuelto camisetas interiores”, escribió alguien en un sitio, y que suena a algo que diría el hombre de las historietas de Los Simpson.

Patrick Carney está bastante seguro de saber lo que le duele a su género musical hoy en día. “El rock & roll está muriendo porque la gente se conforma con que Nickelback sea la banda más grande del mundo”, dice, echando humo de cigarro por la ventana del loft que rentó en East Village unos días antes de que el dueto regresara a L.A. “Entonces quedaron tranquilos con la idea de que la mejor banda de rock del mundo siempre va a ser una mierda –por lo tanto, nunca deberías tratar de ser la mejor banda de rock del mundo–. ¡A la chingada con eso! El rock & roll es la música que siento con mayor pasión, y no me gusta verla arruinada ni que nos la metan a cucharadas en la boca, diluida con esta mierda horrenda post-grunge. Cuando la gente nos empieza a meter en esas categorías de mierda, dan ganas de decirles, ‘chinga a tu madre’, en serio”.

Rolling Stone México


P&R: The Black Keys


Dan Auerbach, de The Black Keys, platica acerca su excelente nuevo LP, ‘El Camino’, rockear en estadios, entre otras cosas


POR Staff Rolling Stone México  



Dan Auerbach, de The Black Keys, platica acerca su excelente nuevo LP, 'El Camino', rockear en estadios, entre otras cosas

P&R: The Black Keys

El líder de The Black Keys habla acerca de su excelente nuevo LP, rockear en estadios y la inolvidable visita a la iglesia de Al Green

Por Austin Scaggs

El nuevo álbum de The Black Keys se titula El Camino –pero el auto en la portada es un desgastado Dodge Gran Caravan–. “No es exactamente la misma, pero es similiar a la camioneta con la que nos fuimos de gira por dos años cuando empezamos la banda”, dice el cantante y guitarrista Dan Auerbach. “Todo el staff cabía en los asientos de atrás, y quitamos los de en medio para que pudiéramos dormir en el piso”. Durante esos años al comienzo de 2000, en la gira, cuando el aire acondicionado se descompuso un verano en el Oeste de Texas y Auerbach se despertó con la nariz sangrando, o cuando el baterista Patrick Carney accidentalmente derramó una botella con orina, The Keys nunca se imaginó cuán grande su dúo de blues-rock se volvería. Pero, tras su exitoso disco del año pasado, Brothers, The Keys –que grabaron El Camino junto con el productor Danger Mouse en Nashville, a donde recientemente se mudaron desde su ciudad natal de Akron, Ohio– está listo para encabezar festivales y presentarse en estadios en 2012. Auerbach se reporta desde Amsterdam.

El tipo que baila en el video de su nuevo sencillo “Lonely Boy”, es genial. ¿Quién es?
¡Derrick Tuggle! Había otro video más complicado –que protagonizábamos Pat y yo– pero decidimos desecharlo y usamos el baile de D-Tug. Estábamos detrás de la cámara cuando hizo ese baile único. ¡Estuvo increíble!

¿Cómo escriben las canciones Patrick y tú?
Cada una empezó en el estudio. Para Brothers, tenía todas las letras y la mayoría de los acordes antes de que empezáramos a grabar. Pero con El Camino, cada día comenzábamos desde cero. “Lonely Boy” empezó con ese riff inicial, Pat sacó un beat y la construimos desde ahí. Dije: “lonely boy”, y fue como: “¡Carajo! ¡Eso es bueno!”.

¿Todo el álbum es tan bueno como “Lonely Boy”?
Sí. Ese ni siquiera era el sencillo más obvio. El disco es realmente fuerte, melódicamente hablando, y es corto y al punto. Como Tom Petty & The Heartbreakers dijeron: “Don’t bore us, get to the chorus”. Ese fue el modelo que usamos.

¿Recuerdas la primera vez que conociste a Patrick?
Nos conocemos desde que tengo memoria. Nuestros hermanos eran amigos. Nos dijeron que nos juntáramos cuando yo tenía 17 años y Pat 16. Nunca hubiéramos salido, pero llegué a su casa con una guitarra y un amplificador, fuimos a su sótano y empezamos a tocar. Nos llevamos bien de inmediato.

¿Ha habido algún momento en el que te diste cuenta de que The Keys finalmente lo lograron?
No; aún no estamos en la portada de Rolling Stone [risas]. Pero algunos de los shows en estadios de Canadá este verano se sintieron como si estuviéramos en el Madison Square Garden. Fue algo loco ver todo y pensar: “Estamos a punto de llenar este enorme lugar”.

¿En qué más están trabajando en su nuevo estudio en Nashville?
Acabamos de terminar los discos de The Growlers y una chica de Memphis llamada Valerie June. Y recién terminamos el álbum que estoy produciendo para Dr. John, que estará increíble.

BANNER CONTENIDO 2 DIC


The Black Keys han completado su nuevo disco


Dan Auerbach, guitarrista de The Black Keys, confirmó que han completado su nuevo disco junto al productor Danger Mouse


POR Staff Rolling Stone México  



Dan Auerbach, guitarrista de The Black Keys, confirmó que han completado su nuevo disco junto al productor Danger Mouse

The Black Keys han completado su nuevo disco

Desde que lanzaron el disco, Brothers hace un año, The Black Keys han estado de girar sin parar, y a pesar de eso, este dueto conformado por Dan Auerbach y Patrick Carney, encontraron el tiempo para escribir y grabar un nuevo disco.

Este nuevo material fue producido por Danger Mouse y saldrá a la venta a finales de año. Recientemente Auerbach describió en una entrevista las nuevas canciones como “las más rápidas que hemos tocado”. “No suena en nada a Brothers, es más rápido”, dijo. Habló también de otros temas nuevos como “Lonely Boy”, del cual dijo es bastante crudo, o “Little Black Submarine”, que empieza con una guitarra acústica y termina sonando a Black Sabbath.

Detalles del disco como el título, tracklist o la fecha exacta del lanzamiento aún no se han revelado. Mientras tanto el grupo continua con su gira, en la cual han estrenado algunos de estos nuevos temas.


The Black Keys finalizan su nuevo disco


Dan Auerbach, de The Black Keys, confirmó en una entrevista que el grupo ha finalizado su séptimo disco de estudio


POR Staff Rolling Stone México  



Dan Auerbach, de The Black Keys, confirmó en una entrevista que el grupo ha finalizado su séptimo disco de estudio

The Black Keys finalizan su nuevo disco

Hace un poco más de un año, The Black Keys editaron el disco, Brothers, y desde entonces han estado de gira casi sin parar; sin embargo, Dan Auerbach, guitarrista de este dúo declaró en una entrevista que su séptimo álbum está finalizado.

Al respecto Auerbach dijo: “Realmente no suena como Brothers. La gente podrá esperar más guitarras y rock ‘n roll”. También comentó que éste es hasta ahora el disco más rápido del grupo, teniendo como principales influencias a The Cramps, The Clash y The Rolling Stones.

De acuerdo a sus declaraciones se espera que el disco salga a finales de este año, aunque hasta ahora no hay ninguna fecha confirmada.


“Too Afraid To Love You” nuevo vídeo The Black Keys


The Black Keys estrenaron el vídeo de “Too Afraid To Love You”, nuevo sencillo de su exitoso disco Brothers, el cual se colara a nuestra lista de Los Mejores Discos de 2010.


POR Staff Rolling Stone México  



The Black Keys estrenaron el vídeo de "Too Afraid To Love You", nuevo sencillo de su exitoso disco Brothers, el cual se colara a nuestra lista de Los Mejores Discos de 2010.

“Too Afraid To Love You” nuevo vídeo The Black Keys

The Black Keys estrenaron el vídeo de “Too Afraid To Love You”, nuevo sencillo de su exitoso disco Brothers, el cual se coló a nuestra lista de Los Mejores Discos de 2010.

En este sencillo video en blanco y negro Dan Auerbach y Patrick Carney aparecen frente a los instrumentos ejecutando el tema.


Black Keys lanzarán un box set del disco ‘Brothers’


Como parte del Record Store Day, los Black Keys preparan el lanzamiento de un box set edición limitada de su exitoso disco ‘Brothers’…


POR Staff Rolling Stone México  



Como parte del Record Store Day, los Black Keys preparan el lanzamiento de un box set edición limitada de su exitoso disco 'Brothers'...

Black Keys lanzarán un box set del disco ‘Brothers’

Como parte del Record Store Day, los Black Keys preparan el lanzamiento de un box set edición limitada de su exitoso disco Brothers.

Este material que saldrá a la venta el 26 de noviembre será limitado en una edición que incluye el álbum en CD, un vinyl de 10″ con temas inéditos en vivo y un poster.

black-keys-brothers-338-300

Como Bonus incluye seis temas:
Lado A
“Everlasting Light”
“Next Girl”
“Tighten Up”

Lado B
“Howlin’ for You”
“She’s Long Gone”
“Too Afraid to Love You”