Archivo de la etiqueta: Chipping Norton Recording Studio

10 datos curiosos sobre ‘Pablo Honey’, el álbum debut de Radiohead


El primer disco del quinteto inglés carece de la innovación que ahora los caracteriza, pero muestra sus influencias y su comienzo hacia la excelencia.


POR Jordan Runtagh  



10 datos curiosos sobre ‘Pablo Honey’, el álbum debut de Radiohead

El primer gran paso en la larga carrera de Radiohead fue Pablo Honey, su LP debut lanzado el 22 de febrero de 1993. Aunque este álbum carece de la audacia musical que caracteriza a la banda, muestra abiertamente sus influencias con una refrescante ausencia de autoconciencia. Destellos de U2, The Cure, The Smiths e incluso The Who, brillan a través de Thom Yorke y su equipo, quienes luchan por dar a conocer su dureza e influencias británicas con sonidos grunge. Probablemente la característica que distingue a Pablo Honey es lo diferente que suena, como si la banda intentara hacer canciones en lugar de una declaración importante (como ya nos tiene acostumbrados).

Aunque criticaron la idea del rockstar como persona con “Anyone Can Play Guitar”, Pablo Honey suena como el trabajo de un grupo de chicos que aspiran ser estrellas de rock. Su deseo se concedió con “Creep”, el éxito que, para bien o para mal, eclipsa al resto del álbum. La canción sería su pase libre a MTV y también la cruz que cargarían. La banda casi fracasó tratando de escapar del éxito gigantesco de la canción, pero al hacerlo redefinieron sus metas creativas. “El segundo álbum va a ser mucho mejor que el primero”, dijo Thom Yorke a Melody Maker poco tiempo después del lanzamiento del álbum. El primero tenía demasiados defectos y con suerte el nuevo tendrá más sentido. Me gusta el primer álbum, pero fuimos muy ingenuos. Realmente no sabíamos cómo usar el estudio”. Ellos aprenderían rápido, lo cual se reflejó en The Bends de 1995, y así comenzar una carrera creativa que tiene pocos rivales en el rock moderno.

Hoy que Pablo Honey cumple 25 años, presentamos 10 datos que quizás no conoces sobre el álbum debut de Radiohead.

1. El título proviene de un sketch de comedia de Jerky Boys.

A principios de los años noventa, la banda alternativa Chapterhouse le pasó a Radiohead una grabación de bromas telefónicas que habían estado haciendo en el circuito de comedia clandestino de Nueva York. Esta bromas eran producto de Johnny Brennan y Kamal Ahmed, dos amigos de la infancia de que se hacían llamar Jerky Boys. Juntos aterrorizaron el área de Gotham por teléfono, suplicando a afinadores de pianos que les ayudaran a “sacar al maldito perro del piano” y pidiéndole a extraños “follar a mi esposa por el culo”. “Algunos estaban realmente enfermos”, dijo Yorke en una entrevista de 1993. “No podría lidiar con algo así. El hecho de llamar y pelear con gente por teléfono es muy de los noventa. Es como el último sacrilegio: aparecer en la vida de alguien y que ellos no puedan hacer nada al respecto”.

Un sketch que la banda encontró especialmente chistoso, fue en el cual uno de los Jerkys se hizo pasar por la madre de la confundida víctima, abriendo con un débil gemido: “Pablo, cariño, por favor ven a Florida”. La banda decidió usar esa línea en el momento de escribir el título de su álbum debut. “Pablo Honey fue apropiado para nosotros, ya que somos niños de mami”, bromeó Yorke.

2. “Stop Whispering” es una de las canciones más antiguas de Radiohead.

Ed O’Brien una vez se refirió a Pablo Honey (en un tono de burla) como “una colección de nuestros grandes éxitos como banda independiente”. De hecho, varias canciones en el álbum marcan el trabajo anterior de Radiohead, “On a Friday” (canción compuesta durante su etapa estudiantil en su natal Oxfordshire) fue llamada así por el día en el que se reunían para grabar cada semana. Después se tomaron un descanso mientras asistían a la universidad, pero een la primavera de 1991 se reunieron y grabaron tres canciones, entre las que se encontraba “Stop Whispering”, escrita como un tributo a Pixies (aunque después confesaron que perdieron la dirección y sonaba más a U2). O’Brien describió que la canción trata “sobre las personas que no defienden sus derechos: dejen de susurrar y comienzan a gritar”. “Les gustó lo suficiente como para agregarlo en Pablo Honey, pero lo volvieron a grabar cuando llegó el momento de lanzar la canción como sencillo en Estados Unidos”.

3. Las agresivas notas en la guitarra de Jonny Greenwood en “Creep” tenían la intención de arruinar la canción.

Las amenazantes notas de guitarra que vienen justo antes del coro de “Creep” son posiblemente el gancho más memorable de la canción. También surgieron espontáneamente. Cuando la banda se encontraba ensayando la canción en hipping Norton Recording Studios, no lejos de su Oxford natal, no tenían idea de que la cinta estaba rodando y Jonny Greenwood sólo estaba jugando. “La razón por la que nos encontrábamos en el estudio fue por que íbamos a grabar dos nuevas canciones”, dijo en una entrevista de 1993. “Cuando se grabó ni siquiera sabíamos que estaba siendo grabado, estábamos calentando para otra pista. La razón por la que suena tan poderoso es porque es completamente inconsciente”, dijo el baterista Phil Selway.

4. Le pidieron a Thom Yorke que reescribiera el primer verso de “Creep” mientras grababa una versión de radio censurada.

Una vez que “Creep” se convirtió en un éxito, EMI le pidió a la banda grabar una versión censurada. La banda al principio pensó que era una mala idea, pero luego de analizarlo, no creyeron que fuera a ser tan malo. Ahora que Yorke iba a tener que regresar al estudio, el coproductor Paul Q. Kolderie decidió revelarse y admitir que algunas de las letras no eran lo suficientemente buenas.

“La primera vez que hicimos “Creep”, el primer verso era diferente. No recuerdo exactamente cómo iba, pero la letra no era nada buena, era como chistosa pero estúpida”, dijo Kolderie. “Cuando regresamos al estudio, le mencioné a Thom que otro verso podría funcionar mejor y me contestó: ‘Ya está escrito. No puedo hacer nada’ y yo dije que sí podía hacerlo, que podía hacerlo mejor que eso. Yorke asintió y regresó a los 10 minutos con un verso completamente nuevo y mejorado. Desde entonces, trato de hacer lo mismo con otros artistas y tengo que admitir, es muy raro que alguien pueda mejorar”.

5. “Anyone Can Play Guitar” critica la idea del músico como figura.

“Cualquiera puede tocar una guitarra, pero la parte difícil es escribir las canciones. Preferiría idolatrar a alguien como Elvis Costello que a Steve Vai“. La canción desmiente el mito de la digural del rock & roll, señalando a Jim Morrison, cuya popularidad renació con la película biográfica de The Doors hecha por Oliver Stone en 1991. “Es simplemente una serie de pensamientos sobre subir al escenario, lucirte y crear una carrera con eso”, dijo Yorke en una entrevista con Melody Maker en 1993. “Tal vez si dejo crecer mi cabello podría convertirme en un Jim Morrison“.

Mientras grababan la canción, el propósito de la banda era probar que el título de la canción era bastante literal. “Nos reunimos todos en el estudio y le dimos a cada uno una guitarra, a cada quien le fue asignada una canción, la que ellos quisieran. La idea era experimentar el título del sencillo y lo hicieron”. Para un efecto adicional, Greenwood tomó un pincel para pintar y tocó las cuerdas de su guitarra. Favorecer la innovación sobre la destrucción que llama más la atención se convertiría en un sello distintivo de su interpretación a lo largo de la carrera de la banda. “No conozco ni una escala de guitarra… o bueno, sí conozco una y es todo… sólo muevo un poco el cuello hacia arriba y abajo dependiendo de las notas que quiero lograr. Pero puedes lograr eso sólo con acordes. En lugar de poder tocar dos mil notas por minuto, puedo tocar un acorde de E en cualquier lugar del cuello y eso es más interesante, creo”.

6. “Thinking About You” es la canción favorita de la mamá de Colin y Jonny Greenwood… aunque trate sobre masturbarse.

Los hermanos Greenwood siempre bromeaban con su madre acerca de su vida como rockeros: “Jonathan se reía con ella mientras le platicaba sobre la cantidad de drogas que consumía”, dijo Colin en una entrevista de 1995. “Ella sólo se sentaba y le contestaba ‘¿En serio? Qué agradable, cariño’. Fue chistoso cuando por primera vez nos firmaron, ella no quería decirle a mi abuelo porque pensó que lo terminaría matando”. A pesar de mantener su pensamiento anticuado, se sentía orgullosa de sus chicos. “Su canción favorita en el primer LP fue “Thinking About You”, que tiene la frase ‘Estoy jugando conmigo mismo’. Ella no tenía idea de que se trataba sobre masturbarse”.

La canción nació de las inseguridades de Yorke acerca del romance durante su juventud: “Siento una gran culpa por cualquier sentimiento sexual que tengo, así que termino pasando toda mi vida sintiendo pena por imaginarme a alguien”, dijo Thom en una entrevista con Rolling Stone en 1995. “Incluso en la escuela las chicas eran tan maravillosas que me asustaban. Me masturbaba mucho y así era como lo manejaba”.

7. La banda fue demandada ya que “Creep” sonaba muy parecido al hit de 1974, “Breathe”.

La banda inicialmente se refería a “Creep” como “la canción de Scott Walker” cuando se la mostraban a Kolderie durante una de las sesiones de ensayo para Pablo Honey. Al haber malinterpretado el comentario, los productores realmente pensaron que la canción había sido escrita por él: “Salimos del estudio y discutimos lo triste que era que su canción fuera realmente un cover”.

Aunque no era una canción original de Walker, una parte de la canción sonaba muy parecida al tono de “Breathe” de The Hollies. “Lo que realmente pasó fue que escribimos “Creep” con base de un mismo tono, el mismo acorde que la canción de The Hollies, luego empezamos a cantar y fue cuando Thom lo copió. Fue chistoso para nosotros, en parte, como alimentar algo hasta hacer un cambio. Aunque los publicistas de la canción original no les pareció nada chistoso y denunciaron, el único resultado fue que la banda agregó los créditos de escritura suficientes y así cerraron el caso.

8. BBC Radio prohibió transmitir “Creep” por ser “demasiado depresiva”.

A pesar de su futuro estatus como una de las bandas favoritas de la música contemporánea, los primeros esfuerzos de la banda fallaron y causaron muchas críticas. NME describió la canción como “muy lamentable” y acompañó su crítica con una foto de Yorke titulada: “feo feo feo”. En Los Angeles Times fueron (un poco) más caritativos en una reseña que publicaron: “El álbum realmente no transmite nada que no hayan escuchado antes, se parece mucho a las melodías de The Smiths pero al mismo tiempo tratan de sonar deprimentes como The Cure“.

BBC Radio prohibió transmitir la canción por sonar demasiado depresiva, pero una vez que el sencillo se convirtió en un hit, la cadena cambió de parecer.

9. Beavis and Butt-Head jugaron un rol importante en el éxito de “Creep”.

Además de la continua rotación de los videos de la banda en MTV, Radiohead hizo una aparición especial en el programa de Beavis and Butt-Head.En este episodio, el dúo se sienta a ver el video de “Creep”. Al principio Butt-Head no se nota para nada sorprendido pero Beavis lo conforta: “No te preocupes Butt-Head, se pone mejor”, insiste. Al llegar al coro los amigos logran sentir los poderosos acordes de la canción. Ese capítulo fue realmente importante para la carrera de Thom Yorke (fan del programa), incluso Capitol Records los llamó para hacer una nueva campaña con ellos.

10. The Bends, el segundo álbum de la banda, incluye referencias de “Creep”.

Radiohead rápidamente empezó a sentir resentimiento por la canción que los catapultó a la fama. “Creep” poco a poco se empezó a volver un peso para el grupo: “Hubo un punto en el que empezamos a creer que estabamos viviendo en los mismos cuatro minutos y medio una y otra vez”, dijo Ed O’Brien en una entrevista. “Era casi como querer escapar de la canción, querer avanzar y no poder… teníamos que seguir adelante”, agregó Yorke. “Estábamos forzados a salir de tour y apoyar la canción lo máximo que pudieramos pero estábamos asqueados de lo mismo. Estuvimos a punto de separarnos, pero sirvió de lección. Nos dimos cuenta de cómo funciona la cultura de la música moderna, haces un pequeño hit y dejas que lo repitan hasta desgastarla y eso es lo único que la gente pide. Pero eso no era lo que queríamos nosotros”.

Durante meses la banda se sentía física y emocionalmente exhausta. Trabajaron en el estudio, intentando determinar qué camino tomar y aunque había una delgada linea entre separarse o no, la banda eventualmente volvió a ser creativa de nuevo. Aquí fue cuando crearon The Bends, su segundo material discográfico.